Publicidad
Mar Ago 22 2017
25ºC
Actualizado 10:18 am
Domingo 18 de Marzo de 2012 - 10:57 AM

Entrevista: Andrés Felipe Arias dijo que desmontará falso positivo judicial de la Fiscalía

Andrés Felipe Arias dice que el discurso de despedida de la exfiscal Morales comprueba que él es un preso político.
Archivo/VANGURDIA LIBERAL
Andrés Felipe Arias dijo que desmontará falso positivo judicial de la Fiscalía
(Foto: Archivo/VANGURDIA LIBERAL)

 

Ha sido una "carrera de obstáculos". Parecida al último tramo de la vida de Andrés Felipe Arias.

Primero, los permisos ante la Corte Suprema de Justicia y en Inpec. Después los permisos ante los militares que tienen bajo su custodia a un exministro que pasó, con velocidad de crucero, de ser un firme aspirante a la Presidencia a convertirse en "un peligro para la sociedad".

Fueron poco más de 25 días esperando una autorización para poderlo entrevistar en su sitio de reclusión, en la Escuela de Caballería del Cantón Norte, en Bogotá.

Estaba tranquilo, más espiritual que nunca, pero sobre todo confiado en que muy pronto saldrá de allí, en libertad, para poder ver y jugar con sus dos hijos, privados también del derecho a tener a un padre a su lado, por "razones políticas".

Nos recibió en una sala casi vacía, en un salón contiguo al comedor principal de la Escuela, donde solo hay cuatro muebles, una mesa de centro, ningún cuadro, y tanto espacio disponible que se siente el eco ante cualquier murmullo.

-¿Qué opinión le merece la salida de la fiscal Viviane Morales por decisión del Consejo de Estado?

 "Lo único que puedo decir es que Viviane Morales me persiguió y aplicó procedimientos y métodos injustos para tenerme en la cárcel, que se alejan de la verdad. La mejor prueba de que fui un perseguido político de la exfiscal fue su discurso de despedida de la Fiscalía. A la única persona que atacó fue a Andrés Felipe Arias, repitiendo mentiras y ultrajes. Lo único que le pido a quien vaya a ser fiscal es que revise sin apasionamientos, sin sesgo político ni prejuicios, la infamia que la anterior Fiscal cometió conmigo".

-¿Por qué dice que fue una persecución?

Tengo varias hipótesis que ayudarían a dar una respuesta a ese interrogante. Primero, el esposo de la Fiscal fue el compadre, el socio, el amigo de los narcoparamilitares que fueron perseguidos y extraditados por el expresidente Uribe.

Segundo, en la época del Proceso 8.000, quien hoy es mi apoderado y abogado, el exmagistrado de la Corte Suprema, Jorge Aníbal Gómez , acusó y envió a la cárcel a Carlos Alonso Lucio, esposo de la exfiscal. Esa situación, de hecho, constituye una razón contundente para que ella se declarara impedida para acusarme ante la Corte Suprema.

Tercero, existe una grabación, públicamente conocida, en la que la exfiscal Morales, para entonces periodista de Caracol Radio, destila odio contra mí.

Cuarto, escuché una grabación en la que el exfiscal Germán Pabón le dice a un interlocutor suyo que la Fiscal le está impidiendo avanzar con la investigación sobre el llamado Carrusel de la Contratación de Bogotá y que van a acelerar otros procesos, entre ellos el mío, para tender cortinas de humo y proteger a ciertos empresarios. Y no sólo eso. Óscar Schroeder, en entrevista con EL COLOMBIANO, aseguró que había estado bajo presión durante ocho horas en el búnker de la Fiscalía para que testificara en mi contra. Como él no tenía nada qué decir, tal como ocurre con los demás funcionarios del Ministerio, la Fiscalía acudió a métodos injustos y llenos de mentiras para meterme a la cárcel".

-¿Encajan esas hipótesis en las advertencias que le hizo a Usted el actual alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, en el sentido de que había órdenes de la Fiscalía para metérsela toda a su caso?

"Así es. Esa grabación la conocí por el denunciante estrella del Carrusel de la Contratación, el señor Alejandro Botero. Fue él quien organizó la reunión en la oficina de Petro".

-Pero Petro no es ni ha sido su amigo, ¿por qué aceptó esa reunión?

"Porque a Gustavo Petro, la exfiscal Morales ya lo estaba citando a la Fiscalía. Son conocidos los enfrentamientos y las diferencias que tengo con él. Pero le dije que si quería usara mi testimonio, con respecto de esa grabación, cuando lo interrogaran. Después de eso, Petro me dijo que sus fuentes en la Fiscalía le aseguraban que el proceso contra Andrés Felipe Arias lo iban a voltear. En contra de los funcionarios del Ministerio y a favor de ciertos empresarios".

-¿Tiene que ver eso con las denuncias que Usted ha hecho en torno a las relaciones de algunos funcionarios de la Fiscalía con el exmagistrado Yesid Ramírez, reconocido contradictor del expresidente Uribe?

"No confío en el proceso que ha montado la Fiscalía en mi contra, pero sí siento garantías en los magistrados de la Corte Suprema. A diferencia de lo que muchos dicen, tengo la certeza de que los magistrados de la Sala Penal están obrando en derecho. En estos largos meses de privación de la libertad y después de varias audiencias ante ellos, veo que estoy ante personas honestas. Eso mismo no lo puedo decir en relación con las personas que han actuado en nombre de la Fiscalía".

-¿Pero Usted ha defendido algunas actuaciones del CTI. En especial, un informe que lo exonera de los delitos que se le imputan?

"Ese documento, que no ha querido ser reconocido por la Fiscalía dentro del proceso, es de marzo de 2010 y me exonera de los delitos por los cuales me acusa. La Fiscalía dice que ese informe del CTI no es ninguna prueba. De ese tamaño es la infamia. De ese tenor es el falso positivo judicial que me quiere imponer la Fiscalía".

-¿Pero la Fiscalía dice tener más de 1.500 pruebas?

"Hemos llegado a un punto del proceso en el cual el conjunto de pruebas tiene un gran componente común entre la Fiscalía y la defensa. Estamos en la etapa de estipular esas pruebas. Es decir, ponernos de acuerdo sobre la existencia de dichas pruebas. Tenemos un amplio portafolio de documentos diferentes que van a ratificar mi inocencia. Hemos desmontado más de 700 pruebas y vamos a desmontarlas todas".

-¿Cómo hacer para desvirtuar los delitos que le imputan de celebración indebida de contratos y peculado?

"A mí no se me acusa de haberme robado un peso o de haber desviado recursos del Estado. Se me acusa de haber celebrado unos convenios de ciencia y tecnología con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), que es, nada más ni nada menos, que el brazo agrícola de la OEA. Convenios idénticos a los que han celebrado y siguen celebrando todos los ministros que me antecedieron y me sucedieron. El IICA existe desde 1967, pero de un momento a otro se convirtió en una "empresa criminal" por razones políticas y con objetivos muy oscuros.

A renglón seguido, me acusan de peculado. Esto, que parece surrealista y caricaturesco, es verdad: peculado con el IICA. Yo pregunto: ¿"Con quién cometí el peculado en el IICA"? No me dicen nada. Es decir, nadie sabe con qué persona fue que se cometió el ilícito. Un peculado sin contraparte. Esto es tan salido de cualquier rigor jurídico que me acusan de un delito con algo que no tiene rostro ni puede dar testimonio. La Fiscalía ha querido llevar mi proceso a punta de titulares en los medios".

-¿Y lo del fraccionamiento de los predios que hicieron algunas familias. ¿Cómo explicar que esas personas están libres; y Usted, no?

"El mundo al revés. Los funcionarios honestos, probos, los que denunciamos y perseguimos a los corruptos, estamos siendo procesados. Los únicos en la cárcel somos el director del Incoder, Roberto Campo Soto, y Andrés Felipe Arias. Presos sin haber sido condenados, dizque porque somos "un peligro para la sociedad". Mientras tanto, las personas que hicieron la trampa están siendo protegidas por la Fiscalía. Es como si un ladrón entra a su casa y le roba todo, pero la Fiscalía, pese a las evidencias, decide que quien tiene que ir a prisión es el dueño de la casa, porque no blindó el sitio por donde se metieron los ladrones.

-Dentro de esos titulares a los que Usted se refiere hay uno que llamó la atención ¿Andrés Felipe Arias sabía todo lo que pasaba con AIS?

¿Que si yo conocía todo? Hombre, yo era el Ministro. Como tal, diseñaba y orientaba la política pública. Hacía el seguimiento al cronograma general de ejecuciones. No solo de AIS, sino de todos los planes del Ministerio. Lo que nadie ha dicho, ni podrá decir, es que yo o algún otro funcionario del Ministerio participara en la evaluación o selección de los programas. Y la razón es elemental: el IICA era el que tenía la capacidad técnica y humana para desarrollar ese proceso de convocatoria. Por eso, el Ministerio se asoció con el IICA para el diseño de esa política pública".

-Uno de los caballos de batalla de sus contradictores, entre ellos algunos funcionarios del actual gobierno, es que AIS fue un programa diseñado para los ricos.

"Esa es otra infamia. AIS fue creado para todo el sector agropecuario. El programa no era excluyente, porque el objetivo era mejorar y aumentar la competitividad del campo. No era un instrumento para fomentar la lucha de clases. Llegó a 386 mil familias, de las cuales el 99 por ciento fueron pequeños y medianos productores. Gracias a AIS, la frontera agrícola creció en un millón de hectáreas. Pasó de cuatro a cinco millones de hectáreas sembradas. El empleo rural creció a niveles históricos y cayó a tasas del 7 por ciento, muy por debajo del promedio en las grandes ciudades. La inflación en los alimentos se redujo al dos y tres por ciento, en momentos de una coyuntura mundial de altos precios debido a la crisis. El hecho de que unos pocos hubieran abusado de la buena fe del Gobierno, no puede desdibujar esa revolución en el campo".

-¿Por qué se quieren desconocer esos logros y decir que AIS era una plataforma política suya y de Uribe?

Al expresidente Uribe ahora se le quiere desconocer todo. Desconocen que AIS era un complemento fundamental de la Política de Seguridad Democrática. Si se nos debilitaba el campo, el terrorismo se fortalecía. Sin un programa de apoyo a los pequeños, medianos y grandes productores, hubiera sido políticamente imposible firmar el TLC con Estados Unidos".

-¿Y qué puede haber detrás de todo esto?

"Me lo he preguntado muchas veces. No logro desentrañar esa agenda oscura que se mueve en muchos sectores".

-¿Se refiere a las últimas declaraciones de los extraditados exjefes de las Auc?

"Creo que en la Fiscalía hay muchos funcionarios, la mayoría, que son honestos y transparentes. Pero también que hay un pequeño grupo que se ha dejado permear y contaminar con agendas políticas, y también de mafias. En editorial de este mismo periódico se habló de la venganza de Macaco. Dejémoslo ahí".

-¿Qué espera del fiscal que salga electo de la nueva terna?

"Que examine mi caso sin sesgos, con rigor jurídico. Que no cometa el mismo error de la anterior Fiscal de salir a echarse un discurso político mientras su acusado está en la cárcel. Le pido a Dios que le dé sabiduría y rectitud al elegido.

"ME CASÉ CON LA MUJER MÁS VALIENTE"

Catalina Serrano es la esposa de Andrés Felipe Arias. Ha sido parte fundamental dentro de esta difícil etapa por la que atraviesan. Y no ha estado ajena a los ataques que se le hacen al exministro.

-¿Cómo ha podido sobrellevar Catalina todos estos momentos y qué les dice a sus dos hijos?

"Estoy casado con la mujer más íntegra y valiente que pueda tener alguien. Sin Catalina, no sé qué hubiera pasado conmigo. Se lo confieso. Ha sido un bastión enorme para no desfallecer. A mi hijo Juan Pedro me lo quitaron cuando tenía un mes de nacido. No lo he visto crecer durante el último año como un padre normalmente anhela ver crecer a sus hijos. Con mi hija Eloísa tengo un amor que no alcanzo a describir. Es un amor que permite dar la vida por una persona en fracción de segundos, sin miramientos. Es muy duro todo esto que está pasando".

-¿Qué ha sido lo más duro?

"Cuando me despido de Catalina, de Eloísa y de Juan Pedro, los domingos en la tarde, cuando termina la visita. Es de las situaciones más difíciles que debo enfrentar semana tras semana. Pero es por ellos que yo doy esta batalla".

-¿Pero ha sentido desfallecer en algún momento?

"No sé. Pero el primero de enero de este año cayó domingo. Y cuando me despedí de Catalina y de los niños, a las cinco de la tarde, sentí una soledad, una tristeza y una agonía muy fuertes. Hay días en que no entiendo qué es lo que Dios quiere de mí. He sentido que no pocas veces se me debilita la fe, sin embargo, siempre sale, no sé de dónde, una fuerza interior que me permite sobreponerme a estos malos momentos. Yo creo que esa fuerza es la misma que habita en Catalina y en mis hijos".

-¿Cree que por eso es que también la atacan?

"No lo sé. Pero ella ha demostrado mucho valor e inteligencia para no dejarse derrumbar con tantas infamias. La carta que le envió a un columnista de Semana (Daniel Coronell), serena y clara, demuestra que no hay rencor ni odios contra nadie, pese a las mentiras que él dijo sobre la venta de un apartamento y el pago de una deuda con el banco.

Publicada por
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad