Viernes 19 de Diciembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Colombia
Patrocinado por:
Miércoles 30 de Enero de 2013 - 04:13 PM

Farc mienten cuando niegan tener secuestrados

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Farc mienten cuando niegan tener secuestrados
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)
El secuestro de los dos policías en el Valle del Cauca el pasado viernes, entre ellos Cristian Camilo Yate, oriundo del municipio del Líbano, revivió la polémica sobre las intenciones que tienen las Farc de firmar la paz con el Gobierno.

De acuerdo con Luis Carlos Salinas, director del Observatorio de Paz y Derechos Humanos de la Universidad del Tolima, las Farc “mienten al negar que no tienen secuestrados, cuando hay familias que reclaman su derecho a saber del paradero de sus familiares, pagan los rescates y el secretariado no tiene control sobre las violaciones que se cometen contra el pueblo colombiano”.

De acuerdo con Salinas, aunque “todo acto de secuestro de un uniformado y un civil es reprochable, hay que entender que se estaba en una tregua que propuso las Farc y que pretenden con esos actos mermar la capacidad militar del Gobierno. Además, hay que hacer una claridad, y es que tanto las Farc y el Estado aceptaron negociar en medio de la guerra”.

Sin embargo, Salinas es enfático en aclarar que al ser Colombia reconocido como un Estado Social de Derecho con la promulgación de la Constitución del 91, organismos y tratados internacionales delegan la responsabilidad al Gobierno de ser el garante del respeto de los DH de sus ciudadanos.

En esto entrarían todas las acciones perpetradas por los grupos al margen de la ley que lesionen a la población colombiana como los hechos arbitrarios de las instituciones del Gobierno. Pero para Salinas es la sociedad la responsable de mantener el Estado democrático.

Cabe recordar que las Farc aseguraron en febrero de 2012 terminar con los secuestros extorsivos, pero no con los de los “prisioneros de guerra”.

Fractura al interior

Pero para Jaime Preciado, cineasta e integrante del colectivo Derechos Humanos de Ibagué, los hechos que involucran a los dos policías, muestran que al interior de las Farc, los frentes y los miembros del secretariado en La Habana, no parecen estar de acuerdo con firmar la paz.

“Al Gobierno le están metiendo gato por libre. El estado mayor de las Farc no tiene el control sobre esos frentes. Existen dos posibilidades, la primera que las Farc estarían reacomodando sus fuerzas en este tablero de guerra previendo que han perdido su equipo bélico, y el otro escenario, el de mejorar su imagen ante la opinión pública”.

Con respecto a esto, el representante de la Cámara, Carlos Edward Osorio, concuerda que “como se están dando las negociaciones hace que pueda haber unas voces aisladas, que no representan a la mayoría y que no se quieren aconductar para lograr la paz”.

Según Salinas, lo que ocurre es que al interior de las Farc está sucediendo lo que pasó con el proceso de los paramilitares y su desmovilización en la que “unos reductos” denominados como las ‘bacrim’ se resisten a buscar una acción negociada con el Gobierno.

“Las Farc están sumamente golpeadas, incluso líderes y analistas del M-19 saben que existe un común acuerdo de que la guerra ya no es la salida. Las Farc lo que están buscando es una salida digna con el diálogo de paz”, manifestó.

Secuestros no ponen en peligro los diálogos

Para el representante de la Cámara, Carlos Edward Osorio, aunque el secuestro de estos dos jóvenes es “gravísimo, reprochable y repudiable”, sería irresponsable que se terminen los diálogos de paz porque son estas acciones las que se desean resolver.

“Nadie dijo que iba a ser fácil. Que hablar o empezar a negociar una paz en medio de un conflicto armado iba a ser fácil y en ese orden de ideas tenemos que apoyar a la fuerza pública para brindar seguridad a todos los colombianos. No vamos a tirar por la borda todo lo que se ha avanzado y hecho, en procura de lograr la reconciliación nacional”, afirma Osorio.

Para Preciado tampoco estaría en peligro de frustrarse las negociaciones de paz pues el gobierno aceptó dialogar sin que hubiera un cese de hostilidades. “Estamos en guerra y pueden haber secuestros y tomas que de todas maneras se están haciendo en medio del proceso de diálogo”.

Cese al fuego bilateral o unilateral

Osorio dice no estar de acuerdo con replantear un cese al fuego por parte del Gobierno “porque demandaría un sinnúmero de concesiones inmerecidas a quienes de alguna manera podrían repetir las condiciones dadas en el Caguán”.

El representante sugiere que el desarme debe ser unilateral, es decir, por parte de las Farc. “Qué tal el Estado y la Fuerza Pública se ausente de proteger a los colombianos. Yo no soy amigo del cese al fuego. El Estado debe seguir respondiendo por la seguridad y debe estar alerta. Pero desafortunadamente ese es el panorama que nos tocó vivir y una paz se construye sin mostrar debilidad, sin bajar la guardia y sin desestimular a la Fuerza Pública, de que no deben realizar ciertos operativos para garantizarle la seguridad a los colombianos”, concluyó.

Publicada por
COLPRENSA, IBAGUÉ
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones