Publicidad
Mié Oct 18 2017
26ºC
Actualizado 05:16 pm
Jueves 06 de Octubre de 2011 - 03:35 PM

Soldados mexicanos que se unan a narcos enfrentarán de 30 a 60 años de cárcel

El pleno de la Cámara de Diputados de México aprobó hoy una reforma que establece que un soldado que se una a las filas del crimen organizado cometerá el delito de "traición a las Fuerzas Armadas", castigado con penas de 30 a 60 años de cárcel y baja del servicio castrense.
Tomada de Internet/ VANGUARDIA LIBERAL
El pasado 1 de octubre, fueron detenidos dos soldados mexicanos que mantenían a una niña de 13 años secuestrada en el norteño estado de Chihuahua.
(Foto: Tomada de Internet/ VANGUARDIA LIBERAL)

Además, "los militares que proporcionen información, utilicen embarcaciones, aeronaves o cualquier recurso humano, obstaculicen las tareas, se nieguen a ejecutar las acciones o pongan en libertad a cualquier criminal" serán castigados con penas de 15 a 60 años de prisión, indicó la Cámara baja en un comunicado.

Con 358 votos a favor, 8 en contra y 4 abstenciones, las modificaciones al Código de Justicia Militar buscan sancionar a los elementos de las instituciones armadas que se incorporen a la delincuencia organizada.

En México es relativamente común que algunos agentes de seguridad, sobre todo los policías municipales y estatales, se involucren con el narcotráfico. Sin embargo, también se han documentado casos de soldados relacionados con el crimen.

El pasado 1 de octubre, por ejemplo, fueron detenidos dos soldados mexicanos que mantenían a una niña de 13 años secuestrada en el norteño estado de Chihuahua.

El secretario de la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados, Luis Carlos Campos Villegas, explicó que es necesario sancionar con prisión a los militares que traicionen a las Fuerzas Armadas, "ya que va en contra de las leyes castrenses".

Dichas leyes exigen al militar cumplir "su deber hasta el sacrificio" y anteponer "el interés personal al interés de la patria", apuntó.

La reforma votada hoy fue presentada por el Gobierno al Senado en abril de 2009.

El Gobierno del presidente mexicano, Felipe Calderón, mantiene a decenas de miles de soldados y marinos desplegados en varios estados del país para combatir al crimen organizado.

En algunos municipios del país las Fuerzas Armadas incluso han sustituido a los policías locales, debido a que se ha descubierto que varias corporaciones policiacas estaban totalmente infiltradas por el narcotráfico.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad