Martes 25 de Septiembre de 2018 - 02:21 AM

Así venden drogas en los colegios de Bucaramanga

Pastillas (droga sintética) y papeletas de perico (alcaloides) son las drogas que se comercializan con mayor frecuencia en los colegios. Este año se detectado 286 casos de consumo de sustancias psicoactivas en establecimientos educativos. No obstante, la cifra real es mayor. Vanguardia Liberal le cuenta cómo las comercializan los mismos estudiantes.
Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL
Así venden drogas en los colegios de Bucaramanga
(Foto: Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL)

Un menor de edad merodea a mediodía un colegio de Bucaramanga en bicicleta. Da varias vueltas a la manzana y al poco tiempo se marcha. Se le conoce como ‘campanero’. Su labor es ‘tantear’ la zona, es decir, verificar la presencia de policías.

Minutos después unos 500 estudiantes de la jornada de la mañana salen del colegio. Otros más ingresan para recibir sus clases en la tarde.

En ese momento un expendedor se acerca a unos metros de la portería de la institución educativa. Se cruza la mirada con un estudiante de la jornada de la tarde. Se estrechan la mano. En el saludo le entrega al joven un cuadrado pequeño de papel aluminio. Luego, ambos toman caminos distintos. La transacción no tarda ni 30 segundos.

Lea también: Colombia destapó su política antidrogas

El joven entra a clases. Su labor, además de estudiar, es ser el intermediario del expendedor dentro del colegio. En la actualidad cursa último grado y todos saben que pueden comprarle ‘pastillas’ o cualquier otro alucinógeno. Por voz a voz, e incluso vía WhatsApp, se pueden hacer los pedidos.

Llega la hora del descanso. La zona de la cafetería está llena de niños y jóvenes. El estudiante recibe un pedido. Acude a compra una gaseosa, se acerca a otro compañero y se la entrega. En el líquido echó, segundos antes, un cuarto de pastilla, que ahora se diluye rápidamente. 

Esta es la manera más práctica para el consumo drogas en algunos colegios públicos de Bucaramanga. Así también evitan ser descubiertos, especialmente si la institución  cuenta con cámaras de seguridad.

Las pastillas son drogas sintéticas o ansiolíticos y antidepresivos. Los medicamentos son más económicos y se venden por cuartos.

La pastilla sale a $500, pero cada intermediario le pone su precio en los colegios. Sirven para acompañar el ‘perico’, que se vende por ‘pases’, cada uno a $500, lo mismo que vale una galleta. Estos ‘pases’ se usan para iniciar a los jóvenes en el consumo de drogas de mayor valor económico.

Lea también: Duque firmará decreto que autoriza a policías decomisar la dosis mínima

Martín, un residente cercano a otro colegio público de Bucaramanga, desde su casa, es testigo de la forma cómo les venden drogas a los estudiantes.

“Los campaneros avisan a los intermediarios cuando los estudiantes van saliendo, o cuando hay Policía cerca”, aseguró a Vanguardia Liberal.

Pastillas (droga sintética) y papeletas de perico (alcaloides) son los que se comercializan con mayor frecuencia.

“A veces uno de los expendedores se acerca a las chicas a la salida del colegio. Les habla y les hace risitas, entre juego y juego, les ofrecen droga”, comenta.

Este expendedor no lleva muchas dosis consigo. Así lo cuenta un estudiante, testigo de este tipo de inducción. “Un jíbaro rara vez se acerca a un colegio. Entre él y el estudiante que compra la droga hay varios intermediarios”.

De acuerdo con este estudiante, dentro de los colegios siempre hay un joven que se encarga de distribuir la droga. “En cada colegio se sabe quienes son los que venden. Los interesados se acercan a esos muchachos para probar”, comentó.

Lea también: Otro golpe a alias ‘Pichi’: 14 miembros de su banda de microtráfico cayeron

Omar Ochoa, personero de Bucaramanga, coincide con esta versión. “Se ha identificado que los mismos estudiantes son expendedores dentro de las instituciones, por eso pedimos que cuando los directivos o padres vean conductas sospechosas, lo reporten”, manifestó.

Sobre el tipo de droga, Omar Ochoa, destaca que en el acompañamiento a los colegios se ha evidenciado el consumo de cannabis y drogas sintéticas. En menor medida los alcaloides como la cocaína.

De hecho, las cifras más recientes de consumo en escolares del Observatorio de Drogas, de un estudio realizado en estudiantes de 2012 a 2016, revelan que en Santander la prevalencia de consumo de marihuana es de  7,3 en el departamento, mientras que la de cocaína es de 3,3, superior a la media de consumo nacional.

¿Qué pasa en los colegios privados y públicos?

Además de los operativos que adelantan las autoridades, la Secretaría de Educación de Bucaramanga reporta que en las instituciones oficiales del municipio este año se han presentado 286 casos de consumo de sustancias psicoactivas dentro de los establecimientos educativos.

En los colegios privados se han registrado 19 casos. Sin embargo, el despacho precisó que esta cifra corresponde solo a la notificación del 30% de las instituciones privadas, por lo cual, podrían presentarse más casos.  

Ana Leonor Rueda, secretaria de Educación de Bucaramanga, explicó que el municipio tiene activada una ruta para atender estos casos. Para ello, se cuenta con el acompañamiento de Policía de Infancia y Adolescencia, Secretaría del Interior, Secretaría de Salud de Bucaramanga, Personería y Defensoría del Pueblo, así como los padres de familia de los jóvenes implicados.

“Además de hacer el reporte, cuando se presentan estos eventos, activamos la ruta de convivencia escolar, la idea es que con los padres de familia podamos iniciar un proceso y conocer las causas que están desencadenando estos comportamientos”, indicó Ana Leonor Rueda. 

Lea también: Un muerto y un herido dejó balacera por asuntos de drogas en Bucaramanga

¿Qué dice la Policía?

Este año la Policía de Bucaramanga ha adelantado actividades educativas con 10.053 niños, niñas y adolescentes de 51 instituciones educativas del área metropolitana. Se han realizado 1.787 capturas por el delito de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes, de las cuales 146 corresponden a expendedores que delinquían cerca a instituciones educativas.

La Policía reportó que más de 300 mil dosis de estupefacientes se han incautado. Entre estas, dosis que serían comercializadas en entornos escolares, parques y escenarios deportivos.

Seguirán los operativos

La Secretaría de Interior realiza desde el año pasado diversos operativos en los colegios con el fin de concientizar y sensibilizar a los jóvenes. Visitas a la cárcel Modelo y charlas de prevención hacen parte del programa ‘delinquir no paga’, que se han adelantado en varios colegios de la ciudad.

Además, programas como ‘Agentes de paz y nuevos liderazgos’, que buscan incentivar la sana convivencia en las instituciones, son algunas de las actividades preventivas que se llevan a cabo desde el municipio.

Alba Navarro, secretaria del Interior de Bucaramanga, manifestó que los operativos continuarán dentro y fuera de los colegios. “Contaremos con una unidad canina que nos garantizará mayor rango de acción”, expresó.

Publicada por
Contactar al periodista
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
dorado tarde
Sorteo del 12 de Dic
7
4
2
1
valle
Sorteo del 12 de Dic
9
7
9
7
Astro Luna
Sorteo del 12 de Dic
libra
2
3
0
1
Publicidad