Domingo 23 de Noviembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Colombia
Patrocinado por:
Miércoles 14 de Diciembre de 2011 - 05:25 PM

Consternación por la muerte de cantante vallenata

Tomada de Internet/VANGUARDIA LIBERAL
Con su muerte también se frustraron sus estudios como Comunicadora Social y Periodista, así como los de Música, que adelantaba en la capital del país.
(Foto: Tomada de Internet/VANGUARDIA LIBERAL)
El folclor vallenato está de duelo ante la partida de Katiuska Mendoza Cotes, la nieta del Rey de Reyes, Nicolás Elías ‘Colacho’ Mendoza, quien murió mientras le realizaban una rinoplastia estética.

Sus familiares y allegados aún no se explican por qué una joven de 19 años, con buen estado de salud, tuvo este desenlace fatal en una operación aparentemente sencilla.

Ellos lloraban este miércoles desconsolados a las afueras de Medicina Legal, a la espera de esclarecer el hecho y que el mismo cuerpo de Katiuska ‘dijera’ lo que los médicos, supuestamente, no habían manifestado.

La intervención quirúrgica le fue practicada en la clínica Valledupar bajo la dirección de la médico esteticista Damaris Romero.

Los restos de Katiuska serían puestos en cámara ardiente en la Academia de Andrés ‘El Turco’ Gil, su maestro, para luego ser trasladado a Fonseca, La Guajira, la tierra donde era oriunda.

La operación a la que fue sometida esta joven obedeció a sus deseos de lucir más atractiva para el proyecto musical que se gestaba al lado del acordeonero Sergio Luis Rodríguez, quien sería también el productor al lado de Adriana Granobles y el empresario Germán Espinosa.

Katiuska soñaba con una mejor nariz y decirle adiós a la herencia ‘ñata’ de los Mendoza, según expresaron sus familiares, sin saber que esto le implicaría el último soplo de vida. Su meta era verse bien en la carátula del CD, que tendría por nombre ‘Las cañaguateras’.

UNA EXPONENTE DEL FOLCLOR

Katiuska se catapultó en el mundo del vallenato por ser vocalista de Los Niños Vallenatos del ‘Turco’ Gil, donde exhibió una voz potente, clara y melodiosa.

Con esta agrupación cantó en la inauguración de la Biblioteca Presidencial Clinton en la ciudad de Little Rock, en Arkansas, Estados Unidos, en el 2004, así como en Panamá, Venezuela y Colombia.

Su voz quedó registrada en los dos compactos hechos hasta la fecha por Los Niños Vallenatos del ‘Turco’ Gil: Anhelo un futuro y Homenaje a Bill Clinton.

‘El cantor de Fonseca’, de Carlos Huertas, y ‘La dama guajira’, de Hernando Lacouture, eran las canciones preferidas por ella para entregar a su público, las cuales quedarán en la historia de la música de la región.

Katiuska fue ganadora en dos ocasiones del Concurso de Voces Femeninas de ExpoFestival en Valledupar, lo mismo que del Festival Voces y Canciones de La Paz y en San Gil.

Con su muerte también se frustraron sus estudios como Comunicadora Social y Periodista, así como los de Música, que adelantaba en la capital del país.

¿QUÉ PASÓ?

A través de una misiva, la médico Damaris Romero, aseveró que la joven ingresó a la cirugía a las 12:00 del medio día del martes 13 del presente mes, bajo anestesia general aplicada por anestesiólogo de turno de la Clínica Valledupar.

"A pocos minutos de finalizar, la paciente presentó un paro cardiorespiratorio, por lo que fue necesario realizarle maniobras de resucitación, lamentablemente sin éxito", explicó Romero.

La cirujana plástica aseguró que Katiuska ingresó sin enfermedades previas, sin alergias a medicamentos y sin cirugías anteriores.

"Me siento consternada por lo ocurrido por cuanto siempre procuro el bienestar de mis pacientes: Es mi misión como médica y antes de cada procedimiento elevo una oración al Creador", enfatizó.

Agregando que el diagnóstico final de los motivos que condujeron a este hecho deben ser esclarecidos por las autoridades competentes.

Por su parte, la gerente de la clínica Valledupar, Sandra Caicedo Castro, afirmó que no hubo fallas en los equipos; "todo funcionó dentro de lo establecido. Es una situación difícil de manejar porque es de carácter científico", dijo la funcionaria.

Caicedo Castro explicó a los medios de comunicación que no podía dar fe si la cirujana leyó o no los exámenes previos, requeridos para los procedimientos estéticos; "lo cierto es que se murió de un paro respiratorio", afirmó la Gerente de la Clínica Valledupar.

Publicada por
COLPRENSA, BOGOTÁ
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones