Publicidad
Mar Ago 22 2017
29ºC
Actualizado 01:40 pm
Miércoles 14 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

Las minas antipersona en Colombia

La siembra de minas antipersona, también llamadas ‘quiebrapatas’, es considerada por el Estado colombiano y por varias organizaciones internacionales como una grave infracción al Derecho Internacional Humanitario. A lo largo del territorio colombiano, los grupos armados ilegales las han usado como mecanismo de protección de los avances de la Fuerza Pública.
Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Las minas antipersona en Colombia
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

Según un informe del Programa Presidencia para la Acción Integral contra las minas Antipersona, uno de los departamentos más afectados por este problema en Colombia es Antioquia.


De acuerdo con el informe, que muestra un consolidado de cifras; entre 1990 y febrero de 2012, se presentaron 9.665 víctimas de estos artefactos de éstas 2.180 son antioqueños.


En la lista de departamentos afectados siguen Meta, donde se han presentado 965 víctimas desde 1990; Caquetá, con 749, Norte de Santander con 688 y Bolívar con 598.


Del total de víctimas reportadas en estos años el 87% corresponde a hombres mayores de 18 años, el 3% a mujeres adultas, y el 10% a menores de edad.


El informe enfatiza que a pesar de que la mayoría de víctimas han sido miembros de la Fuerza Pública un importante porcentaje de la población civil también ha resultado perjudicado por ingresar accidentalmente a campos minados.


En este mismo lapso 6.031 uniformados han caído en alguna mina, 3.634 civiles han sido víctimas. De este total 2.028 han muerto, mientras que 7.614 han sido mutilados o gravemente heridos.
La clasificación de víctimas según la actividad que estaban desempeñando al momento de caer en una mina muestra que el 74% se encontraba haciendo actividades propias de la Fuerza Pública o eran civiles acompañando este tipo de labores. Entre estos, el 7% han sido campesinos que realizaban erradicación manual de cultivos ilícitos.


También se habla de algunos miembros de grupos armados que han sido afectados por estos artefactos mientras los plantaban o les hacían algún tipo de manipulación. El 4% del total de las víctimas son de este tipo, lo que equivale a 387 personas.


El resto ha caído en ellas de forma accidental realizando labores agrícolas, niños jugando o simplemente gente que pasa por un campo minado en busca de un atajo.


El informe también señala que los años más críticos en términos de víctimas estuvieron comprendidos entre 2002 y 2009, en los que se presentaron 7.269 casos. De estos años, el más problemático fue 2005, en que 1.181 personas cayeron en alguno de estos artefactos. Durante los últimos dos años, ha habido 539 víctimas en 2010, 528 en 2011 y en los meses de enero y febrero de 2012 se han presentado 25 víctimas.

Publicada por
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad