Publicidad
Mié Sep 20 2017
22ºC
Actualizado 09:35 pm
Domingo 22 de Enero de 2012 - 11:33 AM

Entrevista: General Alejandro Navas empuña su espada de honor

El plan de guerra para los 2 próximos años fortalecerá los comandos conjuntos y articulará a la Policía y otras instituciones del Estado.
Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Entrevista: General Alejandro Navas empuña su espada de honor
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

En febrero, el general Alejandro Navas, comandante de las Fuerzas Militares, cumplirá 40 años en el Ejército. La "fe en la causa", que se convirtió en su sello cuando dirigió la institución, es la bandera que lleva ahora cuando se refiere con gran respeto a los soldados de tierra (Ejército), mar (Armada Nacional) y aire (Fuerza Aérea).

A ellos, asegura, es a quienes se les deben hacer los reconocimientos en el país. Por eso no le gusta figurar ni hablar de él, pero sí de los esfuerzos que hacen quienes están lejos de sus familias y hasta dan sus vidas para proteger a los colombianos.

En ellos están puestos muchos ojos, porque con las acciones de los grupos armados de los últimos días, muchas personas han comenzado a temer un retorno de la violencia. El general Navas asegura que todo obedece a la dinámica de un conflicto asimétrico y que siempre será fácil ver un punto negro en una sábana blanca.

- Con el reciente paro armado de los urabeños, en varios departamentos como Antioquia, creció la preocupación por el poder de las bandas criminales. Hay algunas limitaciones legales para que el Ejército las combata y una de ellas es la falta de funciones de policía judicial. ¿Hay un plan de combate a estos grupos?

"Las Fuerzas Militares están actuando con la Policía Nacional y los organismos del Estado en una maniobra integral que va a quedar condensada en el plan de guerra Espada de Honor. Es un plan integral, una maniobra estratégica a la ofensiva con la acción del Estado para finiquitar la consolidación.

Dentro de los propósitos que tiene el Ministerio de Defensa, en el plan de guerra, está el de la seguridad jurídica.

Tenemos los elementos para combatirlos pero hay un proyecto en el Congreso para fortalecer el fuero militar, para interpretarlo de una mejor forma y no dejarlo al vaivén de una interpretación personal de un funcionario de la justicia, sino que las reglas sean más claras, más sólidas en materia investigativa, que ayuden a unos fallos que sean justos.

Las Fuerzas Militares, la Fuerza Pública nunca ha pretendido la impunidad, por el contrario, lo que se pretende es la buena administración de justicia, dar a cada quien lo que le corresponde. Como servidores públicos sabemos que debemos ser los primeros en aplicar la ley y responder por las consecuencias de esa aplicación. Eso hace parte de nuestra cultura, de nuestra formación militar.

(...) Una de las claves es actuar con la Policía que tiene las unidades de Policía Judicial para que todas las reglas de combate se apliquen en el campo de batalla, en una forma oportuna.

No podemos decir que nos sentimos amarrados. Las tropas de tierra, mar y aire están actuando, prueba de ello son los resultados que se presentan a diario, donde también hay resultados adversos que tene-mos muertos, heridos.

Eso es prueba de que se está enfrentando al enemigo, que la defensa estratégica que se le está aplicando al sistema rival los ha llevado a no confrontar sino a aplicar las diversas formas de lucha como el terro-rismo y hacer todas esas prácticas terroristas con grupos pequeños: tumbar las torres, hostigar a los pueblos desde los cerros.

Lamentablemente todas estas acciones están dirigidas contra la pobla-ción civil, siendo que en estos conflictos asimétricos una de las premisas de las tropas es la protección de la población civil pero el centro de gravedad en estas últimas fases de los conflictos políticos-militares quedan centrados sobre la sociedad civil".

- ¿En qué consiste el Plan Espada de Honor y desde cuando se aplica?

"Es un plan integral alineado con el Plan Nacional de Desarrollo, con la política integral de defensa y seguridad del Ministerio de Defensa Nacional. Es integral con la Policía Nacional con los organismos del Estado.

Tiene inserta una directiva presidencial que coordina los ministerios y los organismos del Estado, y una ministerial que coordina las acciones de la Policía Nacional.

El plan, en lo fundamental, conserva los comandos conjuntos, la cultura unificada sigue operando. Hay una desinformación de que los comandos conjuntos van a desaparecer y por lo contrario, se van a fortalecer.

Hay una revisión estratégica. Quedan constituidos sin tropas pero como unos elementos de planeamiento enfocados a los planes de guerra, las hipótesis de conflicto.

También estarán alerta en los planes para atender emergencias como la atención humanitaria en la ola invernal, vamos a tener planes para el apoyo a los organismos del Estado; a la Policía Nacional cuando se vea desbordada en sus funciones y a atender toda la movilización.

El plan de guerra contempla los principios básicos del Estado, la idea de la victoria; es netamente ofensivo, está dirigido a los centros de gravedad.

El centro de gravedad nuestro es la legitimidad, que el soldado de tierra, mar y aire y el policía actúen de acuerdo a la ley. Esta va a ser una de las pocas guerras en el mundo que se va a ganar con el respeto a los derechos humanos.

El centro de gravedad del sistema rival es la población civil, siempre van a pretender ganarla mediante el terror. De la población civil se desprende todo, el apoyo, las vituallas, los corredores de movilidad, el reclutamiento.

Vamos a hacer el uso máximo de la fuerza, los tangibles los intangibles que nosotros tenemos, todas nuestras capacidades estratégicas y va-mos a tener planes alternos cuando no funciona un plan principal van a funcionar los alternos.

El Plan se llama espada de honor, la espada es el símbolo de la lucha, el honor es la convicción del hombre para actuar de acuerdo a las normas de conducta. El solo nombre del plan de guerra es obligante, es un compromiso que el hombre adquiere con la sociedad, actuar en franca lid con honor de acuerdo a los mandatos constitucionales y de la misma conciencia".

- Qué cambios haría en la Justicia Penal Militar para que tenga en cuenta las circunstancias especiales que se presentan en los combates y que ustedes piden que se tengan en cuenta...

"Simplemente es ejercer el derecho adecuado. Eso quiere decir que la Justicia Penal Militar tenga el conocimiento inicial de todas las actuaciones y las califique. Está muy claro en el Código Penal que los delitos de lesa humanidad son de competencia de la justicia ordinaria. Sobre eso no hay ningún cuestionamiento, pero si es importante que sea la misma Justicia Penal Militar la que envíe los casos a la justicia ordina-ria y no que cualquier delito pase a la justicia ordinaria como ha ocurrido otras veces, por cualquier circunstancia.

Algo ideal es que las personas encargadas de esa administración de justicia sean doctas, especializadas en la materia militar, que conozcan el alcance de las operaciones, cómo se llevan a cabo.

(...) La Justicia Penal Militar siempre va a actuar conforme al derecho, si no lo hace, para eso están el Consejo Superior de la Judicatura y la Procuraduría. En ningún momento van a permitir que un caso que sea de la justicia ordinaria pase a la Justicia Penal Militar, pero si no se hace así todos van a desembocar en la ordinaria".

- Qué tan peligrosa es la alianza entre las bandas criminales y la guerrilla, porque ya no solo es la consecución de recursos por narcotráfico y minería ilegal, sino porque entre ambos cuentan con amplia red de inteligencia...

"Todo ese tema es la manifestación de la violencia en nuestro país y la violencia en estos últimos tiempos ha estado soportada por el narcotrá-fico.

Todos estos actores se sustentan en el narcotráfico. Los grupos subver-sivos tenía el respaldo de los bloques comunistas antes de su caída y ahora lo hacen el narcotráfico. La razón de ser de las bandas criminales es el narcotráfico o sea que todos están prácticamente en el mismo negocio y en los negocios hay alianzas.

Quizás los problemas que tienen son por líneas de poder, por cabecillas, pero la naturaleza de ellos es desarrollar el negocio del narcotráfico y eso los lleva a una unión natural que no es ninguna sorpresa para la opinión.

La acción del Estado les ha menguado el negocio, ya que ha habido buenos resultados y el narcotráfico ha disminuido ostensiblemente. Eso a ha llevado a que los grupos armados ilegales diversifiquen sus fuentes de financiación, por eso acuden al secuestro extorsivo y una de las principales fuentes es la minería ilegal, el robo de ganado, el robo de tierras, eran otra forma de diversificar sus ingresos.

La minería ilegal igual que el narcotráfico tiene unas connotaciones graves porque atenta contra el medio ambiente y la salud de los habitantes de esas regiones. Todas esas actividades ilegales conllevan incremento en la criminalidad".

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad