Viernes 26 de Enero de 2018 - 04:27 PM

¿Vive en Bucaramanga? Descubra qué le da valor a su edificio

Atrás deben quedar excusas como "las asambleas me hacen perder el tiemo" o "que los demás asistan". Sí quiere que su propiedad se valorice debe propender porque su edificio marche bien.
Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL
¿Vive en Bucaramanga? Descubra qué le da valor a su edificio
(Foto: Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL)

No solo se trata de adquirir una propiedad sino de hacer que esta se valorice. Así su patrimonio aumenta. Es fundamental para todo aquel que vive en Propiedad Horizontal propender para que no solo la estructura de su edificio sino el ambiente que se desarrolla dentro de este sea el ideal.

Por eso, si usted ama cuidar sus inversiones tiene claro que existen compromisos dentro de la unidad residencial. La activa participación en las asambleas, la vinculación en los comités y darle importancia a cada uno de los puntos que trata el Reglamento Interno es su trabajo.

Atrás debe quedar la apatía, pues así como en la Asamblea se elige el Consejo, y éste a su vez selecciona al administrador, su voz y voto será fundamental en el mejoramiento continuo de su edificio o conjunto residencial.

Igual de importante resulta que cada quien asuma su rol, con respeto por el bienestar y el espacio del otro (y de todos), pues solo así la convivencia puede ser más que tranquila y feliz.

Ponga en práctica estos sencillos consejos del abogado Ramiro Serrano y ¡compártalos con sus vecinos!

1. Deje la pereza y participe: Aunque a veces le dé pereza, asista a las reuniones protocolarias e informativas que programen en la copropiedad. ¡Son muy importantes para la convivencia!

2.  Sea responsable: Para poder sostener la persona jurídica y los gastos de su edificio, su pago puntual de las expensas comunes ordinarias y extraordinarias es muy valioso.

3.  No sobra recordar: las normas tienen una razón de ser. Sea respetuoso de los reglamentos internos de la copropiedad.

4. No abuse: Ni se le ocurra usar su apartamento como establecimiento de comercio (o viceversa). Estas prácticas dañan la seguridad del edificio, desvalorizan los inmuebles, además de incomodar a los vecinos.

5. Convivencia: Como en todas partes, acá también se aplica el dicho: “No haga al otro lo que no le gustaría que le hicieran a usted”. Y la convivencia también se trata de ser agradable al otro: saludar, hablar bajo, evitar ruidos, evitar actitudes fastidiosas, etc.

6. Entienda: que usted no es dueño de nada. Vivir en propiedad horizontal es vivir en comunidad donde todos somos dueños apenas de un coeficiente y no de un todo.

7. Los administradores de la copropiedad son profesionales en su área; por tal motivo debemos entender que estamos enfrente de un profesional de la administración, así como del aseo, de la vigilancia, entre otros.

8. Visitantes, hijos y mascotas: se requiere del respeto de todos para una sana convivencia en el edificio. Comportamientos inadecuados maltratan al vecino y dejan mucho qué desear del residente.

9. Aporte: Antes de exigir algo piense primero en cuánto ha contribuido en la construcción social y administrativa de la copropiedad. ¡Recibirá lo que cosechó!

10.  En conclusión: Vivir en propiedad horizontal es pensar que estamos en la base social de toda ciudad y debemos comportarnos como tal. No podemos pensar que estamos solos y que el mundo gira alrededor de nosotros. ¡Piense siempre en el otro!

¿Por qué asistir a una reunión de copropietarios?

Ramiro Serrano, experto en propiedad horizontal, indicó a Vanguardia.com que se puede “imponer sanciones dentro de los reglamentos de propiedad horizontal a aquellos copropietarios que no asisten a las asambleas, porque con su comportamiento obstaculizan el desarrollo de la persona jurídica”. Así lo ha permitido la Corte Constitucional previamente.

Además, ¿sabía que por inasistencia, muchas veces es imposible que se tomen decisiones por falta de quórum? Esto genera un sobrecosto para la copropiedad, que sale siempre de sus bolsillos.

De todos modos, si que le afecten el bolsillo no es razón suficiente para convencerlo (y por supuesto no debería ser la única razón), aquí le van otros argumentos con los que el experto responde por qué es tan importante su asistencia a las asambleas:

- Para no poner en manos de terceros las decisiones sobre su patrimonio, especialmente sobre la unidad privada.

- Porque en esas reuniones se definen los mantenimientos, usos y conservaciones de las áreas comunes que valorizan o desvalorizan su unidad privada.

- Porque si no asiste a las reuniones, luego tampoco tendrá ‘autoridad moral’ para criticar las decisiones y acciones que se tomen.

- Para poder exigir que los dineros invertidos en la copropiedad sean los que realmente se necesitan.

- Porque es la oportunidad de conocer a quienes hacen parte de la comunidad. No se puede hablar de convivencia si no se sabe con quién está compartiendo.

- Ejerciendo su derecho a nombrar el consejo de administración, está ayudando a escoger a aquellas personas que van a nombrar el administrador, impondrán sanciones y van a tener el control de la persona jurídica.

- Para poder conocer muy bien las necesidades que tiene la copropiedad y buscar posibles soluciones.

- Finalmente, recuerde que al comprar en propiedad horizontal no solo se obtienen derechos, sino también unas obligaciones con la comunidad y una de ellas es asistir a las Asambleas Generales de Copropietarios.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
culona
Sorteo del 20 de Oct
1
8
4
4
boyaca
Sorteo del 20 de Oct
5
1
3
8
Astro Luna
Sorteo del 20 de Oct
escorpio
5
1
8
9
Publicidad