Jueves 2 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Política
Patrocinado por:
Viernes 08 de Febrero de 2013 - 12:01 AM

Topes de gastos de campaña: ¿Saludo a la bandera?

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Las leyes electorales estipulan que si se descubre que un candidato violó los topes de gastos de campaña será destituido, en caso de que su aspiración hubiera tenido éxito.
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)
En $30.188 millones quedó fijado el monto máximo que podrá gastar un partido político en la campaña de los integrantes de su lista al Senado.
La cifra se traduce en un gasto de $238 millones por candidato, teniendo en cuenta que cada partido podrá inscribir como máximo a 101 aspirantes, que son los equivalentes al número de escaños en la cámara legislativa.

El anuncio lo hizo el Consejo Nacional Electoral, CNE, organismo que también fijó el tope para las campañas a la Cámara de Representantes en $4.034 millones para departamentos con más de 1 millón de habitantes. 

Santander es uno de los departamentos que cumple con esa característica, por lo que para el caso local la suma se distribuirá en siete que son el número de curules a las que tiene derecho la región. 

Lo anterior se transcribe en que para las elecciones de 2014 en Santander, cada uno de los integrantes de las listas de los diferentes partidos podrá por ley gastar en campaña hasta $576 millones.

Pero ¿estos topes se cumplen? Según expertos en temas electorales consultados por Vanguardia Liberal, la experiencia en Colombia ha demostrado que no es así.

“Por regla general los topes para elecciones del Congreso de la República  no se cumplen en el país. Es muy difícil hacer seguimiento a esos topes porque por lo menos hasta las elecciones de 2011 no existían herramientas. Con ‘Cuentas Claras’ se avanzó, pero la herramienta tiene que mejorarse para que el seguimiento pueda hacerse en tiempo real”, explicó Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral, MOE.

Según Barrios, uno de los puntos que hace difícil el seguimiento a las inversiones y donaciones de las campañas, es el dinero que los candidatos manejan en efectivo.

“Uno de los mayores problemas es hacerle seguimiento a lo que se paga en efectivo, ese dinero nunca se cuenta, nunca se tiene certeza de cómo se invirtió ni cuáles fueron los movimientos que se financiaron con él”, indicó Barrios.

Para la directora de la MOE, el seguimiento se hace aún más difícil cuando por ley los aportes propios y de familiares no tienen tope.

“Es muy difícil verificar el comportamiento de esos dineros y en el país han existido casos en los que una familia paga la campaña completa de un candidato”, agregó.  

Con esos postulados coincidió la directora de Transparencia por Colombia, Elizabeth Ungar, organización que en 2011 desarrolló el aplicativo ‘Cuentas Claras’, herramienta que sirvió para que candidatos a la gobernación de los 32 departamentos y a los aspirantes a la alcaldía de las capitaltes de esas regiones, rindieran sus gastos de campaña.

“En este tema como en muchos otros, muchas veces las leyes están pero no se cumplen, por un lado está la falta de voluntad de las autoridades y por otra la falta de herramientas. Sí es necesario que se impongan esos topes, pero también que se les haga seguimiento”, indicó Ungar.

 Para la directora de Transparencia por Colombia, falta crear reglas más claras y de fácil seguimiento.

“Aunque existe una fecha oficial de inicio de campaña, muchos candidatos empiezan a utilizar propaganda antes y esos gastos no se incluyen. A la publicidad es muy difícil hacerle seguimiento. Además de eso están los eventos de campaña, los gastos en camisetas y en todo lo que utilizan para promocionarse”, agregó Ungar.

En este sentido, la MOE señaló que el dinero en efectivo el día de las elecciones es el que menos se controla y el que más se maneja.

“Lo que se gasta en la calle el día de las elecciones es algo que los candidatos no declaran porque son recursos que mueven en efectivo. Por eso es que se oye que un Senado puede costar hasta $20 mil millones, y con esa suma estamos hablando de una sola campaña”, precisó Barrios.

Y agregó: “¿Qué se encuentra detrás de eso? Hay intereses ilícitos de una parte, las elecciones en unas regiones del país se vuelven un proceso de lavado de activos. De otra parte están los recursos que aportan contratistas que se reportan por debajo para que puedan seguir contratando al año siguiente”.


Publicada por
JINETH PRIETO
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones