Publicidad
Mié Ago 23 2017
20ºC
Actualizado 09:54 pm
Martes 24 de Enero de 2012 - 12:01 AM

Santos pidió perdón por la masacre del El Tigre en Putumayo

El presidente Juan Manuel Santos aprovechó su visita a Mocoa, Putumayo, para ofrecer disculpas a las víctimas de la masacre de El Tigre, ocurrida en 1999, el mandatario aseguró que todas las víctimas serán reparadas.
Santos pidió perdón por la masacre del El Tigre en Putumayo

“Quiero aprovechar hoy, víctimas de la masacre de El Tigre, para ofrecerles disculpas como Presidente de la República. Esa masacre nunca ha debido suceder”, aseguró Santos durante la presentación de la Estrategia de Implementación de la Ley de Víctimas.

Esta masacre ocurrió el 9 de enero de 1999 cuando un grupo de 150 paramilitares se tomaron la inspección del El Tigre en el Bajo Putumayo e inició un ataque indiscriminado contra la población civil que terminó con la vida de 26 personas, según los datos oficiales, y con la tranquilidad de toda una población.

En la presentación de la Estrategia de Implementación de la Ley de Víctimas, el jefe de Estado instaló el Comité de Justicia Transicional que se encargará de facilitarles a las víctimas de la violencia el acceso a los servicios, atención, asistencia y reparación integral.

“Otra forma de resarcir a las víctimas es lo que estamos haciendo con estos comités y con el esfuerzo que está haciendo el Estado”, indicó.

Afirmó que “aparte de la compensación monetaria, queremos es una reparación integral, que las víctimas realmente se sientan atendidas por la sociedad, atendidas por el Estado”.

Finalmente, Santos pidió a las víctimas que denuncien a quienes se quieren engañar al Estado, “ya sabemos de mucha gente que está tratando de organizar unas supuestas víctimas que no han sido víctimas, para ver sí como dicen popularmente ‘pelechan’ de esta Ley”.

La masacre de El Tigre
El 9 de enero de 1999, en la inspección del Tigre, del Municipio Valle del Guamuéz Putumayo, se produjo, una de las más sangrientas masacres del sur del país.

Un grupo de, aproximadamente, 150 paramilitares dirigidos por  Carlos Castaño, jefe de las AUC, entraron  en esta inspección y tras hacer apagar el fluido eléctrico, irrumpieron  casa por casa para sacar a sus víctimas y luego asesinarlas y lanzarlas desde el puente sobre el río Guamuéz, no sin antes incendiar la estación de gasolina, varias de las viviendas y enseres.

Los reportes oficiales sobre esta masacre reportan 26 muertos y 14 personas desaparecidas.

Sin embargo, versiones extraoficiales hablan de 300 degollados y descuartizados perdidos en el río y en fosas comunes.

En mayo del 2007, la Fiscalía, encontró 533 cuerpos de cerca de 3.000, que según el entonces fiscal general, Mario Iguarán, habría en el bajo Putumayo.

De todos esos cuerpos, solo fueron sido identificados 13 mediante muestras de ADN.

Publicada por
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad