Domingo 21 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Colombia
Patrocinado por:
Martes 14 de Febrero de 2012 - 03:32 PM

Sicario aceptó que participó en muerte de sacerdotes

Tomada de internet/VANGUARDIA LIBERAL
Sicario aceptó que participó en muerte de sacerdotes
(Foto: Tomada de internet/VANGUARDIA LIBERAL)
Isidro Castiblanco, alias 'Gallero', acusado de ser responsable, junto a Gildardo Peñate, del asesinato de los sacerdotes Rafael Reátiga y Richard Píffano en enero de 2010, aceptó los cargos por homicidio agravado que le imputó la Fiscalía durante la audiencia, mientras su compañero no admitió su participación.

Durante la audiencia pública realizada en el complejo judicial de Paloquemao, en el centro de Bogotá, el ente acusador señaló que los dos religiosos fueron quienes decidieron pagar para que les quitaran la vida.

Pese a que los familiares de los occisos rechazan desde todo punto de vista las versiones del ente investigador, durante la diligencia judicial se conoció que Reátiga estaba enfermo de Sífilis y VIH, y que por esto habría decidido, junto con su compañero, con el que podría tener algún tipo de relación sentimental, terminar con su vida pagándoles a Peñate y Castiblanco, para que los ultimaran.

Según la Fiscalía, los sacerdotes Reátiga y Píffano contrataron a sus sicarios por 15 millones de pesos, luego de un intento fallido de suicidio durante un viaje a Bucaramanga. Los dos religiosos al parecer quisieron hacer creer que el hecho de muerte se dio durante un atraco.

Datos como que Richard, el 26 de enero del año anterior (2010) sacó sus ahorros del banco y los puso a nombre de la asociación de padres de familia del colegio San Juan de La Cruz de Kennedy y que el 5 del mismo mes Reátiga había suscrito una constancia de enajenación y puso todo a nombre de su mamá, llevaron a las investigaciones a determinar que el crimen no fue producto de la coincidencia.

Los hombres señalados de cometer el homicidio fueron capturados luego de una serie de seguimiento e interceptaciones a los celulares realizadas por los sacerdotes antes de su muerte y que de ser hallados culpables podrían pagar hasta 60 años de cárcel; además son acusados de dedicarse al tráfico de armas, falsificaciones y robos.

EL ASESINATO En su momento la historia de la muerte de los dos religiosos apuntaba a que se había tratado de un robo.

El 26 de enero de 2011 fue la última vez que se supo algo de los sacerdotes Richard Armando Piffano Laguado, de 36 años de edad, y Rafael Reátiga, de 35, cuando salieron de la iglesia San Juan de la Cruz de Kennedy con rumbo desconocido sobre las 11 de la mañana.

Hacia las 8:00 p.m. de ese mismo día los cuerpos de ambos aparecieron baleados dentro de un carro abandonado en la carrera 94A con calle 43 Sur, en el barrio Dindalito de la misma localidad de la capital.

Entre sus pertenencias se encontró la prueba irrefutable de que pertenecían al clero. El primero portaba un carné de la diócesis de Fontibón y el segundo, de la de Soacha.

El levantamiento de los cuerpos fue realizado por el CTI de la Fiscalía, que confirmó que el padre Rafael recibió dos tiros en la cabeza y el padre Richard uno en el pecho. Ambos murieron de forma instantánea.

Al finalizar la tarde los móviles del doble asesinato no se habían establecido, y las hipótesis de las autoridades no están claras debido a que no parecía ser un robo, pues les encontraron todas sus pertenencias.

Una de las últimas personas que habló con los sacerdotes aseguró que ellos salieron a comprar un carro.

Incluso se llegó a pensar que el asesino de los párrocos iba con ellos en el carro (un Aveo negro modelo 2008, de placas CDX 505) hecho que no se aclara con la versión entregada por la Fiscalía, en la que se habla que uno de los presuntos agresores recoge en una motocicleta a su compañero luego de disparar contra los clérigos.

Publicada por
COLPRENSA, BOGOTÁ
Etiquetas:
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones