Publicidad
Mié Nov 22 2017
20ºC
Actualizado 10:10 pm
Domingo 11 de Agosto de 2013 - 02:23 PM

Los malienses acuden a las urnas en una jornada marcada por la calma

Los malienses han participado hoy en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales para elegir al presidente que debe sacarles de la profunda crisis en la que está sumido el país, en una jornada marcada por la calma y una afluencia visiblemente menor que en la primera vuelta celebrada el pasado 28 de julio.
Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Los malienses acuden a las urnas en una jornada marcada por la calma
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

Alrededor de 6.800.000 de electores estaban llamados a elegir entre uno de los dos candidatos más votados en la cita del 28 de julio: el exprimer ministro Ibrahim Bubakar Keita, que parte como favorito después de haber logrado casi el 40 por ciento de los votos en la primera cita electoral y el exministro de Finanzas, Sumalia Cissé, que no ha perdido la esperanza de remontar los 20 puntos que le separan de Keita.

A pesar de las llamadas de los dos aspirantes a acudir a las urnas, no se ha repetido el entusiasmo que se pudo percibir en la primera jornada, en la que se registró una participación del 49 por ciento.

La jornada, que se ha celebrado justo después de la festividad del Aid, que marca el final del mes musulmán de Ramadán, ha estado también marcada por la lluvia, presente durante gran parte del día.

Tras ejercer su derecho a voto Keita instó a la serenidad y a la calma de sus seguidores y de todos los malienses y a esperar al anuncio de los resultados.

Issa Tieman Diarra del ministerio de la Administración Territorial, dijo a Efe que el escrutinio no debería tardar.

"Con solo dos candidatos y los esfuerzos redoblados las cosas irán más deprisa", dijo Diarra, que no quiso dar ninguna fecha precisa.

Tras la celebración de la primera vuelta, los primeros resultados se conocieron dos días después, y los definitivos se hicieron esperar cinco días, el máximo marcado por la ley.

"Nada de provocaciones, no hay que ponerse nerviosos sea cual sea el veredicto de las urnas", dijo Keita en relación tanto a la celebración anticipada de la victoria que hicieron sus seguidores tras la primera vuelta, como a las críticas de los resultados hechas por los simpatizantes de Cissé.

"Estoy aquí con los líderes de los partidos que han decidido unirse a nuestra lucha sin regateos. Es el apoyo de más de 20 candidatos para quienes la prioridad es Mali", dijo Keita a la prensa en relación con los más de 20 aspirantes que tras la primera cita electoral pidieron el voto a su favor.

Para Kasim Traoré, profesor, la baja afluencia registrada, sobre todo durante las primeras horas del día, se debió a la lluvia y a que las mujeres eligen la tarde para ejercer su derecho a voto.

En un colegio electoral del Sector 5 de Bamako, Mustafa Koné se mostraba esperanzado sobre el futuro de su país y las elecciones.

"He venido a cumplir con mi deber de ciudadano para ayudar a Mali a salir de la crisis. No nos queda otra opción, nuestro futuro democrático pasa por la movilización", aseguró a Efe.

El ganador de los comicios deberá continuar con la transición democrática que comenzó poco después del golpe de estado del 22 de marzo de 2012 y con las negociaciones de paz con los rebeldes tuaregs, que el pasado 18 de junio firmaron un alto el fuego con las autoridades tras año y medio de conflicto armado.

Los dos candidatos, que en los años 1990 militaron en las filas del mayoritario partido Adema, han propuesto dos formas muy distintas de abordar esta compleja crisis.

Keita, que cuenta con el apoyo de los partidos progolpistas y de importantes líderes religiosos, se ha presentado como el hombre fuerte que necesita el país para restaurar la autoridad del Estado.

Por su parte, Cissé, a la cabeza de los antigolpistas, ha hecho hincapié durante la breve campaña electoral en su perfil economista y en la necesidad de lanzar un "plan Marshall" para Mali.

Los colegios electorales abrieron hoy sus puertas a las 8.00 horas (la misma GMT) y cerraron a las 18.00 horas.

Unos 6.000 observadores nacionales e internacionales, entre ellos 100 de la Unión Europea, velaron por la buena marcha de los comicios, que han experimentado la introducción de algunas mejoras, como ordenadores y teléfonos en los colegios para facilitar a los votantes encontrar su centro electoral.

Asimismo, cerca de 12.000 agentes y soldados junto a los cascos azules de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí (MINUSMA) han participado en el dispositivo de seguridad para evitar incidentes, después de que la primera vuelta se celebrara bajo las amenazas del grupo terrorista Monoteísmo y Yihad en África Occidental (MYAO).

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad