Publicidad
Mié Dic 13 2017
20ºC
Actualizado 08:20 pm
Jueves 06 de Julio de 2017 - 10:25 AM

Así viven los nueve leones que hace 15 meses viajaron de Bucaramanga a Sudáfrica

Zeus, Iron, Easy, Shakira, Ojiclaro, Bolillo, Barbie, Junior y Buba son los nueve leones que desde abril de 2016 se encuentran en libertad, gracias a una ONG ambientalista que los llevó hasta un santuario para felinos en Sudáfrica.

Desde su llegada al santuario de Grandes Felinos de Emoya, Sudáfrica, los nueve leones rescatados de un circo en Piedecuesta recuperaron su vigor, peso y alegría. En la actualidad disfrutan de las cinco mil hectáreas de la sabana africana que comprende el santuario donde habitan.

Así lo aseguraron voceros de la ONG Animal Defenders International, ADI, al conceder a Vanguardia.com algunos videos recientes en los que se observan los nueve leones que fueron trasladados desde Colombia el 29 de abril de 2016.

En las imágenes se observa cómo entre juegos, largas siestas y deliciosos filetes de carne transcurre la vida de estos felinos, los cuales fueron explotados y maltratados durante su cautiverio en el Circo África. El 5 de julio de 2014,fueron protegidos los animales tras argumentar que el circo no cumplía con las condiciones de alimentación y salubridad para mantenerlos. Estos fueron recibidos por la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, entidad que los trasladó a su Centro de Rescate de Fauna Silvestre mientras se organizaba su viaje a África.

Para su traslado a Sudáfrica, fue necesario un intenso operativo logístico que incluyó un viaje por tierra desde Bucaramanga hasta Bogotá. Allí subieron a un avión con rumbo a Lima, Perú, para reunirse con otros 24 leones rescatados en el país inca. Posteriormente, siguieron su rumbo hacia África en un vuelo que duró más de diez horas.

Le puede interesar: Así fue el maratónico operativo de salida de los leones de Bucaramanga

No todos corrieron con suerte

Tan solo dos meses después de iniciar su nueva vida en libertad, dos de los leones peruanos (Rapunzel y Kala) fallecieron a causa de botulismo, una enfermedad producida por la bacteria Clostridium botulinum. El león colombiano Junior también contrajo la bacteria, pero gracias al tratamiento de los veterinarios logró sobrevivir.

Un año más tarde, en junio de 2017, otros dos leones procedentes de Perú murieron. Esta vez, cazadores furtivos los envenenaron y removieron sus pies, cabeza, cola y piel.

Lea también: Asesinan a dos leones que viajaron a Sudáfrica con felinos de Bucaramanga

“Estas muertes nos dejan desconsolados, llenos de ira y es un recordatorio de lo que sucede cuando el mundo permite que un precio sea puesto sobre las cabezas de animales como leones, rinocerontes y elefantes. Un mundo que siente que un animal vale más muerto que vivo para algunos”, expresó ADI en un comunicado.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
DORADO TARDE
Sorteo del 13 de Dic
4
4
4
4
CAFETERITO TARDE
Sorteo del 13 de Dic
3
4
6
4
Astro Sol
Sorteo del 13 de Dic
libra
1
6
9
9
Publicidad