Publicidad
Mar Ago 22 2017
24ºC
Actualizado 09:58 am
Domingo 01 de Abril de 2012 - 12:01 AM

¿Debería patentarse el genoma humano?

La corte Supera de Justicia de Estados Unidos opina que no, y esta semana dio reversa a un caso revisado por una corte menor, donde se determinó que la empresa Myriad Genetics Inc. podía registrar patentes sobre dos genes vinculados al desarrollo de cáncer de seno y de ovario.
¿Debería patentarse el genoma humano?

Pero esa está lejos de ser la última palabra sobre el registro de esturcturas genéticas en el sistema de patentes de ese país; la corte que revisó el caso de Myriad Genetics tendrá que volver a oir los argumentos de la compañía, y después de esto podría rectificar su decisión sobre la posibilidad de que la misma patente el gen relacionado con el cáncer.

Leyes naturales

Myriad Genetics no es la primera compañía que intenta patentar una parte del genoma humano: hace dos semanas la Corte Supera de justicia determinó que Prometheus Laboratories no podía registrar un proceso que ayuda a determinar la dosis de ciertos medicamentos que debe administrarse a pacientes con desórdenes como la enfermedad de Crohn.

La razón que tuvo la corte para dar este fallo es intuitiva: una empresa no puede patentar una ley de la naturaleza, a pesar de haberla descubierto.

“La pregunta es si estos procedimientos hacen algo más que describir relaciones naturales”, explicó el juez asignado al caso Stephen Breyer. “¿Agregan estas peticiones de patentes suficientes procedimientos propios como para poder registrarlas como procesos industriales que aprovechan una ley natural?. Creemos que la respuesta a esta pregunta es: no”.

El proceso que Myriad Genetics quiere patentar permite determinar si una persona, hombre o mujer, tiene propensión natural a sufrir cáncer de seno, ovario, próstata o páncreas. En 2010, el juez federal Robert Sweet había determinado que la empresa no podría registrar una patente sobre su procedimiento, pero la apelación del caso ante una corte especializada en patentes en Washington consiguió dar reversa a esta decisión.

Ahora la Corte Suprema ha determinado que el caso deberá revisarse de nuevo, tomando en cuenta el precedente establecido por el fallo en el caso de Prometheus Laboratories.

¿Estímulo o alimento para trols?

La decisión de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos de vuelve doblemente interesante cuando se toma en cuenta que el país atraviesa una crisis de patentes en el área tecnológica.

Los críticos del sistema actual advierten que las empresas pueden registrar prácticamente cualquier algoritmo o parte de un dispositivo, por trivial que sea, haciendo casi imposible que competidores lancen productos con características básicas similares, pero que innovan en otros aspectos.

Peor aún: el sistema ha estimulado la creación de los que se conocen como ‘trols de patentes’ en ese país; pequeñas empresas que se dedican a registrar patentes de dispositivos o procesos, sin nunca desarrollarlos y lanzarlos al mercado. Cuando otra empresa o persona lanza un producto con características similares, los trols de patentes interponen demandas y se lucran de ellas. En un caso reciente, una empresa pequeña demandó sistemáticamente a decenas de desarrolladores de aplicaciones para iOS y Android, obligando a Apple y Google a tomar partido y defender las patentes de sus sistemas operativos móviles en las cortes.

Pero el sistema de patentes, al menos cuando funciona con un equilibrio apropiado, es también el responsable de incentivar a las grandes empresas a adelantar investigaciones millonarias, sabiendo que sus descubrimientos patentados harán retornar su inversión.

Material insuficiente

En lo que toca al genoma humano, muchos aseguran que el sistema de patentes despertaría en los grandes laboratorios un interés fundamental para el avance de la ciencia e ingeniería genéticas. En este escenario, el sistema funciona como un instrumento que permite cambiar la publicación rápida de un descubrimiento por el derecho a lucrarse con él durante un tiempo limitado, después del cual, cualquier persona o entidad en el mundo puede aprovecharlo.

Pero hay quienes temen que cualquier sistema de registro de patentes desestimule la investigación independiente, incluso si es adelantada por grandes redes de investigadores a lo largo del país o con colaboración de otros científicos en el mundo. Esto sucedería porque el registro se haría sobre el vínculo mismo entre estructuras genéticas y enfermedades, y no sobre un desarrollo particular de una persona o grupo de investigación.

En este escenario, la aparición de ‘trols de patentes’ genéticas sería casi inevitable, y dificultaría la aplicación del conocimiento genético para beneficio de los humanos.

Bacteria con apetito por el plástico

Un escenario como el esbozado en el álbum Plastic Beach de la banda virtual Gorillaz podría estar más lejos de lo que los integrantes del grupo, y miles de personas piensan. Todo gracias a una especie de hongos que pareciera capaz de consumir plástico, incluso en un entorno poco apropiado para sostener la vida.

La nueva especie de hongos comedores de Poliuretano fue encontrada en las selvas del Amazonas ecuatoriano por un grupo de estudiantes de la universidad de Yale, durante una expedición adelantada anualmente por la universidad, este año liderada por el profesor Scott Strobel, director del laboratorio de bioquímica.

El hongo Pestalotiopsis Microspora no sólo podría devorar depósitos de plástico desechado por los seres humanos, sino que es capaz de hacerlo en ambientes carentes de oxígeno, así que no sería necesario llevar a cabo el proceso en condiciones especiales y potencialmente costosas. Los estudiantes del equipo de investigación han dado los primeros pasos para separar las enzimas encargadas de consumir plástico como fuente de alimento, con esperanzas de replicar el proceso en una escala mayor y más eficiente.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad