Publicidad
Vie Oct 20 2017
22ºC
Actualizado 06:34 pm
Sábado 08 de Octubre de 2011 - 11:17 AM

Empresarios, los mayores consumidores de arte

De acuerdo con estimaciones que se tienen en el Ministerio de Cultura el mercado del arte se encuentra concentrado en un 95% en Bogotá. El porcentaje restante se reparte en las principales ciudades del país con al menos una galería reconocida.
Archivo, VANGUARDIA LIBERAL
Empresarios, los mayores consumidores de arte
(Foto: Archivo, VANGUARDIA LIBERAL)

"Menos del 5% de los colombianos es comprador de arte en el país" así lo afirmó Jaime Cerón, asesor de Artes Visuales del Ministerio de Cultura. Sin embargo, aunque parece una cifra muy pequeña, es un mercado que está en crecimiento y que ahora tiene nuevos consumidores " jóvenes exitosos laboralmente y que han generado sensibilidades artísticas durante su vida".

Desde el punto de vista de Cerón, el consumidor de arte no se puede definir en una tendencia. Hay quienes compran una obra de arte al año, otros una durante toda su vida. Hay algunos que lo hacen para decorar su casa o están aquellos que, simplemente, se dedican a coleccionar arte porque lo disfrutan y poseen una afinidad especial por las obras.

Alejandro Castaño, arquitecto, coleccionista desde que era un niño, cree que cada vez el arte colombiano tiene más posibilidades de crecer. "Antes se miraba a los artistas desde un punto de vista local, pero diferentes escenarios se han abierto para que visitantes de otros países valoren y consuman este arte que se produce".

Adicional a ello, afirmó Cerón, hay espacios diferentes a galerías donde se exhibe el arte: museos, espacios de colectivos y lugares independientes, como hoteles y restaurantes. Según el analista, en estos espacios "su primera opción no es la comercialización, sino el reconocimiento".

Hay algunos obstáculos para que el arte en Colombia tenga difusión. Por un lado, comenta el Cerón, para algunos artistas no es grato trabajar con galerías, puesto que "no valoran el trabajo que éstas desempeñan a nivel internacional o local, en la comercialización, y creen que el porcentaje que éstas cobran por la venta es muy alto".

Sin embargo, Mauricio Gómez Jaramillo, director de 12:00 Galería, afirmó afirma que ello no debe ser un problema, "los artistas deben estar creando, produciendo, innovando, no comercializando arte, esa es la función de los galeristas (...) además, todos los artistas deben tener un espacio que los apoye para darse a conocer mejor".

Por otro lado, puede suceder que los galeristas tienen un estilo definido que les interesa, y los artistas no encajan en él, dijo Cerón. "Nosotros, por ejemplo, estamos interesados en artistas con proyección internacional en el mundo asiático", afirmó Elvira Moreno, cofundadora de LGM Arte Internacional, y quien lleva 4 años explorando el Asia como un destino propicio para comercializar el arte.

Según Moreno, en Asia les interesa artistas figurativos, con recorrido artístico y trabajos de calidad, "pero es importante mencionar que cada año, damos a conocer 3 artistas nuevos". Por otra parte, espacios como 12:00 Galería, se interesan por apoyar jóvenes recién graduados para dar a conocer sus obras. 12:00 Galería está ubicado en uno de esos nuevos espacios: el 104 Art Suites.

Adicional a este lugar, nació hace 3 meses la Fundación Teatro Odeón, ubicado en las instalaciones del antiguo Teatro Popular de Bogotá (TPB). Aquí se le apuesta a otras intensiones artísticas como las obras de gran formato, que generan un arte contemporáneo con diferentes técnicas, inclusive, la interconexión en redes sociales. "Es un espacio que se enfoca en las nuevas generaciones, en artistas emergentes que desean exhibir sus obras", afirmó María Fernanda Currea.

Ahora, un punto interesante es cómo los artistas no resultan ser `profetas en su propia tierra`, sino que, en la actualidad, escalan primero en el escenario internacional y luego son invitados a exponer en galerías nacionales.

estilos y gustosDe acuerdo con Castaño hoy el estilo es muy variado "ya no es tan claro que un artista se dedica a una técnica, ya se venden combinaciones que resultan muy atractivas para el comprador". Lo que sí está claro, reseña Cerón, es que el arte contemporáneo se ha tomado el gusto de los consumidores, " el grueso de los coleccionistas prefieren obras con concepto abstracto".

En lo que respecta a los gustos, Castaño afirma que existen tantos y tan variados, como coleccionistas hay.

No obstante, se pueden reseñar tendencias, de acuerdo a las afinidades del colector "ello es lo bonito de cada colección (...) es muy diferente cuando se sale a comprar con un presupuesto muy amplio una cantidad de piezas, tal vez, no se generan las reflexiones que se dan, cuando hay tiempo entre la consecución de una obra y otra".

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad