Jueves 2 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Mundo
Patrocinado por:
Jueves 07 de Marzo de 2013 - 12:01 AM

Países latinoamericanos temen cierre de ‘chequera’ venezolana

AFP / VANGUARDIA LIBERAL
Muchos países latinoamericanos y caribeños quedaron “huérfanos” con la muerte de Hugo Chávez, cuyo gobierno subvencionó o facilitó las remesas de petróleo y otros intercambios comerciales.
(Foto: AFP / VANGUARDIA LIBERAL)
La “diplomacia petrolera”, implementada por el presidente Hugo Chávez durante los 14 años que rigió los destinos de Venezuela, le permitió sellar alianzas estratégicas con países afines ideológicamente, bajo la premisa de la integración latinoamericana.

Ahora, tras la muerte del principal benefactor y arquitecto de la estrategia de ‘remesas’ de petróleo venezolano a gobiernos aliados a precios preferentes, que le granjearon el apoyo de otros líderes de América Latina, preocupa el impacto económico que pueda tener la posible reducción o interrupción de dicha ayuda.

De Haití a Nicaragua, pasando por Bolivia, muchos países del Caribe y de América Latina suscribieron acuerdos con el Gobierno de Chávez, lo que les permitió pagar por la compra del petróleo venezolano a lo largo de varios años y a tasas de interés muy bajas.

Es más, Venezuela permitió, a cambio de vender crudo, el pago en especie, como por ejemplo con médicos, en el caso de Cuba, o  con pantalones, en el de Bolivia. 

Miguel Benito Lázaro, analista y consultor político, estima que la política regional de ayuda petrolera puesta en marcha por Venezuela no se va romper en el corto plazo.

Aunque tiene sus reparos sobre el futuro del chavismo latinoamericano, considera que Nicolás Maduro, el posible sucesor del gobernante fallecido, es y será un seguidor de los programas de Chávez, incluyendo la ‘petrodiplomacia’.

A su juicio, esto le va a dar a Maduro “mayor legitimidad” y, por consiguiente, mayor margen de gobernabilidad de cara a un futuro gobierno venezolano bajo su mando.
“Hay otro elemento, el simbólico. Chávez como símbolo puede mantener esa solidaridad ideológica entre países, caso Ecuador, Argentina y Bolivia, y como motor de la integración regional, no hay duda de que ha sido el político que más ha hecho por la integración de los países latinoamericanos”, opina el docente de la Universidad Externado de Colombia.

Sin embargo, Iván Garzón,  director del Programa de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana de Bogotá, señala que, aunque las ayudas seguirán, serán menos generosas que las que ofrecía Chávez.

Evidentemente el país ya no cuenta con la chequera que tenía Chávez años atrás y no lo va a manejar como lo hacía el mandatario bolivariano. Además no está seguro de que el sucesor de Chávez tenga las mismas ínfulas de liderazgo intercontinental, al punto de subvencionar a otros países. Habrá que ver qué pasa, dice el experto consultado.

Mejorar posición interna
Si bien Hugo Chávez fue contestatario, agresivo y pendenciero con sus enemigos, también fue generoso y solidario con los amigos.

Durante su gobierno, se otorgaron 82.000 millones de dólares en subvenciones y subsidió a más de 40 países, entre 2005 y 2011, según registros públicos citados por fuentes de la oposición.

De acuerdo con el experto en Venezuela e investigador de la Universidad del Rosario de Bogotá, Ronal Rodríguez, si llega Nicolás Maduro a la Presidencia, este va a enfocarse en mejorar su posición interna, restándoles ayuda a los cubanos. “En la práctica es bien sabido que los cubanos le teledirigían la proyección del poder intercontinental” de la que gozaba Chávez, explica el analista internacional.

Cuba ha sido de lejos el principal beneficiario de la ayuda brindada por el gobierno chavista, con 28.500 millones de dólares; seguida por Nicaragua, con 9.700 millones, y Argentina, con 9.200 millones, de acuerdo con las cifras oficiales.

Enrique Daza Gamba, internacionalista y experto en economía internacional, repara en el hecho de que esta ayuda venezolana no es exclusivamente de carácter personal, por los vínculos que Chávez tenía con Evo Morales en Bolivia o con Daniel Ortega en Nicaragua, sino que está basada en acuerdos internacionales.

Según él, “(los acuerdos) no pueden caprichosamente cambiarse, por otro lado, no es cierto que todo es ayuda, lo que hacían los países eran transacciones, muchas de ellas en la modalidad de trueque” o en especie. Cita por ejemplo que Cuba paga el petróleo que le vende Venezuela con el envío de profesionales de la salud.

Posible triunfo de la oposición: ¿transición pacífica o consensos?
Mientras Venezuela llora la pérdida de su carismático líder sin paradigma alguno, empiezan a delinearse los posibles escenarios de sucesión o transición del poder.
Uno de ellos plantea si a la oposición le conviene llegar al poder en estos momentos que Venezuela vive una compleja situación económica y social, matizada por una alta inflación y la devaluación del bolívar.

Iván Garzón, director del Programa de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana, describe que es la ‘oportunidad de oro’ para las filas opositoras: “es el momento más propicio para que la oposición asuma el poder en 14 años, pero heredaría un país en un momento coyuntural”.

“Habría que haber un giro de timón, buena parte del aparato asistencialista se va a mantener, pero el Gobierno empezaría desmontar esas ayudas” de manera gradual, procurando no causar tensiones en las bases populares chavistas, las principales beneficiadas con los programas sociales, expone Garzón.

La gran incógnita, agrega, es si el chavismo estaría dispuesto a aceptar una derrota.

“El mensaje de las Fuerzas Armadas es que seguirán leales al régimen y que seguirán defendiendo la revolución, si fuera necesario a través de las armas”, afirma el analista consultado. Al tiempo se pregunta si, en caso tal de que gane la oposición, habrá una transición pacífica en el vecino país.

Miguel Benito Lázaro, analista y consultor político, observa otro contexto más conciliador. Un virtual triunfo electoral de la oposición la obligaría a llegar a acuerdos con el chavismo.

Según él, es clave el respeto de las misiones y los programas sociales chavistas, “que haya un cambio que no sea drástico, concertar con los actores oficialistas esa posible transición, especialmente con ese sector de los militares ideológicamente vinculados a Chávez y las organizaciones de bases en los barrios, las milicias, que son actores más difíciles con los que se puede llegar a un consenso sin la figura carismática de su líder”.

Publicada por
ÁNGELA CASTRO ARIZA
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones