Publicidad
Dom Ago 20 2017
23ºC
Actualizado 10:34 am
Miércoles 14 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

Los ‘drones’ invadirán el cielo de los Estados Unidos

Muy pronto, y gracias a la Ley que acaba de sancionar el presidente Barack Obama, por el espacio aéreo de los Estados Unidos estará volando una gran cantidad de ‘drones’, que es como se conoce a los pequeños aparatos voladores, manejados a control remoto y que, en este caso, serán usados para labores de seguridad.

Para algunas personas que no han respondido con tanto entusiasmo a la novedosa estrategia tecnológica de vigilancia, la escena no es tan amable cuando se imaginan que estos pequeños aparatos estarán sobrevolando las casas y enfocando sus cámaras más allá de jardines, puertas y ventanas para registrar la vida privada de los estadounidenses.

Para todos
La nueva Ley permite a la Administración Federal de Aviación abrir los cielos para que circulen drones (especies de pequeñas naves) manejados a control remoto, operación que debe ponerse en práctica y perfeccionarse durante los próximos tres años.

El programa, según la estipulación legal, debe comenzar dentro de 90 días y la policía es el cuerpo designado para autorizar los vuelos de los drones con la condición de tengan menos de 4.4 libras de peso y cuya altitud de vuelo no supere los 400 pies, es decir, 122 metros.

En el momento de las discusiones del proyecto de ley en el congreso de los Estados Unidos, se dio extenso debate al requisito propuesto por muchos legisladores de que el uso de los drones quedara restringido para la aviación particular, con el fin de garantizar la seguridad de las personas al evitar que los aparatos fueran operados por inexpertos y pudieran causar accidentes.

Sin embargo, esta disposición fue derrotada gracias al lobby que hicieron los fabricantes de drones y sus clientes, quienes se impusieron con el argumento del gran beneficio financiero que traerá al país el uso comercial de estos aparatos. Según The New York Times, el mercado de los drones se calcula en cinco mil 900 millones de dólares actualmente, y se proyecta que mueva el doble de esta cantidad durante la próxima década.

Comienza la invasión
Lo que se discute en este momento en los Estados Unidos es que, si bien se entiende como obvio el beneficio que para la seguridad de los ciudadanos puede traer este aparato, va a quedar bastante en entredicho uno de los valores más preciados de esa sociedad y es el derecho a la privacidad y la intimidad.

A decir de muchos, con los drones el riesgo de ser espiados ya no será solamente para las estrellas del espectáculo que sufren el asedio permanente de los paparazzi, sino que esa será de ahora en adelante una situación que vivirán todos los ciudadanos.
Tan cierta puede ser esta afirmación, dicen los medios en los Estados Unidos, que no solamente se aprobó que los drones puedan ser operados por particulares, sino que esto será tan fácil como que uno de estos aparatos sólo cuesta en la actualidad 300 dólares y puede ser dirigido desde un iPhone.

Claras ventajas
De todos modos, se legisló a favor de los drones pensando en dar una ventaja estratégica a las fuerzas de seguridad. La policía, por ejemplo, señala que el hecho de no necesitar piloto lo hace un sistema de patrullas aéreas muy económico.

Otros ven sus ventajas para el control del tránsito, buscar personas perdidas en áreas más grandes y menos tiempo, o buscar sospechosos de crímenes. Por otro lado, lo que preocupa es que el previsible éxito del sistema los lleve a permitir el uso de armas en el mismo y esto en manos de los particulares supone un riesgo que, por ahora, ellos mismos no quieren siquiera considerar.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad