Viernes 16 de Noviembre de 2018 - 01:45 AM

Por los barrios de Bucaramanga: El Prado

En medio de los nuevos edificios y el evidente crecimiento en esta zona de Bucaramanga, el barrio El Prado conserva los bellos jardines de sus casas.

Si hay algo que sorprende gratamente de El Prado es que más allá del crecimiento urbanístico de los últimos años, del constante ‘ir y venir’ en sus agitadas vías y en general de la proliferación de establecimientos comerciales, él sigue siendo un barrio residencial en donde se vive con tranquilidad.

Los allí residentes se reconcilian con la naturaleza y cultivan ‘por dentro y por fuera’ de sus hogares amplios jardines llenos de pinos, así como de otros árboles y adornos florales.  

Pese a que El Prado está cercado por modernos edificios que han surcado su cielo, las inmensas casonas del pasado le imprimen esos tonos clásicos y tradicionales que, a decir verdad, se han venido perdiendo en otras áreas de Bucaramanga.

Por fortuna, los habitantes de El Prado están empeñados en mantener los frentes de sus fachadas en buen estado.

Este es un sector habitado por muchos pensionados, quienes a lado de las nuevas generaciones hacen que el verde del sector siempre reine.

Allá también han vivido alcaldes y hasta la familia de una reconocida reina de belleza del país se forjó en este punto de la ciudad.

También es la residencia obligada de muchos jóvenes estudiantes, dada su cercanía a centros educativos, entre ellos la institución de Las Américas y la misma

Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab, situada en el vecino barrio El Jardín.

¡En fin...! A pesar de los problemas típicos que llegan con la aparición de las denominadas ‘moles de cemento’,  los jardines se siguen cultivando en El Prado de Bucaramanga.  

Barriografía

* Ubicación: Entre las carreras 33 y 37. El sector va desde la calle 36 hasta la calle 42.

* Comuna a la que pertenece: Oriental, que es más conocida como la No. 13.

* Estratos: 4 y 5.

* Sectores vecinos: Cabecera, Altos de Cabecera, San Pío, El Jardín, Álvarez Restrepo y Las Américas.

* Número de viviendas: Cerca de 520 casas, sin incluir los nuevos edificios.

* Fecha de fundación: Data de 1950.

* Población: Se estima que viven cerca de 2 mil 300 personas.

* Principales avenidas: La carrera 33 y la calle 36.

* Parque: San Pío, aunque este escenario está adscrito a Cabecera del Llano.

* Organismos cívicos: la Junta de Acción Comunal y el Frente de Seguridad Local.

* Parroquias: Las más cercanas son la Iglesia de San Pío y la de la Santísima Trinidad.

* Rutas de autobuses: Tiene muy buena cobertura del Sistema Integrado del Transporte Masivo, Sitm, pues en sus límites está la carrera 33.

* Escenario deportivo: Aunque la cancha de San Pío no pertenece al sector, muchos vecinos frecuentan dicho escenario.

Voces de la comunidad

* Julia Bonilla: “El clima que se siente en El Prado no lo cambio por nada. Es agradable transitar por un lugar en donde usted encuentra en cada esquina un jardín o una zona verde. Me gusta mucho que el barrio se mantenga así, a pesar de la vertiginosa construcción de edificios”.

* Gabriel Pérez: “Soy de los primeros habitantes que llegó aquí. Recuerdo que yo mismo construí mi casa, a finales de los años 50 y a comienzos de la década de los 60. Lo más agradable de mi vecindario es que todavía se conserva tranquilo y aún ‘sobreviven’ las casas grandes y cómodas”.

* María Angélica Monsalve: “Una nota positiva de este sector es que se encuentra estratégicamente bien ubicado en la meseta de Bucaramanga. Es muy agradable vivir aquí; también es delicioso tener el puesto de trabajo por estos lados. La comodidad y la tranquilidad son los rasgos más predominantes”.

* Néstor Pacheco: “A pesar de que las invasiones del espacio público se han multiplicado en El Prado, debo confesar que este es un buen vividero. Llevo algunos años viviendo aquí y considero que es un sector muy bonito. Si bien se ha vuelto algo comercial, sigue siendo un sector muy residencial”. 

* Sergio Avilés: “Me gusta mucho el hecho de que El Prado sea un barrio en donde existan suficientes áreas peatonales. Además goza de un delicioso clima. Otro aspecto: aquí hay de todo al alcance, como centros comerciales, escenarios deportivos, otros sitios de sano esparcimiento y buen transporte”.

Línea de tiempo

* 1950: La tierra en donde tomó asiento el barrio El Prado, era un terreno de riego,  al inicio de esta década.

* 1952: Unas cuadras arriba de lo que hoy se conoce como la carrera 33 se levantó el barrio. Era un paraje ameno que servía para los paseos dominicales en la
famosa Hacienda Puyana.

* 1955: La historia consigna a la Urbanizadora David Puyana como la fundadora de El Prado.

* 1956: En este año, un ambicioso proyecto habitacional se planeó sobre el área comprendida entre las calles 36 y 42, al oriente de la carrera 33.

* 1959: En esa época, el arquitecto Jorge Gaitán Cortés propuso una urbanización integrada por proyectos dirigidos a distintos estratos
sociales. Mediante una oferta de predios de diversos tamaños, el terreno se loteó y quedó separado por dos grandes zonas verdes,
una de las cuales fue el parque San Pío, que quedó encasillado en Cabecera.

* 1959: Se construyeron viviendas de mayor calidad y amplitud, especialmente sobre las calles 41 y 42.

* 1960: Llegan los primeros habitantes, entre los que recordamos a: Álvaro Monclou (q.e.p.d.); Gabriel Pérez; y las llamadas Señoritas Gutiérrez, es decir Doña Emma, Doña Anita y Doña Sofía Gutiérrez.  Allí también vivió Ana Milena Parra Turbay, quien en 1978 ganar el título de Señorita Colombia.

* 1962: El ex alcalde de Bucaramanga Carlos Virviescas, (q.e.p.d.) fue otro ilustre vecino de El Prado.

* 1963: También el padre Miguel Duarte, el fundador de la iglesia de la Santísima Trinidad, vivió allí.

* 1965: Nace un establecimiento comercial que fue muy popular: La Tienda de Chavita, el primer gran negocio de la zona y fue el inicio de una gran cadena de microempresas que, poco a poco, le ‘quitaron’ el toque residencial a El Prado.  Vinieron los dueños de la Droguería Pinzón, quienes
construyeron en un lote donde después se levantó el otrora restaurante Fujiyama.  

* 1980: Con el tiempo, el barrio El Prado fue epicentro de la otrora Zona Rosa, algo que afectó un poco la tranquilidad en las cuadras. Los negocios de la carrera 33 fueron desplazando a ese pasaje ameno que fuera la Hacienda Puyana.

* 2004: ElPrado creció de forma acelerada. Se construyeron nuevos edificios y el comercio se multiplicó. A pesar de ello, sobrevivieron los jardines. Todavía es un placer ver el tono verde y escuchar el susurro de las aves que se anidan allí.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
Cundinamarca
Sorteo del 10 de Dic
5
7
1
9
Tolima
Sorteo del 10 de Dic
6
4
5
3
Astro Luna
Sorteo del 10 de Dic
geminis
3
2
9
2
Publicidad