Publicidad
Mar Dic 12 2017
21ºC
Actualizado 12:03 pm
Martes 31 de Enero de 2012 - 12:01 AM

Vittra propone cómo educar a los niños de hoy

Una organización sueca es la primera que intenta superar el temor del medio educativo por modernizarse y puso en funcionamiento su proyecto de cómo deben ser hoy las escuelas.
Vittra propone cómo educar a los niños de hoy
Vittra propone cómo educar a los niños de hoy

Si un padre de familia, de los que en esta semana están comprando extensas y costosísimas listas de libros y cuadernos para niños de primaria o jóvenes de bachillerato, se pone a hacer ciertas cuentas, se llevaría una gran sorpresa.

Y si las mismas cuentas las hacen los directivos de los colegios y, además de sumar pesos simplemente, analizan ciertos aspectos de los sistemas de enseñanza, comenzaremos a acercarnos al camino que parece que ya comenzó a recorrer la educación básica en el mundo.

¿Qué cuesta más?
Las cuentas de las que hablamos son muy sencillas: algún padre de familia seguramente ya se habrá dado cuenta de que la lista del colegio de su hijo vale lo mismo o menos que un iPad o un Laptop y, sin duda, no hay comparación entre las utilidades de una y otro.

Para los colegios, las cuentas son similares: equipar tecnológicamente el colegio y hacerlo compatible con equipos personales de los estudiantes dará, con toda seguridad, una nueva y mucho más eficiente dinámica a los sistemas de enseñanza.

De esto hay hoy casos tan patéticos como que un niño de ocho años tiene a su disposición en su casa, y domina a la perfección, un paquete entero de tecnología, pero cuando va a su colegio tiene que vérselas con tablero, marcadores, cuadernos y libros y sólo un par de horas de “tecnología” a la semana.

Escuela sin límites
En Suecia empezaron desde agosto de 2011 a armonizarle a los pequeños entre 6 y 11 años esos dos mundos: el del colegio con el de su cotidianidad; han empezado a asimilar el ambiente de los hogares con el de los colegios y han equipado todo tal como el mundo moderno lo ha impuesto: con tecnología.

El experimento lo lidera una organización que se llama Vittra, que opera 30 instituciones educativas en Suecia y, en pocas palabras, quiere traer la educación desde el modelo medieval que aún se conserva, hacia el modelo moderno, como les parece que debe ser.
Los parámetros de lo que han llamado ‘Escuela sin límites’, pueden ser un poco radicales para muchos, por ejemplo porque intentarán acabar con las aulas, sobre la base de que esto incrementará el rendimiento de los muchachos, quienes podrán tomar las clases en cualquier parte del campus y no siempre en un mismo lugar cerrado y congestionado.

Material didáctico
Y, claro, aquí volvemos al comienzo. Los materiales no van mucho más allá de un equipo portátil y tal vez una libreta, pues la idea es precisamente que los niños se formen para interactuar y competir en el mundo que los va a recibir en una década más: un mundo eminentemente tecnológico.

Las actividades escolares están diseñadas de manera que los niños puedan trabajar solos con sus equipos y también hay actividades en conjunto de índole intelectual y deportiva.

Lo importante de esta experiencia es que se basa en un  presupuesto evidente y es el de que el viejo esquema educativo se quedó rezagado de la realidad actual y es necesario reformarlo a fondo y con urgencia. Sin embargo, los colegios de Vittra no han cumplido aún su primer año, para saber cuál es el resultado de su audaz propuesta.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad