Publicidad
Jue Nov 23 2017
21ºC
Actualizado 09:33 pm
Jueves 13 de Julio de 2017 - 03:43 PM

Historia de una expedición de Bucaramanga a la Antártida

La santandereana Paola Tello Guerrero hará parte del proyecto Homeward Bound, ”La madre tierra necesita a sus hijas”. Esta mujer alienta a las niñas a perseguir sus sueños de científicas y llegar a donde quieran llegar sin importar su origen. Pero necesita apoyo para culminar este proyecto.
Historia de una expedición de Bucaramanga a la Antártida

Cuando Paola Tello Guerrero le ayudaba con las tareas de física y matemáticas a sus compañeras del colegio Nuestra Señora del Pilar en Bucaramanga, ni siquiera sospechaba que unos años después volaría por primera vez en avión para presentar su tesis de grado como Física de la UIS, en un evento de geociencias en Argentina.

Tampoco que en 2015 recibiría una oferta de trabajo como analista de rocas en un laboratorio de geología en Inglaterra, después de competir con más de 10 candidatos europeos en un proceso de selección durante ocho meses. Y mucho menos sabía que el destino le tenía preparado el ser la primera colombiana en integrar el programa australiano de liderazgo femenino y cambio climático que culmina con la expedición más grande de mujeres científicas a la Antártida a principios de 2018.

Lea también: 35 veces cabe Bucaramanga en el iceberg que asombra al mundo

Pero todo esto sucedió “¡trabajando duro, mano!”, como ella misma dice, y ahora con menos horas de sueño, pero mucho amor por lo que hace, se prepara para vivir  “la mejor experiencia de su vida”.

Preguntas y respuestas

¿En qué consiste el proyecto Homeward Bound, “La madre tierra necesita a sus hijas”?
Es una iniciativa que tiene como objetivo crear una red de 1.000 mujeres con antecedentes científicos para liderar, influir y contribuir en la toma de decisiones y políticas sobre nuestro planeta, y además generar un impacto global para el medio ambiente. Todo en un periodo de 10 años.

Cada año seleccionan a un grupo de mujeres de todo el mundo que reciben formación en temas como cambio climático, sostenibilidad, liderazgo, estrategia y divulgación científica y al final del periodo de preparación a distancia, el proceso culmina en la Antártida.
Esta es la segunda expedición, y es la primera vez que Suramérica está presente. Nosotras estamos trabajando con el primer grupo de mujeres que ya participó en 2016, y las del próximo grupo trabajarán con nosotras y así vamos creando la red.

¿Cómo resultó elegida para integrar la expedición?
Yo vi las noticias de la primera expedición y desde ese momento cada semana leía cuando sería la siguiente. Cuando abrieron las inscripciones, yo envié todos los requisitos que incluyen el título en ciencias, evidencia de trabajo con la comunidad y proyectos de liderazgo, la hoja de vida, las cartas de recomendación, un cuestionario, una entrevista y un video.  

Recuerdo que el día que recibí los resultados estuve despierta toda la noche. Fue un correo muy divertido que decía “Sí fuiste seleccionada, te lo repetimos, sí fuiste seleccionada”. A partir de eso inició esta aventura que solo me ha acercado a buenas personas y me inspira día a día.

¿Cómo se está preparando para el viaje?
La preparación tiene tres aspectos. Primero el intelectual. Tenemos una lista de libros que debemos leer, que van desde sostenibilidad y cambio climático hasta creación de empresas y liderazgo femenino. Segundo, la parte física. Meses antes de la expedición tenemos una rutina especial de alimentación y ejercicios.

Y por último, la preparación mental. Mi salud mental está totalmente ligada al amor que recibo de las personas que me rodean. Mi familia es mi mayor motivación y aunque todos están en Colombia, somos muy unidos. Además cuento con buenos amigos y compañeros de trabajo que apoyan y se emocionan con este proyecto, ellos también hacen parte de mi preparación diaria.

¿Cómo cambia la expedición su ritmo de vida actual y su vida en general?
Vivo en una ciudad pequeña cerca a Londres que se llama Guildford y trabajo en un laboratorio como analista de rocas desde las 8.30 a.m. hasta las 6.00 p.m.. Antes aprovechaba noches y fines de semana flexibles para leer y conocer la ciudad y el país; pero desde que fui seleccionada tengo unas actividades casi diarias que van desde lecturas, reportes, discusiones, llamadas, proyectos y preparación física.

Ahora me levanto antes de las 6 a.m. a leer y algunos días a caminar o correr y las noches varían entre clases de zumba, de yoga, las lecturas del programa que son bastante exigentes y por supuesto las actividades de recolección de fondos que son mi prioridad. Homeward está cambiando mi vida y en este momento mi futuro es la expedición y todos los proyectos e iniciativas que surjan a partir de ella. Realmente mi vida, además del trabajo, gira en torno al proyecto.

¿Por qué decidió ser científica?
Porque las ciencias se basan en observaciones y razonamientos, y eso somos como humanos. Desde que estaba en el colegio sentía fascinación por las matemáticas y la física. Miraba a mi alrededor con curiosidad, me cuestionaba, pensaba, concluía y aplicaba esas conclusiones a otras áreas y problemas. Por eso decidí estudiar ciencia, porque los científicos son personas que entrenan sus cualidades  personales para llegar a conclusiones y permitir que su trabajo genere progreso para la sociedad.

En los próximos 10 años, el 80% de los empleos van a necesitar habilidades en matemáticas, ciencia y tecnología. Esta es una estadística muy alta y es nuestra misión preparar y motivar a las futuras generaciones a ser parte de la fuerza laboral usando sus talentos.

¿Cuál es el papel de la mujer en la ciencia hoy en día?
Considero que estamos en un momento crucial en la historia. Recibimos los frutos del trabajo de mujeres científicas que se esforzaron por el reconocimiento de sus derechos y sus esfuerzos en un mundo dominado por los hombres. Por eso es tan importante seguir cultivando lo que ellas empezaron.

¿Cómo incentivar el gusto por la ciencia en la juventud?
Hay un estudio de Microsoft que muestra que a los 11 años muchas niñas están interesadas en ciencia y tecnología y a los 15 ese interés decrece y no se recupera. Nuestra misión es trabajar en no permitir que esto pase. Los trucos que considero pueden funcionar son:dar a conocer la experiencia de científicas para que las niñas y jóvenes puedan identificar y motivar, usar la tecnología como aliada, incentivar la lectura y jugar. Ellas disfrutan jugando, hay que hacer la ciencia más práctica y divertida, regalar juguetes educativos es crucial, no podemos seguir generando estereotipos con cosas tan simples como los regalos.

¿Por qué Antártida para la expedición? ¿Qué significa para el planeta ese lugar?
La Antártida fue la última región de la tierra es ser descubierta y es el motor que regula la atmósfera terrestre y su equilibrio global. Tiene el 90% del hielo del planeta y el 70% del agua fresca. Este lugar está  protegido por un acuerdo y ningún país puede buscar recursos allá; pero en 2041 se va a revisar ese acuerdo, es decir, en 24 años nuestros niñas y niños decidirán si tocamos este lugar, por eso es tan importante conocerlo. Y por eso me emociona tanto el proyecto, pues en un año yo seré embajadora y conocedora de esta región y podré trabajar para protegerla.

¿Por qué valen la pena iniciativas como Homeward Bound?
Homeward Bound implica darle visibilidad al trabajo de 1000 mujeres. Durante este año los programas e iniciativas que benefician a diferentes comunidades a nivel mundial son incontables y los planes de acción en cada una de nuestras disciplinas de trabajo están diseñados para generar cambios. La visión de este proyecto es enorme y todos nuestros esfuerzos están enfocados en beneficiar a un número mayor de personas. Tenemos muchas frases que nos recuerdan por qué trabajar duro y una de mis favoritas es “ Una fantasía o sueño de una persona puede cambiar millones de realidades”.

¿Cuál es el costo de la expedición?
La expedición, que involucra más de 100 personas de todo el mundo, tiene un estimado de más de 80 millones de pesos por persona. Para las 80 participantes el 40% está patrocinado y debemos cubrir los gastos restantes que son cerca de 50 millones. Mi participación depende de si logro reunir ese dinero, por eso hago un llamado a la industria de Santander y Colombia para unirnos y permitirme mostrar lo que somos como colombianos, trabajadores, honestos y con alegría ilimitada. Yo necesito el apoyo y a cambio tengo muchas iniciativas que varían según los servicios y acuerdos en los que podemos trabajar.

Para mí es un honor y una oportunidad muy grande mostrar Santander y Colombia en el mundo.

¿Qué ha sido  lo más difícil de todo el proceso?
Dormir y hablar de mí. Quisiera tener muchas más horas en el día y a veces no quiero irme a dormir. Tengo muchas ganas y proyectos y no me alcanza el tiempo. Físicamente me siento muy fuerte, pero recoger el dinero de la expedición es un reto muy grande, porque para mí eso mucho, pero cuando pienso en lo que he aprendido y lo que viene adelante sigo trabajando.

Y hablar de mí, es difícil, siempre he sido muy privada, pero creo que está experiencia vale la pena compartirla. Es un honor estar en este grupo y quiero decirle a las niñas y jóvenes que el trabajo duro y transparente da frutos y vale la pena. Yo nunca me imaginaba que podría llegar a participar en una iniciativa así, pero es posible y ahora voy a conocer personas que en verdad están liderando y cambiando nuestro futuro. Eso es un sueño y los sueños se cumplen.

¿Si alguien lee su historia y se siente identificado o quiere ayudar cómo lo hace?
Si alguien quiere apoyar mi participación en la expedición me puede contactar a mi correo ptelloguerrero@gmail.com. También pueden hacerlo si desean involucrarse en el proyecto y lograr que muchas ideas y recomendaciones lleguen hasta la Antártida y sean vistas por este grupo de mujeres tan brillantes.

Tengo acercamientos con algunas empresas santandereanas para trabajar juntos en programas de educación después de la expedición.. Todo lo que pueda recoger va a financiar la expedición y por supuesto los programas en torno a Colombia, pues mi misión una vez termine es promover este programa para tener cada vez más representantes de nuestro país.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (4 votos)
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
DORADO TARDE
Sorteo del 23 de Nov
7
5
0
1
CAFETERITO TARDE
Sorteo del 23 de Nov
9
5
9
1
Astro Sol
Sorteo del 23 de Nov
virgo
5
0
5
7
Publicidad