Publicidad
Vie Ago 18 2017
22ºC
Actualizado 06:58 pm
Domingo 25 de Marzo de 2012 - 03:36 PM

Bióloga colombiana recibe reconocimiento de Unesco y L’oréal

Se trata de Giomar Borrero, una bióloga dedicada al estudio de los pepinos de mar. Es la sexta vez que una colombiana recibe una de las becas de investigación que otorga Unesco y L’Oréal.
Tomada de internet / VANGUARDIA LIBERAL
Bióloga colombiana recibe reconocimiento de Unesco y L’oréal
(Foto: Tomada de internet / VANGUARDIA LIBERAL)

Con una investigación sobre los pepinos de mar, Giomar Borrero logró quedarse con una de las becas internacionales que otorga el programa For Woman in Science” que patrocina Unesco y L’Oréal para impulsar el trabajo que vienen desarrollando las mujeres dedicadas a la ciencia en todo el mundo.

En total se entregan 15 becas, tres por continente. Esta vez, una fue para esta bióloga colombiana oriunda del Vaupés, quien se ha dedicado a investigar los pepinos de mar, una especie de equinodermos que se encargan de remover el sedimento marino para contribuir con el ciclo de vida en el océano.

Con la beca, Guiomar recibirá financiación para obtener un muestreo de estos especimenes en las costas de la Guajira, Cartagena, Santa Marta y San Andrés para analizarlos genéticamente y determinar sus diferencias y similitudes. Con los resultados también buscará que la pesca que se hace actualmente de este recurso marino, se aprenda a realizar de una forma sostenible.

Giomar es la sexta colombiana que recibe una de las becas internacionales que otorga Unesco y L’Oréal. Antes de viajar a Paris, Francia, donde le entregarán su premio esta semana, contó algunos detalles sobre su profesión y del proyecto que la llevó a apasionarse por los pepinos marinos.

¿En qué momento decidió dedicarse a la ciencia? Siempre tuve en mi cabeza tres opciones. Una era medicina, enfocada a las comunidades indígenas del Vaupés, la segunda: el medio ambiente por el interés que siempre he tenido en los ríos y la selva, y la última opción era dedicarme a un arte, como el diseño gráfico.

Me decidí por cosas del destino. Descarté la parte artística, y un poco en el ir y venir del proceso para escoger la universidad, la opción más clara fue la ambiental. Me decidí por conocer lo que tenemos, disfrutarlo y aportar para su conservación.

¿En qué año salió del Vaupés?

A principios de 1993. Llegué a Bogotá en el primer semestre para conocer las universidades y en el segundo semestre comencé a estudiar en la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

¿Pensó en volver al Vaupés?

Sí. Yo tuve la ventaja de ganar una beca de Ecopetrol para estudiar en la universidad y eso me permitió ampliar el panorama hacia la biología marina, como una posibilidad de conocer otras cosas antes de regresar al Vaupés para seguir trabajando allá.

Esa era mi intención hasta que el proyecto que tenía para trabajar con peces del río Magdalena se canceló y como debía empezar una tesis para terminar la universidad decidí trabajar con equinodermos.

Cómo fue su trabajo en el Caribe donde conoció los pepinos de mar Biología marina se da tres años en Bogotá y dos en Santa Marta y al final de la carrera uno decide qué trabajo de grado quiere hacer si en ríos o mar. Yo me quedé en Santa Marta haciendo la tesis en el Invemar, que fue el proyecto con el cuál fui escogida para la beca.

En el 2001 terminé mi tesis y me gradué. La experiencia que había adquirido sobre equinodermos era importante porque es un grupo donde hay poca gente trabajando a nivel nacional entonces eso me abrió puertas dentro del mismo equipo de investigación.

¿Cuál es la importancia de los pepinos de mar?

Los pepinos de mar cumplen una función importante dentro de los ecosistemas marinos. Ellos ingieren el sedimento del fondo marino, seleccionan la materia orgánica y luego defecan el sedimento modificado, es decir, son como limpiadores porque permiten que se remueva y se oxigene el sedimento. Al hacer este proceso ellos permiten que los pastos marinos tengan mayor utilidad y que otros organismos puedan habitar dentro del sedimento.

¿Por qué decidió investigarlos?

Hay una pesquería de estas especies importante. Inicialmente nació en los países asiáticos donde se consumía, pero debido a la sobreexplotación y a la demanda de este recurso, la pesquería se ha extendido. Actualmente, se está pescando pepino de mar en casi todas las costas del mundo.

Esta situación genera la necesidad de empezar a conseguir la información necesaria para que este recurso se pueda aprovechar pero de una manera sostenible, que sepamos en qué épocas del año se debe pescar y cuánto tiempo requieren las poblaciones para recuperarse.

¿Falta conocer los pepinos de mar?

Hay poca información básica en el Caribe colombiano sobre los pepinos de mar. Hace algunos años surgieron algunos intereses en mi grupo de trabajo, porque se conoce la importancia de los pepinos y por el interés de exportarlos, porque este recurso no se consume en Colombia.

Uno de los beneficios que tiene este proyecto es hablar de los pepinos de mar, darlos a conocer y que esto nos facilite los recursos para empezar a conocer las poblaciones que hay en el Caribe colombiano.

¿Hasta cuándo va el proyecto?

El proyecto está planteado para hacerlo en un año, estaría empezando a finales del 2012 y existe la posibilidad de un segundo año presentando los resultados y una propuesta de continuidad y de obtención de nuevos resultados.

Publicada por
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad