Publicidad
Lun Ago 21 2017
21ºC
Actualizado 08:25 pm
Miércoles 23 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

Compra de votos y trashumancia, los delitos más comunes: MOE

La compra de votos, la trashumancia electoral, la exclusión ilegal de cédulas, el traslado de puestos de votación, la doble militancia, los excesos en la publicidad y la participación de candidatos inhabilitados o investigados, son algunas de las irregularidades que registró la Misión de Observación Electoral (MOE) en Santander, durante las elecciones locales del pasado 30 de octubre.
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Compra de votos y trashumancia, los delitos más comunes: MOE
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)

El informe fue revelado ayer, durante la presentación del balance de la Alianza por la Democracia, una iniciativa que fue impulsada en el departamento por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, con el apoyo de cerca de 30 organizaciones y medios, entre ellos Vanguardia Liberal.

Elizabeth Martínez, directora de la Corporación Compromiso y coordinadora de la MOE en Santander, indicó que si bien se observó una intervención menor de grupos armados ilegales en estas elecciones, no se dio lo mismo en el caso de fenómenos como las irregularidades en campaña, que en algunos municipios tuvieron un aumento considerable.

Casos más relevantes
La representante de la MOE se refirió, por ejemplo, al denunciado caso de trashumancia electoral de Cepitá, donde 400 personas de otros lugares, al parecer, fueron inscritas en ese municipio para apoyar a un candidato determinado.

Debido a esto y a las sospechas de posible favorabilidad hacia algunos candidatos, fueron movidos registradores en más de 40 localidades del departamento.

Además, hubo 42.385 solicitudes de impugnación por trashumancia, de las cuales 12.341 procedieron. Hay que resaltar que del total, 19.903 se dieron en Piedecuesta, donde se resolvieron 2.531.

Frente a la compra de votos, Martínez comentó dos casos puntuales de Lebrija y del asentamiento humano Asomiflor (Floridablanca) y otro de “una campaña al Concejo de Bucaramanga que contrató 80 motocicletas para que cada uno llevara a votar a 30 personas”.

Tampoco pasó inadvertido para la MOE el conato de disturbio que hubo el día de las elecciones en el Centro Cultural del Oriente. Esa noche un grupo de personas bloqueó un carro porque unas bolsas con tarjetones estaban supuestamente estaban abiertas.

Otro hecho para tener en cuenta fue la confusión que causó entre la gente los cambios a última hora en el puesto de votación del colegio Virrey Solis.
“Todos estos casos fueron puestos en conocimiento de las autoridades electorales y penales”, dijo representante de la MOE.

Se ‘Rajaron’ los Programas de gobierno

Un aspecto en el que los candidatos se ‘rajaron’ fue en sus programas de gobierno, que según Yany León, de Cómo Vamos Bucaramanga, tenían planteamientos tan genéricos que podrían corresponder a cualquier municipio del departamento o del país, pues usaban enunciados como el ya socorrido ‘promover la cultura y el uso del tiempo libre de la población’.

En términos concretos, de 19 programas de gobierno analizados (candidatos a Gobernación y Alcaldías del área metropolitana), solo 5 mencionaron algún proceso de consulta y de participación ciudadana, 4 contenían información documentada con cifras y solo uno llevó el grado de compromiso de sus propuestas a metas explícitas para el periodo de gobierno.

La presidenta de la Fundación Participar, Cecilia Reyes de León, agregó por su parte: “todos los gobernantes elegidos reconocen la necesidad de una gestión pública trasparente, pero en varios casos hace falta formular acciones concretas, como en Piedecuesta, Girón y la Gobernación de Santander”.

Somos poco participativos

Yany Lizeth León Castañeda, asesora del Programa Bucaramanga Cómo Vamos, aseguró que uno de los fenómenos que se presenta en la ciudad es la poca participación de la gente.

“En la encuesta que hicimos sólo el 5% reconoció que hacía parte de alguna organización comunitaria, un 85% piensa que la participación ha sido permeada por la corrupción y un 91% piensa que se le ha excluido de la toma de decisiones”, dijo la investigadora, quien explicó que esto ha llevado a que el voto termine convirtiéndose en el único mecanismo de participación real de la gente.

De hecho, aseguró León Castañeda, comparando estas elecciones con las de hace cuatro años, se vio que (con excepción de Piedecuesta) en el área metropolitana la confianza en los partidos se redujo entre 2 y 6 puntos porcentuales.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad