Publicidad
Sáb Ago 19 2017
19ºC
Actualizado 07:21 pm
Martes 11 de Octubre de 2011 - 03:01 PM

Abdulmutallab estaba determinado a matar a 300 pasajeros el día de Navidad en EU

El único propósito de Umar Farouk Abdulmutallab, pasajero del vuelo de la aerolínea Northwest en el día de Navidad de 2009, era destruir el avión y matar a las casi 300 personas a bordo, afirmó hoy la fiscalía en el inicio del juicio contra el joven nigeriano.
Tomada de Internet/ VANGUARDIA LIBERAL
Umar Farouk Abdulmutallab
(Foto: Tomada de Internet/ VANGUARDIA LIBERAL)

El fiscal federal asistente Jonathan Tukel dijo a los miembros del jurado, en el Tribunal del Distrito Federal del este de Michigan, que con ese acto suicida Abdulmutallab "creía que iría al paraíso, porque sería un mártir".

Según recordó la fiscalía, en el día de Navidad de hace dos años y durante un vuelo desde Holanda a Detroit, Abdulmutallab fue al lavabo del avión poco antes del aterrizaje en el aeropuerto de la ciudad en Michigan.

Cuando retornó a su asiento, dijo que se sentía mal en el estómago y se cubrió con una manta tras lo cual, según la acusación, intentó encender una mezcla explosiva oculta en sus prendas interiores.

Otros pasajeros y miembros de la tripulación lucharon con Abdulmutallab e impidieron la deflagración.

Tukel describió la vida de Abdulmutallab como la de "un estudiante privilegiado que abandonó la universidad en Dubai para irse a Yemen y unirse a la red terrorista Al Qaeda", recoge el diario The Detroit News.

Abdulmutallab ha insistido en que se defenderá a sí mismo ante el Tribunal, pero cuenta con el asesoramiento de Anthony Chambers, un experimentado abogado profesional que eligió no hacer ninguna declaración en la apertura del juicio.

El jurado lo integran tres hombres blancos, seis mujeres blancas, dos negras y una de ascendencia asiática.

El nigeriano, de 23 años de edad, está acusado de intentar usar armas de "destrucción masiva", de conspiración para cometer un acto de terrorismo, y de posesión de un arma de fuego o un artefacto destructivo para la comisión de un acto de violencia.

Se espera que el juicio dure de tres a cuatro semanas. Abdulmutallab se ha declarado no culpable en todos los cargos.

El único testigo que declaró hoy, antes de que concluyera la audiencia, fue un pasajero, Michael Zantow, quien recordó que viajaba desde Oriente Medio, donde trabajaba como contratista de la Fuerza Aérea de EU., hacia Wisconsin, para visitar a su madre enferma, cuando ocurrió el incidente a bordo del avión.

Zantow dijo que él estaba sentado en una hilera detrás del asiento que ocupaba Abdulmutallab y que vio cómo se levantaba humo de su regazo.

Varios pasajeros se precipitaron hacia Abdulmutallab, lo arrastraron al pasillo y cuando le bajaron los pantalones, dijo Zantow, "sus prendas interiores parecían (...) pañales para adultos".

El intento de atentado al parecer fracasó porque el artefacto explosivo no funcionó más allá de las llamas que causaron quemaduras de tercer grado a Abdulmutallab.

Tras el incidente en el avión, los agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) interrogaron a Abdulmutallab durante unos 50 minutos en el Hospital de la Universidad de Michigan mientras el joven recibía atención médica por las quemaduras.

Según las autoridades Abdulmutallab habló libremente y dio detalles de su misión, de su instrucción y acerca del fabricante del artefacto explosivo, y afirmó que su intención había sido matar a todas las personas a bordo del avión.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad