Domingo 23 de Noviembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Colombia
Patrocinado por:
Jueves 30 de Mayo de 2013 - 11:44 AM

Grabaciones podrían enredar el futuro político del senador Corzo

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Grabaciones podrían enredar el futuro político del senador Corzo
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)
Una de las evidencias requeridas por el alto tribunal, en donde avanza una investigación similar en contra del dirigente, es el audio de la declaración entregada por el mismo Suárez Corzo a la Corte, a finales de 2011.

Después de varios meses de aguardar por el testimonio del exalcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez Corzo, de manera infructuosa, el Consejo de Estado decidió solicitarle a la Corte Suprema de Justicia allegar algunas de las pruebas que reposan en la investigación penal por presunto tráfico de influencias que se sigue contra el senador Juan Manuel Corzo.

Una de las evidencias requeridas por el alto tribunal, en donde avanza una investigación similar en contra del dirigente, es el audio de la declaración entregada por el mismo Suárez Corzo a la Corte, a finales de 2011.

En el testimonio, al parecer, el exalcalde de Cúcuta admite sin tapujos el pacto político que existió con el congresista nortesantandereano a fin de favorecer la elección de Luis Lizcano como director de Corponor, en 2006, hecho por el que le fue demandada su investidura como senador.

Sin embargo, meses después, y de manera sorpresiva, Suárez habría regresado a la Corte Suprema de Justicia para retractarse de lo dicho alegando que lo hizo en un momento de mucha efervescencia.

En noviembre del año pasado, el Consejo de Estado, por solicitud del abogado demandante, Omar Javier García, admitió este mismo testimonio dentro del proceso y citó a Ramiro Suárez Corzo a declarar el 5 de diciembre.

Junto a él fueron convocados también: Álvaro Quintero, un exfuncionario de Corponor que fue declarado insubsistente en el 2007 por Lizcano; Ligia Quintero, Yesid Navas Peñaranda, exdirector de Corponor; Ciro Alfonso Ramírez, el exgobernador Luis Miguel Morelli Navia, Héctor Parra López y Claudia Elizabeth Toloza.

Pese a esto, el 28 de noviembre el exalcalde presentó un memorial, escrito a mano, en el que se manifestó impedido para entregar su declaración y pidió ser retirado como testigo advirtiendo un parentesco con el investigado senador, además de una evidente contradicción política, por lo que la diligencia fue suspendida.

En enero de este año, la magistrada ponente decretó nuevamente la recepción del testimonio de Suárez Corzo y lo programó para el 20 de febrero, pero días después este tuvo que ser aplazado una vez más.

El 8 de marzo se volvió a fijar como fecha para la toma de la declaración el 3 de abril a las 10 de la mañana.

Sin embargo, el exalcalde, recluido en la cárcel La Picota de Bogotá, nunca se presentó a la cita, tras manifestar, por intermedio de un funcionario del Inpec, que “temía por su seguridad personal”, por lo que pidió no salir del centro de reclusión.

Ante estos hechos, el Consejo de Estado requirió a Suárez Corzo para que sustente y argumente por escrito los motivos que lo llevaron a no hacerse presente, nuevamente, a la diligencia a la cual había sido convocado. La respuesta aún no se ha conocido.

Entre tanto, el pasado 23 de mayo fue remitida la solicitud a la Secretaría General de la Corte Suprema de Justicia para que además de hacer llegar varias de las pruebas que reposan en el proceso penal contra el senador Juan Manuel Corzo, desde finales de 2011, se certifique el estado actual del proceso en esa corporación.

LAS OTRAS PRUEBAS

Dentro del paquete de pruebas que deberán ser trasladadas al Consejo de Estado y que resultarían trascendentales en la demanda que cursa en ese tribunal contra Juan Manuel Corzo también se cuentan el testimonio del exdirector de Corpornor, Yesid Navas Peñaranda; el exrepresentante de la Federación Nacional de Cacaoteros, Ciro Alfonso Ramírez Dávila y el exfuncionario de la entidad Álvaro Quintero.

Según el audio de la declaración entregada por Navas Peñaranda a la Corte Suprema, el exdirector de la Corporación Autónoma reconoce el pacto político que existió entre Juan Manuel Corzo y Ramiro Suárez para garantizar su llegada a la dirigencia de la entidad en el periodo 2004-2006.

En el testimonio, Navas también admite que el congresista Corzo fue el encargado de liderar ese proceso y que durante su gestión fueron varios los contratos que tuvo que firmar por pedido del senador. “Casi que era una imposición”, dice.

Así mismo, asegura que en vista de la oposición que en algunos momentos presentó a los pedidos que se hacían para mover fichas al interior de Corponor y favorecer ciertos nombramientos, esa misma alianza Ramiro Suárez-Juan Manuel Corzo fue la que le terminó impidiendo su reelección como director de la Corporación.

“Juan Manuel llegó a un acuerdo con el exalcalde, con Ramiro Suárez, para que le apoyaran ese otro candidato que es el que está ahorita, que es Luis Lizcano, y no quedara yo. Eso fue fácil hacer ese acuerdo porque el exalcalde no me quería bien”, manifestó Navas Peñaranda.

Otra de las pruebas que fue requerida a la Corte Suprema y que podría resultar clave para la investigación es el informe final del proceso de selección de candidatos para la dirección de Corponor hecho por la Universidad Francisco de Paula Santander para el periodo 2007-2009.

DATO

Al senador Juan Manuel Corzo le fue demandada su investidura como congresista, en junio de 2012, por su presunta injerencia en la elección de Luis Lizcano para su primer periodo al frente de Corponor (2007-2009).

Como prueba principal, el demandante aportó un video en el que aparece Corzo interviniendo durante la posesión de Lizcano y este a su vez aparece agradeciendo, entre otros, al senador conservador por su nombramiento.

Acto seguido, el congresista pide la autorización del gobernador de la época, Luis Miguel Morelli Navia, así como la del alcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez Corzo, y los demás alcaldes presentes para exaltar la trayectoria y desempeño del nuevo director de la entidad.

Incluso, durante su intervención Corzo reconoce que la elección del director de Corponor no es un acto administrativo en sí, sino un acto colegiado político.

Publicada por
COLPRENSA, BOGOTÁ
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones