Domingo 23 de Noviembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Colombia
Patrocinado por:
Viernes 25 de Enero de 2013 - 05:26 PM

Comienza con fuerza la puja por elecciones de 2014

Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL
Comienza con fuerza la puja por elecciones de 2014
(Foto: Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL)
La contienda política para 2014 empieza a calentarse. Los fuertes contrapunteos entre el presidente Juan Manuel Santos y su antecesor Álvaro Uribe Vélez dan luces sobre lo que podría venir con miras a las elecciones para la Presidencia y el Congreso de la República. El escenario empieza a vislumbrarse.

Por ahora el debate se ha concentrado en los denominados santismo y uribismo. Es muy factible que la contienda se polarice entre esas dos tendencias, sin embargo, aún hay varias cartas por destapar. 

En el camino a la Presidencia, por ejemplo, falta definir el futuro del actual ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, y la posibilidad de que los partidos políticos que conforman la Unidad Nacional presenten candidatos propios. Por ahora, suena el nombre de la ex ministra Martha Lucía Ramírez, en representación de los conservadores, y el de Clara López por el Polo Democrático, ya confirmada. 

Pero otro aspecto para tener en cuenta es que con las elecciones a Congreso se definirá si varios de los actuales partidos permanecen o si por el contrario pierden su representación legal, en caso de no alcanzar el 3 por ciento del umbral establecido por la Ley. 

Desde el uribismo

Por el lado del uribismo, ha quedado claro que a través de Centro Democrático se buscará participar en las elecciones de próximo año. Luego de una reunión, en la que participaron algunos de los alfiles de Uribe, como el ex Vicepresidente Francisco Santos y el senador Juan Carlos Vélez, se estableció que el propósito es que a sus filas se unan otras colectividades. 

“La plataforma será construida con todos los sectores. Hacemos una invitación especial al Partido Conservador, al Partido de La U, a sectores liberales y de la izquierda democrática, a otros movimientos políticos y a ciudadanos sin partido”, dice una declaración que se emitió luego de dicha reunión, celebrada el pasado 20 de enero, en Bogotá. 

Las apuestas que hasta el momento se conocen de esa nueva plataforma política se relacionan con “ideas y programas que resuelvan las preocupaciones ciudadanas relacionadas con el deterioro de la seguridad, que las propias cifras del Ministerio de Defensa registra, y la necesidad de una reforma a la educación superior que garantice ese derecho a los jóvenes de Colombia”, agrega el documento. 

Pero lo que no se sabe aún es si el ex Presidente encabezará o no una lista al Senado en los comicios de marzo de 2014. Si bien se conoce que está al frente de la nueva plataforma, no hay certeza por ahora sobre su papel en la contienda electoral. 

Entre sus allegados se escucha que está "más cerca del sí, que del no", como lo dijo el ex Vicepresidente Santos, o incluso que "no ha dicho que sí, pero eso es lo que va a suceder". Esta última afirmación fue hecha por el ex ministro Carlos Holmes Trujillo, quien hace parte del abanico de posibilidades presidenciables de Centro Democrático. 

Y es que a la lista de presidenciables por el uribismo se le suman también otro ex ministro (Óscar Iván Zuluaga), un ex Vicepresidente (Francisco Santos), un dirigente gremial (José Félix Lafaurie) y un ex gobernador (Luis Alfredo Ramos). 

“Nosotros nos mantenemos en la lucha, está definido que damos la batalla, lo que está por aclararse es si mi persona será candidato (al Senado) (...) Yo hago política por el país y no a nivel personal, pero trabajamos para llevar buenos candidatos para el Congreso, además de un buen candidato para la Presidencia”, aseguró Uribe Vélez. 

Conservadores tendrán que decidir

No obstante, otra de las dudas que surgen es si habrá un apoyo al uribismo desde el Partido Conservador, a través de una coalición nacional, como lo sugirió Marta Lucía Ramírez, que ya oficializó su interés de ser candidata a la Presidencia por esa colectividad, “porque se convirtió en el apoyo del gobierno de turno cuando tenemos motivos más que suficientes para que la colectividad aspire al poder”. 

Además dijo Ramírez que “el ex presidente Uribe puede perfectamente tener una coalición con el Partido Conservador y una bancada que le permita al Congreso recuperar la autonomía frente al Ejecutivo. Porque tenemos un Congreso absolutamente subalterno frente al Gobierno, cuando necesitamos un Congreso que trabaje en conjunto con él y no subalternos de ningún tipo”. 

El apoyo de los conservadores al actual Gobierno es vital (es la segunda bancada más grande en el Congreso), pero nadie se atreve a apostar si seguirán dentro de la Unidad Nacional, si se lanzarán a los brazos del uribismo o si se dividirán. La decisión sobre el candidato conservador a la Presidencia se tomará en la próxima Convención Nacional del Partido. 

Santos: ¿a la reelección? 

Esa es la gran pregunta que los colombianos se hacen y la respuesta definirá, con certeza, el rumbo que tome la contienda electoral. Meses atrás, el presidente Santos había asegurado que frente a su reelección solo se pronunciaría en el momento indicado y aunque aún no ha dado un sí o un no, ya dio a conocer que tomará una decisión, en junio de este año. 

Por lo pronto, el Jefe de Estado dijo que se sentará a hablar con Vargas Lleras para definir si “vamos por los votos o si vamos a seguir construyendo casas”, es decir, los dos se sentarán a definir su futuro político, ya sea para que el Mandatario se lance a la reelección, o para que el Ministro de Vivienda intente nuevamente llegar a la Presidencia o encabece una lista al Senado por el santismo. 

“Yo reconocía muchas facetas al doctor Germán Vargas; es un gran rival en las elecciones, en los debates parlamentarios se fajaba con mucha habilidad, es muy efectivo cuando se trata de conseguir votos, además de un gran ejecutor. Vamos a tener que sentarnos a decidir su futuro, si vamos por los votos o si vamos a seguir construyendo casas. Pero esa decisión la vamos a tener que tomar en un futuro cercano”, aseguró Santos. 

No obstante, por el lado del partido de Santos, el de La U, que cuenta con la mayor representación actualmente en el Congreso, aún hay mucho por definir. Hay quienes pronostican serias divisiones dadas las grandes diferencias entre el santismo y el uribismo. 

Y es que La U siempre ha enfrentado la paradoja de haber sido creado por Santos en torno a las ideas del entonces presidente Uribe, pero dadas las diferencias que ahora existen entre los dos, se pondrá a prueba a esa colectividad. Además falta definir el apoyo que recibiría Santos de los partidos de la Unidad Nacional frente a una eventual intención de reelección. 

Otras colectividades

Partidos como el Polo Democrático, PIN, Verde, Cambio Radical y progresistas deberán encaminar sus filas para mantener su representación jurídica y la tarea no es fácil. 

En el caso de Cambio Radical, se ha hablado de la llamada reunificación liberal. Con el uribismo enlistando sus filas, esa colectividad deberá decidir si se mantiene independiente y le apuesta a una lista encabezada por Vargas Lleras o si se alía con el liberalismo y busca obtener una mayor representación en el Congreso. 

Por el lado del Partido de Integración Nacional (PIN), el escenario no se ve muy bien y se habla de una posible desaparición. Varios de sus integrantes han manifestado su inconformidad con esa colectividad y de hecho han expresado sus deseos de cambiarse a otros partidos. 

Precisamente, el representante a la Cámara Juan Carlos Salazar, quién ya anunció su retiro de ese partido, es uno de los promotores del proyecto de ley para darle vía al llamado ‘transfuguismo’ en el Congreso. 

Las elecciones de 2014 también serán definitivas para la izquierda del país. El Polo Democrático y el progresismo del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, se jugarán sus cartas. Ambas colectividades deberán tomar decisiones trascendentales. 

Ante los anuncios del uribismo y la reunificación liberal, deberán jugar estratégicamente. Sin embargo, una alianza entre ambas colectividades no será nada fácil. Ya han demostrado tener grandes diferencias en lo que va del mandato de Petro. 

No obstante, con el aumento del umbral cada una deberá pensar muy bien si está en capacidad de conseguir aproximadamente más de 400 mil votos. Una tarea nada fácil dados los escenarios políticos. 

El Polo viene desgastado por los escándalos de las contrataciones de Samuel Moreno y Petro enfrenta problemas por el tema de las basuras en Bogotá. Un escenario ideal sería una alianza. Incluso, Clara López, candidata presidencial por el Polo, ha manifestado que el progresismo es un aliado natural. 

En el Partido Verde las cosas no están claras. Aunque le han apostado a ser parte de la Unidad Nacional y han dicho que mantienen su independencia, sus mayores críticos ven a esa colectividad como el agua tibia. Ser parte de la coalición no les ha traído mayores beneficios, más allá de un puesto en el Gobierno de su ex vocero Lucho Garzón, y este mismo ha dicho en varias ocasiones que siente que está calentando la silla. 

La cuestión de fondo en el caso del Partido Verde es la misma. ¿Podrán superar el umbral? Sin grandes figuras como el ex candidato a la Presidencia Antanas Mockus, la tarea no será fácil. Incluso, el ex alcalde Enrique Peñalosa, después de las últimas elecciones a la Alcaldía de Bogotá, parece distante.

Conservadores tendrán que decidir 

Publicada por
COLPRENSA, BOGOTÁ
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones