Domingo 21 de Diciembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Colombia
Patrocinado por:
Miércoles 30 de Enero de 2013 - 05:18 PM

Los secuestros le quitan credibilidad a los diálogos de paz

Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL
Los secuestros le quitan credibilidad a los diálogos de paz
(Foto: Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL)
Suspender los diálogos de paz o declarar un cese de hostilidades fueron algunas de las posiciones que dieron analistas consultados por Colprensa, luego de que el Gobierno Nacional le exigiera a las Farc que le aclarara al país si quiere llegar o no a un acuerdo para ponerle fin al conflicto.

El pronunciamiento se dio luego de un comunicado de la guerrilla en el que decía que continuaría con el secuestro.

En dicho mensaje, las Farc anunciaron que se reservan “el derecho” a capturar a los miembros de la Fuerza Pública que se han “rendido en combate” y los calificó como “prisioneros de guerra”.

El comunicado de la guerrilla se da luego del secuestro de los policías Víctor Alfonso González y Cristian Camilo Yate, en el Valle del Cauca, hace más de una semana por parte de la columna móvil Gabriel Galvis de las Farc.

Ante este hecho, en la tarde del miércoles, Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno en las conversaciones que se cumplen en La Habana, Cuba, le respondió al grupo ilegal diciéndole que no se van a dejar desviar del compromiso inicial de las negociaciones, y advirtió que no van a “entrar en conversaciones para regularizar el conflicto”.

Según De La Calle, esta es una “vieja pretensión de las Farc para que la guerra se prolongue indefinidamente”. Además, dijo que la Fuerza Pública seguirá persiguiendo a los actores armados ilegales en todo el territorio nacional, y reclamó la necesidad de que la guerrilla le dé la cara a sus víctimas para que el proceso no sea “inviable”.

En medio de este panorama, el analista Alfredo Rangel calificó como “demasiado tibia” la respuesta de De la Calle, pues considera que el Gobierno debe suspender los diálogos de paz hasta que las Farc liberen de manera incondicional a los policías secuestrados.

Rangel añadió que esta situación es “la cuota inicial de una escalada de secuestros de miembros de la Fuerza Pública” y la calificó como una “bomba de tiempo”.

“Si el gobierno no la desactiva, prematuramente podría darse al traste con los diálogos, puesto que la opinión pública no va a tolerar que las Farc sigan secuestrando y al mismo tiempo se dialogue con ellas”, dijo el analista.

El director de la Corporación Arco Iris, León Valencia, consideró que la respuesta de De la Calle “no tiene mucho sentido” porque el gobierno es el que tiene la idea de negociar en medio del conflicto y eso significa hacerlo con acciones militares de parte y parte. “Debería pactarse un cese de hostilidades”, dijo.

Además, consideró que este tipo de acciones le restan legitimidad a las negociaciones y generan incredulidad en la opinión pública, especialmente si es la guerrilla la que las cometen.

Camilo González Posso, director del Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (Indepaz), coincidió con Valencia pues cree que la mesa de La Habana no se afecta con estos pronunciamientos, ya que parte de los acuerdos con los que se sentaron a negociar es que las hostilidades se mantienen. Además, señaló que ambas partes aceptaron dialogar “en medio de los horrores de la confrontación de la guerra”.

Sin embargo, el director de Indepaz dijo que no cree que los diálogos se vayan a suspender, aunque advirtió que deben analizar rápidamente un cese de hostilidades y no dejar este tema para el segundo semestre del año. “Ya se demostró que esto requiere ser tratado con tiempo”, señaló.

El analista añadió que esta situación enrarece el ambiente en el país respecto a los diálogos de paz, ya que la gente “se desconcierta” y “la credibilidad del proceso se afecta si no se llega rápido a un cese de hostilidades”.

A pesar de estos roces, De la Calle salió hacia Cuba en la tarde de este miércoles, tras su pronunciamiento, para iniciar con la guerrilla la cuarta fase de las negociaciones. Tanto el presidente Juan Manuel Santos como De la Calle han reiterado que se examinarán periódicamente las conversaciones y si no se ven avances no serán "rehenes de estas negociaciones de paz".

Dato

- El 20 de febrero de 2002, el gobierno de Andrés Pastrana finalizó los diálogos de paz con las Farc, que se adelantaban en El Caguán, luego de que la guerrilla secuestrara al entonces senador Jorge Eduardo Gechem cuando se trasladaba en un avión de Aires que viajaba entre Florencia y Meta.

Las voces

Ante el anuncio de las Farc el vicepresidente Angelino Garzón dijo rechazar ese anuncio y lo calificó como un desafío. “En toda negociación cuando uno ofende al otro o le exige lo imposible, lo que quiere es romperla”, dijo Garzón. El vicepresidente le advirtió a la guerrilla que lo que más conviene son las negociaciones que adelanta con el gobierno.

Por su parte el expresidente Álvaro Uribe condenó la declaración de las Farc y criticó que el Gobierno siga adelante con los diálogos de paz, mientras la guerrilla acepta que tiene dos policías en su poder.

“Lo que está haciendo el gobierno con esa política es autorizar el secuestro”, señaló el exmandatario. Uribe también dijo que esta situación es un “atentado a la democracia” y consideró que “el terrorismo sigue escalando su actividad criminal”.


En el Congreso, Augusto Posada, presidente de la Cámara de Representantes, dijo que las Farc no pueden calificar como retenciones a los secuestros. “Ahí vemos nuevamente su incoherencia, cuando decían que no iban a volver a usar este mecanismo de secuestro, de tortura”, señaló Posada.

Por su parte, Guillermo García, vicepresidente del Senado, dijo que las Farc “están bañando con sangre el proceso de paz” y advirtió que le están enviando un mensaje a la sociedad colombiana de que no se puede creer en ellos.

Rafael Mora, director de la asociación ‘Los que faltan’, indicó que el anuncio demuestra que la guerrilla está “desfasada de este proceso” y añadió que no puede concebir “cómo en medio de un proceso de paz ellos estén planteando que van a seguir secuestrando y además de eso que los secuestrados que tienen son prisioneros de guerra”.

Publicada por
COLPRENSA, BOGOTÁ
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones