Publicidad
Dom Oct 22 2017
21ºC
Actualizado 07:53 pm
Lunes 26 de Marzo de 2012 - 03:49 PM

Primer juicio en EU por encubrimiento de pedofilia en Iglesia Católica

El primer juicio contra un responsable de la Iglesia Católica en Estados Unidos acusado de encubrir actos de pedofilia llegó el lunes a los tribunales de Filadelfia, Pensilvania.
TOMADA DE INTERNET/VANGUARDIA.COM
Primer juicio en EU por encubrimiento de pedofilia en Iglesia Católica
(Foto: TOMADA DE INTERNET/VANGUARDIA.COM)

Monseñor William Lynn, encargado de nombrar a sacerdotes en escuelas e iglesias en la región de Filadelfia, enfrenta acusaciones por no haber mantenido a los curas denunciados por abuso sexual lejos de menores.
El caso, en el cual el sacerdote James Brennan está acusado de abuso de niños en los años 1990, es el primero de este tipo en Estados Unidos.

En un sorpresivo giro el jueves antes del inicio del juicio este lunes, otro acusado, el expulsado sacerdote Edward Avery, se declaró culpable de crímenes sexuales, evitando de este modo el proceso.
Avery fue sentenciado de inmediato a entre dos años y medio y cinco en prisión.

Con el inicio del juicio, la atención mediática por el caso podría traer a la luz sórdidos detalles. La asistente del fiscal, Jacqueline Coelho, describió a Lynn como el "guardián de los secretos", encargado de proteger a la iglesia del escándalo y mantener a los feligreses en la ignorancia. "La protección de los niños era la cosa más alejada de la mente del acusado Lynn", dijo Coelho, quien prometió una meticulosa revisión de los archivos de la iglesia en los cuales Lynn se verá incriminado por sus propias palabras.

De su lado, el abogado de Lynn, Thomas Bergstrom, afirmó que su cliente no tenía poder suficiente para detener los abusos debido a su baja jerarquía eclesiástica. "El abuso sexual de niños es horrible. Monseñor Lynn sabe que es horrible. Él, y quizás nadie más que él, intentó detenerlo", sostuvo.

El letrado del sacerdote Brennan, William J. Brennan, señaló a su turno que su defendido no tenía nada que en este caso. "¿Qué tiene que ver todo esto con el padre Brennan?", preguntó el abogado, que no tiene parentesco alguno con su cliente.

Los abogados defensores cuestionan además la credibilidad de las dos supuestas víctimas, que tienen largas historias de abuso de drogas y que también están buscando conseguir una millonaria compensación económica de parte de la arquidiócesis en un juicio civil.

Pero el proceso amenaza con ampliar la presión de la justicia sobre la Iglesia Católica, cuya imagen ha resultado muy dañada por los escándalos de pedofilia registrados en varios países.

"Si se comienza a investigar a este tipo de responsables, si realmente se comienza a hacerlo, religiosos que se han convertido en obispos quedarán envueltos en el escándalo", dijo a la AFP Terry McKiernan, del sitio bishop-accountability.org, que documenta este tipo de abusos en la Iglesia Católica. "Es un lío que la Iglesia en Estados Unidos no quiere que se abra", agregó.

El caso en sí data de 1992, cuando un ex feligrés acusó a Avery de molestarlo sexualmente en los años 1970 o 1980.

Las acusaciones fueron consideradas lo suficientemente serias como para que Avery fuese enviado a un centro especializado en rehabilitación de sacerdotes con problemas por abuso sexual. Cuando Avery completó el programa, Lynn lo asignó a una parroquia con escuela, a pesar de que el terapista del sacedorte le advirtió sobre el riesgo de colocar chicos a su alrededor. En esa iglesia, Avery supuestamente encontró a un niño de 10 años mencionado en los documentos como "Bill" y abusó de él.

En otro incidente descrito en el expediente judicial, el otro cura acusado, James Brennan, supuestamente violó a un chico de 14 años que pasó la noche en su apartamento en 1996. Según la asistente del fiscal, once sacerdotes -entre ellos Avery y Brennan- han sido acusados de molestar sexualmente a niños.

Algunas de las denuncias datan de los años 40 y son demasiado antiguas para ser presentadas ante la justicia, ya que los delitos caducaron.

Pero Coelho aseguró que las denuncias fueron efectuadas, que Lynn sabía de cada una de ellas y que transfirió a los acusados a otras iglesias o que directamente no hizo nada.

Publicada por
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad