Lunes 28 de Julio de 2014
Publicidad
Publicidad
Colombia
Patrocinado por:
Viernes 25 de Enero de 2013 - 02:43 PM

Bogotá quiere erradicar los vehículos de tracción animal

Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL
Bogotá quiere erradicar los vehículos de tracción animal
(Foto: Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL)
Marlon Alexánder Rozo lleva montado en una carreta más de 15 años. En ella, todos los días, se dedica a la recolección de residuos, un trabajo que le ha dado el sustento y según él, muchas satisfacciones personales.

Siente nostalgia porque dentro de algunos días ya no podrá circular con su carro tirado por un caballo por las calles de la capital. La nueva etapa, para él y los demás carreteros de la ciudad, está cargada de incertidumbre.

Rozo es el líder de los carreteros de la localidad de Ciudad Bolívar (en el sur de la capital) y uno de los 16 representantes del gremio ante el distrito en este proceso de sustitución de vehículos de tracción animal. Según el último censo de la Secretaría de Movilidad, 2.900 carreteros –entre ellos, Rozo– tendrán que modificar su andar a cambio de tres opciones que les ofrece la administración distrital.

Esta cifra incluye los vehículos de tracción animal y las carretillas que son jaladas o empujadas directamente por personas. Todos están obligados a reemplazar su actual labor.

La primera opción es que reciban un vehículo automotor con especificaciones de peso y volumen que no dificulten su movilidad, por valor aproximado de 21 millones de pesos. Rozo, en su condición de líder, es enfático en afirmar que no están dispuestos a recibir motos o moto-carros: “Estamos dispuestos a recibir el cambio de un vehículo automotor por uno de tracción animal, pero que no tenga ningún costo ni pago por licencias, seguros, matrícula ni nada. La problemática es del distrito y no del carretero”.

La segunda opción plantea una posibilidad aún no muy clara: dar una indemnización por un valor cercano a los 36 salarios mínimos mensuales legales vigentes (algo más de $21 millones) a quienes quieran emprender un plan de negocio familiar o personal. La inquietud es: ¿quién y cómo va a capacitar a los carreteros que se decidan por esta opción?

La tercera y menos deseada opción es la de integrarse al nuevo plan de recolección de basuras en Bogotá como recicladores, ya que muchos carreteros, durante años, han hecho esa labor de manera informal. Sin embargo, Blanca Fernández, otra carretera bogotana, alerta lo que siente la mayoría: “Cómo vamos a pasar de ser independientes y tener nuestro billete a depender de si nos quieren pagar o no. Yo eso lo veo muy difícil”.

Esa afirmación se deriva de que hasta ahora, un día de buen trabajo les deja, tanto Rozo como a Fernández, entre 50 y 100 mil pesos, dependiendo de la mercancía que carguen y de cuánto tiempo dediquen en una jornada. “Aún no nos atrevemos a decir si vamos a ganar más o menos. Estamos en incertidumbre y vamos a ver cómo nos va con los nuevos carros”, dice Rozo.

Por otra parte, él y Fernández advierten que hay zonas en Bogotá en las que el proceso será más demorado y complicado desde la perspectiva social. “Hay localidades ‘calientes’, donde los problemas de delincuencia y drogas están presentes. Eso va a ser muy bravo quitarles la carreta y darles un carro o plata. Ojalá no la malgasten”.

La medida, adoptada en el Decreto 178 de 2012, da como plazo máximo el próximo 31 de enero para que dejen de circular vehículos de tracción animal por Bogotá. Sin embargo, este plazo podría extenderse hasta octubre del 2013, para que la implementación se haga efectiva. Según la Secretaría de Movilidad, se invertirán en este proceso entre 45 mil y 50 mil millones de pesos.

En la feria de sustitución de vehículos de tracción animal por automotores, realizada el pasado 14 de enero, se les mostró a los carreteros el tipo de vehículos que el Distrito tiene para ellos. Aunque hay para escoger entre casi una decena de opciones de carros, el Distrito también puso vehículos con precios más elevados de los 21 millones de pesos. La idea es buscar que carreteros se asocien y compren un carro de mayores dimensiones.

Las expectativas para Rozo en este proceso son claras: “Que mis compañeros queden contentos, que tengan una buena evolución social, que mejoren su sistema económico y que en vez de que se agrave la situación en la ciudad, pues prestemos un mejor servicio como empresa o como comunidad”.

 

Los carreteros en Bogotá

La organización de estas personas en la capital no es nueva. Según Guillermo Zambrano, presidente de la Asociación de Carreteros de Bogotá (ACB), “este gremio lleva más de 20 años reclamando justicia y un trato digno”. El último censo muestra que tienen problemas sociales graves que deben ser atendidos con celeridad.

Otros datos los ofrece Marlon Alexánder Rozo: “El rango de edad, según la última actualización de datos que hicimos, es de los 24 a los 60 años de edad, aunque hay excepciones de algunos menores que tienen que salir a ayudar”. Se calcula que un 70 por ciento de carreteros son hombres.

La distribución por zonas muestra a la localidad de Kennedy encabezando la lista con mayor presencia de este gremio. Le siguen las localidades de Bosa, Suba, Ciudad Bolívar y Engativá. En estas zonas se agrupa casi el 80 por ciento de los carreteros de la ciudad. Los restantes son alrededor de 200 familias que se dedican a eso y viven en municipios cercanos, como Soacha, Funza y Mosquera.

 

Carreteros en otras ciudades

La única ciudad ejemplo de Colombia es Medellín, que desde hace cuatro años erradicó los vehículos de tracción animal y dio a casi 230 carreteros que tenía la ciudad antes, 145 moto-carros para sus actividades diarias. La Alcaldía también entregó, en 2009, a cerca de 90 personas, subsidios para que emprendieran negocios productivos distintos. De ese proceso unos 180 caballos fueron adoptados.

En cambio, Cali no ha puesto fin al problema de sus carreteros. En este momento hay, aproximadamente, 1.450 personas dedicadas a este oficio. Se espera que en los próximos meses se empiece a implementar algún plan de reemplazo. Son al menos 4.700 millones los que tiene dispuestos esa ciudad para aportar soluciones y salir del problema.

Barranquilla solo el año pasado empezó a tomar medidas reales sobre los vehículos de tracción animal. Cerca de mil carreteros fueron convocados por la alcaldía el pasado 22 de septiembre en el Estadio Metropolitano, con el fin de censarlos y ofrecer moto-carros a los 950 carreteros que se contaron. Todavía el proceso está sin definiciones.

 

Los caballos

Para Marlon Alexánder Rozo y Blanca Fernández, no será fácil dar en adopción a sus 'hijos' –como llaman ellos a los caballos–. Muchos de esos animales son el sustento de familias enteras y son el fruto de esfuerzo y dedicación. Para Fernández, “da tristeza ver que estos vehículos de tracción animal salgan de las calles de Bogotá, pero las alternativas que nos brindan son buenas”.

¿Qué será de la vida de casi 2.200 caballos que hoy cabalgan jalando carretas por las calles de la capital?, se preguntan Rozo y Fernández. La emoción que dicen sentir por el cambio no opaca la tristeza de tener que dejar a sus compañeros. Según el Distrito, hay cerca de unas 4.000 personas que están en proceso para adoptar esos animales, lo que implica hacerse cargo del equino y mantenerlo en buen estado, para lo cual aún adelantan registros de verificación de datos.

De ahí que el próximo martes 29 de enero se reunirán representantes del Distrito, la Universidad Nacional y la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (UDCA) para definir cómo se hará el proceso de rehabilitación y prestación de servicios veterinarios a los caballos entregados en adopción.

El proceso es visto con expectativa porque el uso de caballos para impulsar carretas ha sido criticado por agremiaciones defensoras de animales. Según la Asociación de Protectores de la Fauna Colombiana y el Medio Ambiente (Aprofac), se reciben diariamente de cinco a seis llamadas denunciando el maltrato con golpes a caballos. También llegan reportes de desmayos y desnutrición de los equinos.

Las facciones de Rozo y Fernández cambian radicalmente cuando se les pregunta sobre el supuesto maltrato al que son sometidos sus ‘hijos’. Dicen que enfermedades y afecciones en los equinos se pueden presentar esporádicamente, como en el caso de los humanos. Y reconocen que algunos de sus compañeros carreteros sí han maltratado a sus animales por diferentes razones. “Sí existen caballos que han sido maltratados, pero tienen que ser conscientes de que son caballos de carga, de peso, de trabajo y que de llegar a darse un maltrato es común. Es peor tener a un animal encerrado todo el día, o dejar aguantar hambre a un perro por muchas horas”, dice Rozo.

Ante esas declaraciones, Ingrid Falla, presidente de la Aprofac, asegura que los caballos son expuestos a jornadas de 16 horas de trabajo diarias o más. Además, advierte que la comida que los carreteros suministran a sus equinos es nociva y que los problemas de cólicos y mortalidad son diarios.

 

Visión veterinaria

Gonzalo Mejía, profesor de medicina veterinaria y zootecnia de la Universidad Nacional, afirma que la principal causa para que los caballos carreteros se enfermen es el exceso de carga, así como estar expuestos a larguísimas jornadas de trabajo. Según él, donde se encuentra más problemas es en las patas.

“El otro problema que presentan los caballos es de alimentación: a veces están en un nivel nutricional bajo, a veces animales en mala condición corporal, y eso hace que su capacidad de trabajo sea menor. Pero también, siendo justos, hay carreteros que manejan muy bien sus animales”, dijo Mejía.

No obstante, el catedrático es enfático en afirmar que los caballos son animales de trabajo y que no se opone a que sean utilizados para eso. El problema, para él, se da en una ciudad tan grande como Bogotá, donde la movilidad es caótica y contaminada.

“Lo importante aquí es que el animal tenga unos tiempos adecuados de descanso, que se alimente adecuadamente, que tenga acceso al agua en forma adecuada y ahí no habría ningún tipo de maltrato”, añade el profesor.

Publicada por
COLPRENSA, BOGOTÁ
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones