Publicidad
Dom Ago 20 2017
19ºC
Actualizado 07:21 pm
Lunes 02 de Abril de 2012 - 04:23 PM

¿Dónde están los 405 secuestrados que el país busca?

Las Farc aseguran que los uniformados que liberarán son los últimos en su poder. La Fundación País Libre habla de 405 plagiados, entre civiles y miembros de la Fuerza pública, en poder de la organización guerrillera.
Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Incierto panorama de los secuestrados que nadie dice tener
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

Luego de que comenzara el proceso de liberación de los 10 militares y policías en poder de las Farc, aumenta la incertidumbre para las familias de aquellos que quedan en poder de la organización armada.

Este lunes, en las puertas del aeropuerto militar de Catam, los allegados de los civiles y militares secuestrados de quienes no se tienen noticia exigieron su liberación. Según la Fundación País Libre las personas cautivas serían 405.

Olga Lucía Gómez, directora de la entidad, señala que pese a que en País Libre están muy satisfechos porque 10 integrantes de la Fuerza Pública volverán a casa, sigue la preocupación por las personas de quienes no se tienen noticias, a pesar de que se ha mencionado que están en poder de la organización guerrillera.

“Si bien hace unos días las Farc se pronunció en cuanto a terminar el secuestro como un arma de guerra, lo que exigimos a esa organización y al Gobierno colombiano es mirar la situación de estos cautivos que son ciudadanos del común, gente de clase media que han sido víctimas del secuestro extorsivo de carácter económico”, señaló Gómez.

La directora de País Libre dijo que una vez se den las próximas liberaciones hay que ponerse de acuerdo la sociedad civil y el Gobierno para exigir a las Farc que digan la verdad sobre el paradero de los que quedan en su poder.

“Según las bases de datos oficiales hay 405 personas secuestradas por las Farc en los últimos 10 años, pero toca verificar qué ha pasado con cada una de las víctimas en poder de esta organización armada. Hay que ver quién está detrás de cada caso, porque muchas veces la autoría del secuestro inicia por delincuencia común y terminan en poder de la guerrilla”, indicó Gómez al manifestar que el Gobierno habla, incluso, de 600 personas con paradero indeterminado (no se sabe qué pasó con ellas después de ser secuestradas).

Por su parte Carlos Andrés Santiago, creador de la Fundación ‘Colombia soy yo’ manifestó que no hay claridad sobre cuántas personas en realidad hay en poder de las Farc: “Hay policías y militares que no fueron secuestrados en actos de servicio, otros privados de la libertad durante tomas guerrilleras, pero las Farc no los reconoce en sus listados oficiales y eso hace que el gobierno tampoco lo haga y que sus familias estén prácticamente solas”.

El creador de ‘Colombia soy yo’ indicó que si el caso de los militares que quedarían en poder de las Farc luego que se den las liberaciones anunciadas es complicado, por el lado de los civiles retenidos la preocupación es mayor: “Muchos de los secuestrados que llevan años en poder de las Farc pasaron de las listas de plagiados a las de desaparecidos, por eso se dice que las cifras bajaron. Tenemos conocimiento de casos de los llamamos ‘esclavos de las Farc’ que son personas que inicialmente fueron retenidas y que en el momento que su familia no tuvo cómo pagar el rescate, lo que hizo la guerrilla fue ponerlos al servicio de ellos”.

Entre las reseñas que maneja ‘Colombia soy yo’ se encuentra la historia de una secuestrada en el Putumayo a la cual las Farc habrían vuelto su cocinera, ante la imposibilidad de su familia de cancelar por su rescate.

“Se sabe que también lo que han hecho es obligar a este grupo de personas (secuestrados) que no tienen forma de pagar por su liberación, a tomar un fusil para que entren en combate”, explicó Santiago, para quien es obligación de las Farc que digan qué pasó con los demás secuestrados y, si es que están muertos, que le den la cara al país.

Sentimientos encontrados

Pero si en las instituciones que luchan contra el flagelo del secuestro hay preocupación por lo que pasará con las personas que se encuentran en poder de las Farc luego de que ese grupo anunciara que no se dedicaría más a la práctica del secuestro, el panorama entre los familiares de las víctimas es aún más doloroso.

Sara Lucia Pérez es la madre de Juan Rojas Pérez, secuestrados por las Farc desde hace más de 15 años, en zona rural de Granada, Meta. Ella dice que le alegra el anuncio de cada liberación de los privados en libertad en manos del grupo guerrillero, pero que no pierde la esperanza de volver a ver a su hijo.

“Él manejaba un carrito para la zona de Vistahermosa, Meta, a donde un día se fue a hacer un negocio de un ganado y nunca volvió. Pocos días después de que mi hijo desapareciera, me llamó un hombre y me señaló que para que Juan volviera con vida debía darles una plata, cuando le dije que notros no teníamos con qué pagar, me indicó que no respondía si no hacíamos lo que nos pedían (…) Nunca más volví a saber de mi hijo”, relata Sara, quien les pide a las Farc que le digan dónde lo tienen o si lo mataron.

Una historia similar es la que viven los familiares del hoy sargento viceprimero Héctor Velásquez Carrillo, secuestrado el 27 de julio de 1997 entre San Antonio de Atenas y Florencia, Caquetá, cuando tenía 22 años. Enrique Cely, su cuñado, dijo que pese a que nunca les han dado prueba de supervivencia de Héctor, existe la esperanza que la guerrilla les diga qué pasó con él.

“A Héctor lo secuestró el Frente Tercero de las Farc en una fonda. Cuentan los testigos que ese día llegaron unos hombres armados en una camioneta y se lo llevaron. Mi cuñado corrió y se escondió en una de las alcobas de la casa donde estaba y de allá lo sacaron a golpes de debajo de una cama”, contó Cely. Ella asegura que el Gobierno dio por desaparecido al militar, por lo que las Farc les dijo que como nadie lo reclamaba, a ellas les valía igual la suerte que corriera.

“Cuando salió un grupo de liberados en el que estaba el soldado William Domínguez yo hablé con él, le mostré unas fotos y me dijo que en algún tiempo había estado con Héctor. Que lo tenían amarrado a unos 80 metros de donde él se encontraba, que estaba barbado y mechudo, que revelaba muchos años más que los de la foto, pero que nunca creyó que fuera un soldado, sino que pensaba que era policía”, indicó Cely.

La familia de Alexander Bayona, un estudiante oriundo de Norte de Santander secuestrado hace unos 10 años en el Valle del Cauca, también padece el no saber nada de su ser querido. Vladdymiro Bayona, padre del joven, dice que nunca ha perdido la esperanza que su hijo vuelva: “Vamos a ir por ellos y ojalá todos los sectores de la sociedad se preocuparan por los que quedan secuestrados”.

Extranjeros en poder de las Farc

Según País libre hay cinco extranjeros secuestrados por las Farc de los cuales no se sabe nada, entre ellos tres ciudadanos chinos privados de la libertad en San Vicente del Caguán en junio del año pasado.

En su momento el plagio de los extranjeros se les atribuyó a guerrilleros de la columna móvil Teófilo Forero, de las Farc.

Los hechos ocurrieron en la vía que conduce de San Vicente de Caguán a Los Pozos, cuando unos siete guerrilleros interceptaron la camioneta en que se estaban desplazando las víctimas, que trabajaban con una empresa contratista, los desviaron de su rumbo y se los llevaron contra su voluntad. Hasta hoy no se sabe su paradero.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad