Publicidad
Mar Oct 17 2017
23ºC
Actualizado 10:00 pm
Viernes 13 de Abril de 2012 - 11:06 AM

Volcán Nevado del Ruiz no espanta a Murillo

En este municipio, el más cerca al volcán, 450 personas de 15 veredas están en zona de riesgo.
Archivo/VANGURDIA LIBERAL
Volcán Nevado del Ruiz no espanta a Murillo
(Foto: Archivo/VANGURDIA LIBERAL)

Buscar un equilibrio entre la tranquilidad de los habitantes y las previsiones para evitar una tragedia, es lo que pretenden las autoridades del municipio de Murillo, en el Tolima, la población más cercana al volcán Nevado del Ruiz que se encuentra en alerta naranja desde el 31 de marzo.

Quieren tranquilidad porque, según la secretaria de Gobierno, Martha Ediht Cortés, "uno tiene familiares en otras partes y los rumores sobre una erupción los asusta".

A la vez quieren que los campesinos tomen en serio las indicaciones de los organismos de socorro, que no solo les recomiendan recolectar agua, tener una muda de ropa, una linterna y un radio cerca, sino acatar la orden de evacuación, cuando sea necesario.

Y es ahí donde está el problema porque para los campesinos de veredas como La Cabaña y Santa Bárbara, vecinas del Ruiz y por las cuales pasa el río Lagunilla (también en alerta por posibles crecientes y avalanchas), el volcán está tranquilo y consideran que no representa un riesgo. Es más, hay algunos como Orlando Lancheros, que se atreven a decir que solo se acuerdan del volcán cuando se los mencionan.

Él vive con su esposa Dulfay Pachón y su hija de cuatro años en el sector de Rosarito, y asegura que no han sentido nada, ni siquiera los rugidos del volcán que se han dado en otras ocasiones, como en la alerta del año pasado. "A veces se siente un olorcito como a azufre, pero no es mucho", afirma Orlando.

Él y su esposa saben que hay una alerta porque "hace una semana pasaron los de la Defensa Civil y nos dijeron que teníamos que llegar al punto de encuentro en caso de una emergencia y nos dejaron unos papelitos".

Lo que no saben es cómo se van a enterar de que hay un problema porque en la zona la señal de celular es deficiente y mucho menos hay teléfonos fijos. Tampoco saben cómo los van a sacar porque las vías están en mal estado por el invierno y mucho menos en qué, porque el municipio no cuenta con suficientes vehículos.

El que sí está preocupado es el profesor de la escuela de Santa Bárbara, Alfredo Pachón, quien vivió la tragedia de hace 27 años y sabe de sus alcances. "Uno como docente elabora un plan de evacuación, pero por Secretaría de Educación o por los organismos de socorro no hay nada establecido".

Lo que se está haciendoDe momento se tienen habilitados tres albergues: en la Casa Murillo, la Casa de la Cultura y el Centro de Acopio; la idea es que como la mayoría de los campesinos tienen familiares en el casco urbano, se ubiquen allí.

La Unidad Nacional para la Prevención del Riesgo de Desastres (Undgr) ya se comprometió a instalar radios de comunicaciones en puntos clave de las 15 veredas que, de acuerdo con el censo del comité de emergencia, están en riesgo, unas 450 personas, de los 5.500 habitantes del municipio.

También se trabaja con el Ejército y la Policía, que serían los encargados de las evacuaciones por vía aérea y terrestre. "Hay veredas que están distantes 4 horas y en el censo detectamos que hay entre 6 y 10 personas discapacitadas o de edad avanzada que requieren ayuda especial para evacuarlos.

El miércoles llegaron 10 carabineros de la Policía para hacer recorridos por las veredas cercanas al volcán y concientizar a los campesinos de la importancia de atender las alertas. También se desplazó personal del Ingeominas que instalará algunos sensores en los ríos Lagunilla y Recio, con el fin de detectar la aparición de lodo, el cual es un indicativo de la actividad del volcán. "Estamos haciendo los recorridos e identificando los sitios en los que se puedan instalar los sistemas de comunicación", señaló uno de los uniformados.

INGEOMINAS MANTIENE LA ALERTA NARANJA EN LA ZONA

En las últimas 24 horas, los diferentes parámetros de monitoreo evidencian que el sistema volcánico sigue inestable. Según Ingeominas, pese a que las condiciones meteorológicas no permitieron el seguimiento de la actividad superficial desde Manizales, ni desde las cámaras instaladas en el área del volcán.

Las imágenes satelitales evidencian procesos importantes de emisión de vapor de agua y dióxido de azufre de origen volcánico. Adicionalmente, se reportó la percepción de olores a azufre por habitantes de los municipios de Líbano, Palocabildo y Fresno (Tolima).

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad