Domingo 15 de Diciembre de 2013 - 12:01 AM

Google quiere fabricar procesadores

La compañía analiza este nuevo reto, que movería el mercado de la tecnología. ¿Lo logrará?

Cuando se divulgan noticias del gigante de la computación en internet se asocian sus novedades a software, internet, computación en la nube, android, entre otros temas. Lo atípico es que Google, del que sólo se leen noticias de tipo “Soft,” está considerando la posibilidad de hacer sus propios chips (procesadores) para servidores.

Aunque suene extraño así es, la noticia dejó de ser un rumor y tomó fuerza como quiera que medios como CNN y Bloomberg ya lo informaron. ¿Google haciendo procesadores? ¿Qué pensará Intel, el “dueño y señor” de una buena porción de la torta del mercado de los procesadores para servidores? ¿Podrá Google ser lo suficientemente innovador para llegar a un mercado que ya está cubierto?

La idea de Google sería hacer chips para servidores basados en los diseños de la tecnología de ARM Holdings, ARM es la sigla de “Arcon RISC Machine”, luego lo cambiaron “Avanced RISC Machine”. Lo clave es entender el término “RISC” que quiere decir “Reduced Instruction Set Computer” y que en español se traduce “Ordenador con Conjunto de Instrucciones Reducidas”.

Estos procesadores se caracterizan por la ausencia de microcódigos, es decir pequeños programas que hacen “simple” la arquitectura del procesador pero con aumento del recurso energético y calor. Así nace el término “RISC” y aunque el procesador aumenta su complejidad de construcción, las instrucciones se realizan más rápidamente.

Parece complejo de entender pero un ejemplo puede ayudar: suponga que el procesador tiene que realizar una serie operaciones matemáticas, el desarrollador no las incluye en esa parte del programa, llama a un microcódigo para que las realice, por ello el procesador resultaba más lento, porque tenía que “buscar” esos microcódigos (que debían cargarse en la memoria) y ponerlos a trabajar. Además, si dos procesos los necesitaban entonces se producían conflictos que se resolvían luego con más microcódigos. En resumen todo se hace con mayor latencia.

Si bien ARM es una tecnología que tiene “hambre” de servidores, qué mejor que Google para aprovechar y crear la solución perfecta en infraestructura software y ahora hardware. Afirmar que Intel sienta pánico no es tan cierto, pero hay cuatro puntos de que deben tenerse en cuenta antes de pensar que Google pueda estar en este turbulento mar de los procesadores.

En primer lugar, sin demeritar las capacidades tecnológicas de Google, no está claro que sea mejor que las empresas existentes que han tratado de empujar los chips ARM en el mercado de servidores. Lo cierto es que Intel en general ha tenido mayor éxito con su tecnología x86 en servidores a pesar de que esta por fuera del mercado de telefonía móvil.

En segundo lugar, el diseño de chips no es una ambición para tomar a la ligera. La fabricación en volumen de procesadores es una industria de alto costo en donde son millones los dólares que se deben invertir en investigación, desarrollo y producción. Apple ha construido un equipo de diseño respetable para sus chips en el mercado de telefonía móvil en los últimos años, pero son centenares de personas y millones de dólares invertidos.

En tercer lugar, Google tiene una gran y compleja infraestructura informática. Chips ARM podrían encajar para algunas cargas de trabajo, pero es probable que se necesitaran los chips de mayor rendimiento en otras partes. Tal vez los chips ARM crecerán para encajar ese papel algún día, pero aún no estamos allí, e Intel no se queda quieto.

Lo cierto es que Google se está metiendo en un juego largo en donde hay jugadores muy fuertes como IBM e Intel y con mucha ventaja y experiencia en el mercado.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad