Miércoles 21 de Junio de 2017 - 10:24 AM

Sergio Fajardo recogerá firmas para su candidatura presidencial

Los que conocen al exgobernador Sergio Fajardo están seguros que, aunque avanza en conversaciones con otros precandidatos, no dará un paso al costado para ser fórmula vicepresidencial, como ocurrió en el 2010.
Archivo/VANGUARDIALIBERAL
Fajardo no dará un paso al costado para ser fórmula vicepresidencial.
(Foto: Archivo/VANGUARDIALIBERAL)

Compromiso Ciudadano ya se sacudió del traspié electoral de las regionales de 2015 y, después de 18 años en escena, está a la espera de la reforma política para buscar la personería que lo oficialice como movimiento político. En diálogo con el periódico El Colombiano, Fajardo reveló que en pocos días iniciará la recolección de firmas para presentar su candidatura en nombre de Compromiso.

¿Qué ha descubierto en sus viajes por las regiones?

“Ya me había recorrido todo el país antes. En este momento hay una polarización creciente alrededor del presidente Santos y el expresidente Uribe, y veo un agotamiento. Al mismo tiempo es un país indignado por la corrupción. Faltaba una gota para que se derramara, y esa la puso Odebrecht. La sociedad está desesperanzada, con desconfianza en el Estado y es preocupante porque es un terreno fértil para la violencia”.

¿Y usted cómo se ha salido del debate Santos -Uribe?

“Mí comportamiento y el de Compromiso es respetuoso, no nos dejamos atrapar por la tentación del insulto. Estamos presentando ideas con seriedad y argumentación. En 2010, con Mockus, enfrentamos a Santos, que se presentaba como el que le llevaba los huevitos a Uribe. Muchas personas que están en el gobierno de Santos estuvieron en el de Uribe.”

¿En su última reunión con Claudia López, Navarro y Robledo acordaron un límite de tiempo para la alianza?

“No fijamos ningún plazo. Tenemos un punto en común que es necesario, pero no suficiente: la lucha contra la corrupción y el clientelismo. Para llegar a una eventual alianza tendríamos que ser capaces de presentarle una propuesta al país con rigor, para invitarlo a votar por ella como alternativa de poder”.

Usted ha dicho que no es de izquierda ni de derecha, ¿pero sí le ayuda en eso una foto con Navarro y Robledo, líderes de izquierda?

“Hace 18 años que iniciamos en política rompimos con esa forma de dividir a las personas entre izquierda y derecha. Hemos demostrado cuáles son nuestros principios, cómo hacemos campaña sin pagar y cómo gobernamos con transparencia para transformar la sociedad. Nuestro plan de desarrollo fue el mejor del país”.

Algunos líderes del Polo Democrático en Antioquia dan por hecho la alianza en cabeza suya, ¿es cierto?

“No puedo responder por ellos, ni opinar sobre algo que no conozco. Dentro del contexto de la política Robledo es un hombre serio, que defiende las ideas y es una persona honesta”.

¿Aceptaría algún acercamiento político con Gustavo Petro o Piedad Córdoba?

“Nunca he considerado esa posibilidad. Tenemos el camino claro y lo vamos a seguir. Sabemos para dónde vamos y con quien. No miramos para los lados sino para adelante”.

¿Y si ellos luego deciden renunciar a sus candidaturas para acompañarlo a usted?

“No hablemos de hipótesis. Estamos organizando nuestras propuestas y movimiento. Hay un ambiente como si las elecciones fueran mañana, tratando de encasillar al uno, al otro”.

Usted criticó la propuesta inicial para el reconocimiento de nuevos movimientos políticos. ¿La que quedó en el proyecto de la reforma política lo dejó tranquilo?

“Cuando se firmó el Acuerdo, las Farc recibieron la posibilidad de participar en política, les garantizaron 10 curules por dos periodos y financiación pública. Eso me parece bien. Pero había una obligación de permitir que otras expresiones políticas se pudieran formalizar. Dimos la discusión porque la primera propuesta era imposible de cumplir. Planteamos objeciones y el Gobierno las acogió y presentó un propuesta razonable al Congreso”.

¿Le gusta la propuesta de listas cerradas?

“Me gustan porque permite que los partidos hagan la presentación de sus ideas y que las personas que participen las sostengan ante la sociedad, pero falta mucho tiempo para que el Congreso las apruebe. Por ahora no va a pasar”.

El Gobierno le pidió respeto a Estados Unidos por las decisiones de la justicia colombiana, pero a la vez objetó el fallo de la Corte sobre el fast track, ¿qué opina?

“El clientelismo permeó toda la estructura organizacional del Estado. Si no lo sacamos siempre vamos a tener una cantidad de vacíos, de irregularidades y, por eso, las encuestas señalan que las instituciones pierden credibilidad. Se requiere una reforma profunda a la justicia”.

¿Hay garantías para la elección de las 16 circunscripciones especiales de paz?

“No tengo un informe de primera mano acerca de lo que ocurre en esas zonas, pero indudablemente han sufrido todos los rigores de la violencia. La fórmula es una: el Estado tiene que hacer presencia”.

¿Qué debilidad ha detectado en la implementación?

“Algo que se tiene que corregir con urgencia, y que espero mejore con el vicepresidente, el general (r) Óscar Naranjo, es que el Estado ocupe los espacios dejados por las Farc. Esa es la tarea más apremiante”.

El Gobierno levantó el paro de maestros y el acta de compromisos comprometió recursos del próximo gobierno. ¿Qué le parece?

“Todos los recursos que se le pongan a la educación y a los maestros son poquitos. El paso siguiente es hacer de la educación, la ciencia, la tecnología, la innovación y la cultura los motores de la transformación”.

¿Cree que la reforma tributaria que se hizo fue suficiente y que no necesitaremos otra próximamente?

“Los signos que estamos viendo del desempeño económico son preocupantes. El ciclo de la riqueza asociada al petróleo se acabó. Tenemos que esperar a ver cómo termina el gobierno del presidente Santos. Si más adelante vemos que es necesaria, lo diremos en campaña. No haré como Santos en 2010, que negó que subiría impuestos”.

¿Por qué no reaccionó cuando se conoció la noticia sobre Belén de Bajirá?

“Le entregamos a la actual Gobernación la documentación, los pasos a seguir y los estudios que demostraban que ese territorio es de Antioquia. Estábamos esperando que la tramitaran y no se hizo. El manejo a esta situación es dañina y no corresponde al talante de Antioquia. Tenemos que dar ejemplo en el trato a las personas y las regiones.

¿Hasta el momento qué propuestas tiene en salud, vivienda e infraestructura?

“El primer punto es la transparencia. Las otras propuestas las presentaremos más adelante. Las estamos construyendo con la gente en las regiones.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad