Publicidad
Mar Dic 12 2017
25ºC
Actualizado 03:30 pm
Jueves 26 de Diciembre de 2013 - 02:20 PM

Aumento del salario mínimo afectaría la formalización de empleo

Tras el anuncio de que el salario mínimo para el 2014 aumentará en un 4,5%, con lo que quedará en $616.027, expertos en la economía laboral comenzaron a opinar sobre las consecuencias que esto tendría sobre el presupuesto nacional y el mercado del trabajo.
Colprensa/ VANGUARDIA LIBERAL
Aumento del salario mínimo afectaría la formalización de empleo
(Foto: Colprensa/ VANGUARDIA LIBERAL)

El investigador de Fedesarrollo, Jairo Núñez, piensa que “este incremento está bastante desfasado con respecto a la inflación de este año, que está rondando el 2%”, por lo que “seguramente va a generar muchas restricciones para la creación y formalización de empleos”.

Según él, “para cualquier empleador, esa carga económica en el tema laboral, probablemente no la pueda soportar y tendrá que dejar de contratar o de formalizar a los empleados que ya tiene en su empresa”.

De acuerdo con Núñez, “con lo que se ahorra el empresario de sus aportes parafiscales, pagando a través del impuesto Cree, la disminución del costo de nómina que había llegado a ser del 8,5% generó en los últimos meses más empleos formales en la economía”. Sin embargo, con este nuevo incremento en el salario mínimo “este ahorro se reduce en una cuarta parte, lo que puede provocar un retroceso en la reducción del desempleo que se logró este año”.

Por su parte, Juan Carlos Guataquí, exsubdirector del Dane y profesor de la Universidad del Rosario afirmó que “el impacto en el mercado laboral de un aumento grande del salario mínimo sería bastante leve”.

Esto lo explica diciendo que “en Colombia la proporción de personas que devengan el salario mínimo a través de un contrato laboral formalmente establecido es de una de cada dos personas”. Según él, “las personas que ganan el mínimo o menos, porque no tienen contrato laboral no se verán beneficiadas con este incremento”.

Para él “el dilema de política pública es, qué tanto se afecta la generación de empleo asalariado, es decir, el empleo formal, y qué tanto se incrementa el poder adquisitivo de los trabajadores”. Según Guataquí, el incremento real en ambos puntos es mínimo, por lo que considera que el impacto no sería tan fuerte.

AUMENTO CON FINES POLÍTICOS

Por su parte, Jairo Núñez, considera que “el haber llegado a un salario mínimo concertado, puede abrir las puertas para negociaciones e importaciones de los sindicatos al tema de la paz y otros aspectos relevantes que vamos a tener seguramente el año entrante” y “seguramente ayudará a que el presidente Juan Manuel Santos se posicione entre los sindicatos”.

Según él, “con toda seguridad este incremento tiene bastante de estrategia política y busca réditos políticos para las elecciones que se acercan”.

Esto se corrobora con la declaración hecha por el candidato presidencial Oscar Iván Zuluaga, esta misma semana en la que proponía que el salario mínimo se incrementara en un 6%, tal y como lo piden los trabajadores, propuesta que fue calificada por Juan Carlos Guataquí como “populista”.

DATO

En los últimos diez años el salario mínimo solo ha sido concertado en tres ocasiones:

En 2004, cuando fue establecida en 358.000 pesos. En 2005, cuando se dejo en 381.500 pesos, y en 2011 se ubicó en 566.700 pesos.

Publicada por
Sin votos aún
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad