Publicidad
Sáb Oct 21 2017
22ºC
Actualizado 06:34 pm
Lunes 19 de Noviembre de 2012 - 01:50 PM

“Nos cercenaron el mar”: isleños

Un malestar generalizado, caras largas, miradas esquivas, pocas palabras o explosiones emotivas de un discurso que se veía venir.
Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL
“Nos cercenaron el mar”: isleños
(Foto: Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL)

“El gobierno de Colombia no nos ha defendido nunca, le entregamos un cuerpo caribe entero y nos están devolviendo un cadáver cercenado”, han dicho algunos de los historiadores raizales, mascullando la amargura porque saben que el desastre real comenzó en marzo de 1928 cuando el ministro plenipotenciario Esguerra suscribió el tratado con su similar de Nicaragua Bárcenas, entregando toda la costa de Mosquitos a Nicaragua y trazando una línea referencial denominada Meridiano 82, que Esguerra no exigió que fuera frontera y hoy, al ser trazado el límite, se perdió una gran parte de mar, precisamente sobre una zona en la que está ubicada la riqueza ictiológica y grandes yacimientos de petróleo. Lo que le quedó a Colombia son ‘desiertos de aguas profundas’.

Colombia, en respeto por la declaración de la Unesco de Reserva de la Biosfera, renunció a la explotación de los hidrocarburos, pero ahora, a Nicaragua que no tiene ningún compromiso ambiental, le queda el camino expedito para esa explotación de petróleo, además de la pesca blanca, las mejores especies de langosta, entre otras riquezas que hasta las 10 de la mañana de hoy era colombiana.

De nada sirvió la ratificación de propiedad de la totalidad de los cayos, eso se sabía desde hace muchos años, lo nuevo y actual es que se perdió parte de territorio nacional. A partir de las 10 de la mañana del 19 de noviembre Colombia es más pequeña, mucho más pequeña, aunque el común de los colombianos no entienden que ese mar que se perdió, no es solo eso; mar, agua, sino parte de la dignidad nacional y mucho más que cortes geográficos, se perdió la despensa de los pescadores artesanales.

Hay tristeza general y solo se espera que el Gobierno Nacional explique porqué se falló en la defensa de los territorios de ultramar, que por lejanos no dejaban de tener un valor enorme que hoy empezamos a lamentar y extrañar.

“Recibimos el fallo con dolor de patria”: Consejo de Estado

 El presidente del Consejo de Estado, Gustavo Gómez, reveló este lunes que esa corporación ya le había advertido al Gobierno, sobre el fallo emitido hoy por La Corte Internacional de Justicia de La Haya, según el cual concede a Colombia la soberanía de siete cayos del archipiélago de San Andrés y quitó una franja de mar del archipiélago de San Andrés y Providencia.

“Nuestra posición fue advertir que el fallo del año 2007 hacía preveer que al poner nosotros nuestro tratado de Esguerra-Bárcenas en cuestión de un tribunal, la decisión sería que ese tribunal dijera que había soberanía, pero que no había en ese tratado elemento alguno para delimitar frontera marítima, ahí empezó el calvario, nosotros advertimos que el fallo se iba a venir como efectivamente hoy lo conocimos”, explicó Gómez.

En ese sentido, indicó que el fallo lo recibe "con dolor de patria" y reiteró que el Gobierno cometió un error al ir a la Corte Internacional en busca de un título que nadie cuestionaba.

“Lo veo con mucho dolor de patria porque es otro evento más en el que Colombia pierde territorio, cometimos el error de irnos a un tribunal para que allí se pronunciarán sobre un título que nadie cuestionaba y que tenía plena soberanía, así lo habían acordado ambos países , hoy perdimos”, agregó el magistrado.

Para Gómez, Colombia perdió mucho mar y plataforma marítima.

 

En San Andrés se oyen voces separatistas

Hay duelo en San Andrés. La isla no es la misma, ni los turistas se portan igual. Se siente un ambiente pesado, por el golpe sufrido con el fallo de la Corte Internacional de La Haya y mucho más porque los raizales impulsan la idea de convertir al archipiélago en un Territorio Insular Autónomo.

Esa rebeldía surge como una “respuesta del alma” ante lo que sienten como un olvido de la administración del país, pues constatan que históricamente no los ha sabido defender, ni mucho menos desarrollar el que ellos reivindican como el departamento más grande del país, con multiplicidad de fronteras, pero que desde hoy son menos, porque el archipiélago quedó rodeado de Nicaragua por todas partes.

La actitud separatista que siempre se ha alimentado veladamente, desde hoy es más evidente, la punta de la lanza es esa solicitud de Territorio Insular Autónomo y el impulso de una idea para institucionalizar el 19 de noviembre como el ‘Día de las lamentaciones’. Esas dos iniciativas reflejan significativamente la sensación de abandono que embarga a los raizales, a todos los residentes y hasta a los turistas colombianos que han conocido el fallo.

Los raizales hacen memoria histórica y recuerdan que en 1822, poco después de la firma de la Constitución de Cúcuta, con la certeza que da la libre autodeterminación de los pueblos, el pueblo isleño se acogió a los parámetros de la naciente nación, de la que hoy se quejan. Un documento que empezó a circular ayer en la isla de mano en mano dice: “Entregamos un territorio completo del archipiélago, todo un territorio que iba hasta la costa de lo que hoy es Nicaragua y poco a poco lo han dejado perder, nunca nuestros familiares miskitos y creoles quisieron ser nicaragüenses, nunca y al entregar Colombia esa zona de la Mosquitia con el Tratado Esguerra – Bárcenas de 1928, partieron en dos nuestra familia étnica, nos dividieron como si se hubiera levantado un muro y ahora, como si fuera poco, se conoce la noticia de que se sigue perdiendo, si no los cayos, islotes e islas, si el mar que es nuestra gran riqueza y esperanza”

Con esta nueva realidad del mapa de Colombia cabe la reflexión de que Colombia no sabe lo que tiene hasta que lo pierde. La noticia al caer la tarde era que en San Andrés se adelantaba un Consejo de seguridad para garantizar la tranquilidad en desarrollo de la inminente visita del presidente de la República, Juan Manuel Santos. Pero para San Andrés y sus raizales, ninguna visita ni ningún anuncio harán olvidar ese día difícil en que perdieron buena parte de su mar.

 

 

 


Publicada por
Sin votos aún
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad