Publicidad
Sáb Ago 19 2017
24ºC
Actualizado 12:01 pm
Sábado 07 de Enero de 2012 - 12:45 PM

Testimonio de una colombiana con prótesis PIP

*Carolina, de 40 años, sufrió las consecuencias de su vanidad. Su caso se suma al de cientos de mujeres que han decidido acudir a los implantes mamarios para mejorar su autoestima.

En busca de un precio más barato para la intervención quirúrgica llegó a San Cristóbal, donde le recomendaron un cirujano que cobra entre 2.500.000 y 3.000.000 de pesos.

Los comentarios que le hicieron parecían ser muy confiables y se sometió a la cirugía a mediados de junio del 2011. Le fueron implantadas unas prótesis marca PIP talla 34B.

Durante el proceso post-operatorio llegaron las complicaciones. Su seno derecho creció hasta llegar a ser 38C. La asimetría era bastante notable y no resistía el dolor que le generaba.

En estas circunstancias regresó a Cúcuta, donde inició un segundo tratamiento. La esteticista que la atendió le hizo una ecografía para conocer en qué estado se encontraba.

“El problema se dio supuestamente en el primer post-operatorio. La prótesis se encapsuló porque no había drenado bien. En el punto en que estaba solo salía materia y sentía mucho calor”, indicó.

La retención de líquidos, la inflamación y el dolor le hicieron retirarse de sus actividades diarias por dos meses.

“Fue un proceso traumático. Pensé que iba a perder un seno y que tendría que retirar la prótesis”, recordó.

Los costos se incrementaron porque debió agregar al presupuesto inicial, alrededor de 800.000 pesos que se sumaron al valor de los antibióticos y otros medicamentos necesarios para salir adelante.

Asimismo, se conocieron dos casos alternos. En el primero una joven perdió uno de sus pezones por una mala intervención.

En el segundo, la paciente se hizo un cambio de prótesis a unas más pequeñas, pero por la aparición de una pequeña masa tuvo que recurrir a masajes y drenajes.

Las tres mujeres tienen algo en común: fueron operadas en San Cristóbal.

Hablan los especialistas… Hoy en día es común que las mujeres recurran a las cirugías plásticas para mejorar aspectos en su cuerpo, pero los implantes mamarios junto a la liposucción se han convertido en las intervenciones más solicitadas por mujeres entre los 20 y 40 años.

“Es muy difícil hablar de un promedio en la cirugía de aumento mamario porque no contamos con un registro exacto. A esto se agrega la falta de estadísticas provenientes de los ‘no cirujanos plásticos’ que también llevan a cabo esta cirugía”, indicó Wolfgang Parada Vivas, presidente Capítulo Nororiental de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica.

En Colombia, las estadísticas según el Invima se acercan a las 14.800 mujeres que tienen implantes de la marca francesa PIP. En Cúcuta también se utilizaron, pero se desconoce el número de pacientes.

Sin embargo, aún no se han reportado casos de complicaciones.

“Se ha generado una alerta y han llamado las pacientes preocupadas preguntando qué si es cierto que sus implantes pueden generarles cáncer, pero no hemos registrado algún tipo de dificultad”, puntualizó Jorge Yánez, médico cirujano miembro del Capítulo Nororiental de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica.

Las marcas recomendables y que cuentan con registro Invima: CUI, Mc Ghan, Mentor, Silimed, Politech, y Naturelle.

Las prótesis PIP Las autoridades sanitarias francesas han reportado que partir del 2010 se aumentó el índice de ruptura de estos implantes en un 12 por ciento. Se detectó fraude en la fabricación al usar siliconas de tipo industrial, en algunos casos, compuestos de tipo carburante como el Baysilone y aditivo como el Silopren y el Rhodorsin.

La empresa que funcionaba desde 1991 llegó a ser la tercera en el mundo en fabricación de implantes. Recientemente Francia reportó 20 casos de cáncer no especificado en pacientes usuarias de implantes PIP.

A nivel mundial, para las prótesis de fabricación normal, no existe una relación estadística de que los implantes sean uno de los riesgos del cáncer.

“La FDA (Foods and Drugs Administration) reveló, el año anterior, la aparición de un raro linfoma de células grandes en doce casos de pacientes con implantes, pero comparado con los más de diez millones de mujeres que usan implantes, no se considera significativo. Así que se emitió un comunicado donde indica que la cirugía continúa siendo segura”, indicó Parada Vivas.

¿Implantes de contrabando? Por economía, muchas personas no tienen en cuenta el tipo de implante ni procedimiento que utilizan los ‘no cirujanos plásticos’.

Se conoce que por Venezuela están llegando a Cúcuta, procedentes de países como China y Hong Kong, unas prótesis que no están certificadas ni demuestran una calidad confiable.

“No es recomendable usar este tipo de implantes así sean ofrecidas como baratas y con un ahorro que puede llegar a ser falso”, agregó Parada Vivas.

*Nombre cambiado por solicitud de la entrevistada.

PARA TENER EN CUENTA

Señales de alerta DolorInflamaciónDesplazamiento del implanteCambio de forma del senoSi presenta alguno de estos síntomas debe recurrir inmediatamente al médico Revisiones periódicas Durante el primer mes se deben hacer un control de una a dos veces por semana.

Al completar este período, debe ser mensual hasta cumplir el tercer mes.

Posteriormente se hará cada año.

Si existen dudas sobre los implantes Las pacientes pueden revisar el carné de información que cada cirujano plástico entrega. Allí está registrada la marca, el volumen y el perfil de la prótesis.

Si no son PIP, puede estar tranquila porque hasta el momento son los únicos implantes reportados con problemas. De ser PIP y presenta algún síntoma como dolor, enrojecimiento y cambio de forma, debe consultar con su cirujano.

DATO

En Colombia, las estadísticas según el Invima se acercan a las 14.800 mujeres que tienen implantes de la marca francesa PIP

Publicada por
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad