Publicidad
Dom Sep 24 2017
20ºC
Actualizado 08:50 pm
Lunes 24 de Octubre de 2011 - 12:01 AM

Superintendente de Notariado y Registro aseguró que está cerca de mafias que roban tierras

El Superintendente de Notariado y Registro, Jorge Enrique Vélez, despierta otra vez el odio de las ‘manos negras’ de diferentes pelambres que campean en el país y pisa callos peligrosos con las tremendas denuncias que viene formulando por el monumental y descarado robo de tierras en Colombia. Pero dice que no tiene miedo y explica por qué.
Jorge Enrique Vélez

Además aseguró que la recuperación de los baldíos del Estado será exitosa. "No tengo miedo a que me maten", asegura el funcionario.


Preguntas y respuestas


-Está ahora en Cambio Radical, ¿sigue siendo conservador?


J.E.: "Mis ideas siguen siendo conservadoras, por la familia y la moral. El tema de la autoridad es fundamental para mí".


-¿Antiabortista?


J.E.: "Sí".


-¿Anti gay?


J.E.: "No, ese es un tema del fuero íntimo de las personas".


-¿Y qué pasaría en el nada descartable caso de que Santos lograra la reunificación del liberalismo?


J.E.: "Yo no puedo hablar de política".


-¿Qué opina de la Ley de Regalías, que reparte la mermelada en toda la tostada, como dice MinEcheverri?


J.E.: "La riqueza del subsuelo es de todos los colombianos, no sólo de unas pocas regiones."


-Como Superintendente de Notariado y Registro usted ha hecho denuncias aterradoras sobre el robo de tierras. ¿Cómo es su tarea?


J.E.: "Como íbamos a tener una Ley de Tierras, lo primero era saber de quién son y cuál es la historia de la tierra en nuestro país. Con un grupo de personas que saben y conocen mucho del tema nos hemos ido preparando para esa tarea, que es muy grande. Con el doctor Germán Vargas nos sentamos a planificar el tema. Damos los elementos para que el Ministerio de Agricultura pueda recuperar los baldíos que se robaron, para que los jueces agrarios tengan elementos de juicio y emprendan el estudio jurídico de los títulos para decir qué se debe devolver a los campesinos. Por ejemplo, lo primero que detectamos en el Meta cuando la Policía dio de baja a ‘Cuchillo’, fue un gran baldío de 30.000 hectáreas robado al Estado. Después investigamos en los Montes de María. Hicimos el diagnóstico completo y se lo entregamos al Ministro de Agricultura".


-¿Qué encontraron?


Un despojo de 70 y pico mil hectáreas con problemas de escrituración, falsificación de documentos y todo tipo de situaciones anómalas. En Urabá encontramos los líos del Fondo Ganadero de Córdoba, que denunciamos, y estamos revisando todos los títulos del país.


-¿Qué tan grande es el robo encontrado hasta ahora?


J.E.: "Detectamos cosas muy graves. Los baldíos del Estado desaparecieron. Los estamos recuperando con respaldo del señor Presidente, y de los ministros Vargas Lleras y Restrepo Salazar. Hemos hecho un trabajo muy bueno con el Procurador, con la Contralora, con la Fiscal, con el Incoder".


-¿A cuántas hectáreas asciende el despojo?


J.E.: "Hasta hoy, llevamos revisado sólo el 30% de Urabá, Montes de María, Carmen de Bolívar, Meta, San Martín y algunas otras adicionales, y ya vamos en 600 mil hectáreas con problemas, o sea que las cifras del profesor Garay, de 6 millones de hectáreas, de pronto se quedaron cortas. Obviamente hay una labor del gobierno anterior, que restringió los movimientos de tierras en unos 6 millones de hectáreas".


-Hay un informe de la ONU duro sobre la responsabilidad de los ganaderos en el tema de las AUC y la violencia que desataron. ¿Qué pasó allí?


J.E: "Cuando estaba en la Comisión Quinta del Senado siempre dije que en este país tiene más derecho una vaca que un ser humano".


-¿El TLC acabará con el agro?


J.E.: "Bienvenido el TLC porque nos vamos a tener que volver competitivos. Creo que eso también nos sacude a todos".


-¿A usted por qué lo están investigando?


J.E.: "Cuando hice un debate muy duro sobre el tema de las ‘maquinitas’ en Colombia, en el Congreso me dijeron, te van a matar. Denuncié que en manos de la Oficina de Envigado estaba todo el tema de la mayoría de casinos y que eso se había convertido en un lavado de activos. Había un proyecto de ley que daba cinco años para cambiar las maquinitas actuales en todos los casinos. Yo dije, no, mejor entreguémosle la plata de una vez al narcotráfico para que, vía lavado de activos, sigan haciendo lo que les da la gana. Termina el debate, me llaman y me dicen: doctor Vélez a usted lo vamos a joder. Yo grabé y mandé eso a la Corte. Después aparece alias ‘El Tuso’ diciendo que me había dado plata para mi campaña a la Alcaldía. Luego dijo que no a mí, sino a otro que había ido en mi nombre. Había supuestamente un tercero que fue a pedir plata a nombre mío. No puedo decir quién, porque es reserva del sumario. Se hizo el careo y él dijo no, yo al doctor Vélez no lo conozco. Ese era del mismo equipo político mío con Ramos, pero yo no he tenido ninguna relación con él, ni me ha apoyado nunca en nada. Él ya certificó que no había nada. En ese punto va la investigación".


-Usted tiene fama de enfrentarse al narcotráfico, ¿no teme por su vida?


J.E.: "La mía ha sido una lucha contra el narcotráfico siempre, desde mis cargos y desde mis artículos en El Colombiano y en mis programas de televisión. Lo otro es que estoy en el tema de tierras y desde aquí estoy tocando unas mafias muy verracas. Pero yo no le tengo miedo a que me maten porque soy un hombre muy creyente y yo creo que Dios sabe dónde lo pone a uno, donde lo necesita y cuándo se tiene que morir".


-¿Cómo lo sacan a uno del camino?


J.E.: "En este país, a punta de falsas denuncias. Tengo total tranquilidad porque siempre he sido coherente en mi lucha frontal contra todo eso".

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad