Publicidad
Jue Nov 23 2017
20ºC
Actualizado 09:45 pm
Miércoles 25 de Enero de 2012 - 12:01 AM

El Internet sigue caliente

Nadie dudaba hace un par de años de que el momento de un debate serio sobre derechos de autor en Internet tendría que adelantarse, lo que pocos esperaron es que fuera a darse con tanta beligerancia
El conocimiento es libre Somos anonymous Somos una legión No perdonamos No olvidamos ¡Esperenos!

Como era de esperarse, las refriegas causadas por el trámite de los proyectos de reforma de ley SOPA y PIPA en casa de representantes y el congreso de los Estados Unidos, y las permanentes sentencias a sitios Web que ofrecen enlaces y streaming, de las que la más sonada fue la de Megaupload.com la semana pasada, no podía quedarse en un simple ejercicio intelectual o legal.

Un grupo de Internautas identificado con los símbolos del grupo de ‘hacktivistas’ conocido como Anonymous no solo ha actuado en su acostumbrada línea de intervención a ciertas páginas, sino que ha pasado a estrategias más arriesgadas en el campo de la convocatoria a acciones masivas.

Ataque simultáneo
Ya sabemos que como represalia a la acción del FBI contra Megaupload, que terminó con el cierre de esta Web y la captura de sus directivos, Anonymous acudió a un sabotaje que llegó a sitios tan importantes como el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

En efecto, Anonymous atacó al mismo tiempo a la MPAA, una de las más reconocidas agremiaciones del cine; la RIAA, una de las más poderosas asociaciones de la música y, finalmente, hizo lo mismo con los famosos Estudios de la Universal, con seguridad uno de los más beneficiados con el cierre de Megaupload.

Aunque no puede afirmarse que haya sido una reacción exclusiva a los actos de sabotaje de Anonymous, lo cierto es que la posición de quienes apoyan el proyecto antipiratería se ha debilitado significativamente en los últimos días.

‘Marzo Negro’
Pero las cosas no se van a detener en este punto. Ni el congreso estadounidense va a archivar las iniciativas para controlar, perseguir y condenar las actividades de piratería, ni los sectores más liberales de la Web en este campo van a esperar a que los debates se den solo en el caoba de las plenarias.

Dos acontecimientos son los últimos que se han producido en esta lucha que lo que parece mostrar es el deseo de medir fuerzas entre el establecimiento tradicionalmente concebido y el nuevo orden que pretende instaurarse con Internet.

Por una parte la bancada que impulsa el proyecto ha dado señales muy claras de querer retirarlo para revisarlo y radicar uno nuevo que tome en cuenta las objeciones hechas, especialmente por las grandes compañías de la Red y, por otra parte, Anonymous ha convocado a una gran protesta que llamaron ‘Marzo Negro’.

Contra la censura
En pocas palabras, ‘Marzo Negro’ es una estrategia contra lo que se ha interpretado como censura en Internet y consiste en un boicot económico contra la industria cinematográfica, de la música y los grandes medios que han respaldado la iniciativa legislativa.

La propuesta de Anonymous es simple y contundente como han sido sus otros mensajes: “durante todo el mes de marzo no compres discos, películas, videojuegos o libros. No vayas a cine, espera al siguiente mes para hacerlo”.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad