Publicidad
Vie Nov 17 2017
26ºC
Actualizado 02:00 pm
Jueves 05 de Abril de 2012 - 08:07 AM

La visión de un intelectual argentino sobre lo que es hoy las Malvinas

Tomás Abraham, filósofo y escritor intelectual habla sobre la realidad del reclamo de la presidenta de su país, Cristina Fernández, de las Islas Malvinas.
Tomada de internet / VANGUARDIA LIBERAL
La visión de un intelectual argentino sobre lo que es hoy las Malvinas
(Foto: Tomada de internet / VANGUARDIA LIBERAL)

Una semana estuvo en la capital de las islas Falkland o Malvinas uno de los intelectuales argentinos más reconocidos de la actualidad, Tomás Abraham, quien le relató a Colprensa su visión sobre la realidad política de su país y el entorno en el cual se está discutiendo nuevamente, después de tres décadas, la propiedad de las mismas.

Abraham, filósofo y escritor nacido en Timisoara, Rumania, en 1947, se ha convertido hoy por hoy en una de las voces más críticas del actual régimen gubernamental de los Kirchner, primero con Néstor y ahora con su esposa Cristina Fernández, quien le sucedió en el poder y ahora con el poder político.

Este profesor de la Universidad de Buenos Aires, sostiene que habla abiertamente de lo que ve es su país bajo la orientación de Fernández, así como se lo enseñó en su momento su padre quien fundó la compañía Hilos Tomasito, fabricante de las famosas medias Ciudadela.

¿Cómo se entiende que por un lado Argentina condena la guerra con Inglaterra y sin embargo reivindica sus motivos?

La reivindicación de la territorialidad de las islas Malvinas es un hecho histórico adecuado a la diplomacia argentina, la cual se olvidó por más de 40 años del reclamo de las Malvinas y después la pide, pero esta hace su explosión en 1982 con la dictadura de Leopoldo Galtieri y a partir de ese momento quedó en la sociedad argentina como un hecho imborrable, fue traumático, fue una ruptura y corte en la historia política del país porque allí la dictadura militar se desploma y nosotros construimos, esto que le llaman hoy democracia, que algo de eso tiene.

¿Pero el tono hoy es más emotivo, en especial de la presidenta Fernández?

Ahora el tono se ha elevado porque es el 30 aniversario y es tono de los Kirchner, que es provocativo, altisonante, bastante fugaz, porque las cosas secretas ni se olvidan. De algún modo los temas patrióticos son aquellos por los cuales la gente se siente más arrinconada en sus sentimientos de culpa. La reivindicación territorial es algo que sigue y dentro de la política exterior de la Argentina de los últimos años, en donde ha habido solidaridad con los presidentes Evo Morales (Bolivia), Hugo Chávez (Venezuela) y Rafael Correa (Ecuador) con el fin de que todo lo que sea un improperio contra las grandes potencias, en especial contra Inglaterra, se apoya.

¿Se rechaza entonces a los residentes de las islas?

No hay un problema con los malvinenses, son los ingleses. Argentina tiene una larga épica antibritánico, esa es una constante. A pesar de que el imperio británico ya forma parte de la nostalgia, en gran medida siempre ha sido considerado una presencia que moldeó la Argentina, porque fue importante en todo lo que fue el país hacia del mundo, que hizo del país un granero del mundo, incluyendo Gran Bretaña, y esto duró hasta 1930, pero no es casual que después de ese año no se tenga un proyecto.

¿Los argentinos compartieron los fines de la guerra de ese entonces?

Hay una sensación no manifiesta de malestar respecto a lo que pasó en el 82. La sociedad argentina va para adelante inventando el atrás y lo inventa según su conveniencia, pero como todos sabemos en las sicologías, en lo que unos reprime se manifiesta visiblemente en el cuerpo, es decir por algún lado sale y hay un malestar, la sociedad argentina apoyo a un dictador que lo considera un genocida, apoyó y vitoreó.

¿La guerra no fue algo improvisado que todos apoyaron?

Las lápidas en el cementerio de Darwin en donde están los soldados enterrados, son la muestra de que eran muchachos que nunca habían tenido un fusil en la mano y los mandaron acá para matarlos en gran cantidad. Además con el sacrificio de estos muchachos la Argentina se libera de la dictadura y va hacia una democracia que nunca quiso, porque nunca creyó en la democracia republicana.

¿Es decir no querían la democracia en ese momento?

En el momento de la guerra la mayoría de la población estaba conforme con la dictadura porque les defendía de la subversión y además no creían en los partidos políticos porque los consideraban a todos corruptos, esta era la ideología militar. Por en el otro lado está la ideología revolucionaria, de los años setenta, que creía en el poder total del pueblo por la vía armada, pero tuvimos de un día para otro la democracia por esto que pasó acá en las islas, no por un movimiento voluntario, y cuando vino la democracia los argentinos consideramos que siempre la quisimos y reprimidos por los militares, así que hay mala conciencia.

¿Por qué se da este nuevo resalto internacional de Argentina por las islas?

La hiperventilación actual tiene que ver con los problemas domésticos. La política exterior en Argentina es una variable de la política interior y por eso no tenemos una política de Estado sobre ese aspecto, por eso cuando se dice que vamos a penalizar las empresas petroleras que estén en las zonas de las islas (Malvinas), esto no se podrá sostener en el tiempo, hay una estrategia de escena mediática. Cuando se hace diplomacia se hace en voz baja, cuando se hace en serio vapor los corrillos y pasillo de un modo diplomático.

¿Es decir es como una estrategia del gobierno actual?

El gobierno de Cristina Fernández está en permanente litigio y conflicto y con las Malvinas nuevamente juntó a la oposición política para llevar a Tierra del Fuego para hacer un acto celebratorio.

Publicada por
Su voto: Ninguno (2 votos)
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad