Publicidad
Mié Ago 23 2017
22ºC
Actualizado 07:13 pm
Jueves 15 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

En el futuro, los juegos lloverán de la nube

Hay un ejercicio más bien sencillo y es el de recordar cómo eran los juegos de video hace 20 años y luego, con esa imagen en mente, pensar en cómo serán dentro de otras dos décadas. Las hipótesis y las proyecciones que resultan de este juego de adivinación suelen ser alucinantes.

Los viejos
En 1991 se estrenaron videojuegos como American Gladiators, Attack of the Killer tomatoes, Capitan Commando o La Sirenita; también eran populares la versión digital de serie de Star Wars, Street Fighter, Super Soccer, Super Tenis. Las versiones parecen bastante primarias comparadas con los títulos de hoy, pero eran siempre entretenidas.

En ese tiempo la industria de los juegos de video para consola o PC estaba aún en formación, mientras que hoy es la más activa entre todas las del entretenimiento; una realidad que demuestra un avance enorme y, sobre todo, inesperado.

De esos juegos bastante inocentes desde el punto de vista tecnológico, pasamos a tener hoy innovaciones como el Wii de Nintendo, a lo que respondieron sus competidores: Sony con PlayStation Move y Microsoft con la propuesta hasta ahora más exitosa en esa línea: el Kinect. Y qué decir de los avances de los motores gráficos y los sistemas de inteligencia artificial.

Los actuales
El gran atractivo de estos juegos ha sido el que ha levantado de sus asientos a los usuarios y los ha puesto en actividad, lo que ha hecho que los desarrolladores se concentren en muchas actividades además de la diversión, especialmente en áreas de la salud.

Pero hay otra línea muy distinta en la oferta de videojuegos, y son los que incorporan la narrativa. Son propuestas que en pocas palabras equivalen a la participación activa del jugador en la determinación de una historia, a la manera de un actor de cine.

Juegos con historias cambiantes que están dirigidos mucho más a la razón que a la sensación, son parte del menú actual.

Y entonces, ¿qué nos espera?
Para ir al grano: en el futuro próximo es probable que la gran mayoría de la oferta se hará por ‘streaming’. Es decir, los títulos serán presentados, lanzados y finalmente comercializados a través de los servicios de juegos en línea.

En términos menos formales: los juegos lloverán desde la nube. Por ahora hay varios casos exitosos de juegos desde la nube, como OnLive o Gaikai, pioneros de la nueva gran tendencia, y que probablemente se convertirán en un referente para Nintendo, y acaso también para Sony y Microsoft dentro de esta área del mercado.

Pero además de esto, hay que pensar que los desarrollos tecnológicos serán también motores de gran impulso para la oferta de juegos. Los teléfonos móviles, las tabletas, los formatos portátiles de computadores y la posibilidad de proyectar imágenes e interactuar con ellas en casi cualquier superficie podrían dar en una buena idea de cómo se jugará en el futuro.

Y hay quienes vaticinan que ese casco liviano, que hace conexión con el cerebro, será el método de interacción con los juegos que reemplazará incluso a sistemas de reconocimiento de movimiento como el Kinect. Aunque es más plausible que el dispositivo los complemente.
Ideas futuristas y muy atractivas son las que inspiran hoy a los desarrolladores y diseñadores del futuro.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad