Publicidad
Mié Nov 22 2017
20ºC
Actualizado 10:10 pm
Sábado 21 de Octubre de 2017 - 03:22 PM

¿Por qué la crisis de Medimás, tras 82 días de iniciar operaciones?

La EPS que recibió a los 4,9 millones de afiliados de Cafesalud, ya suma más de 15.000 quejas por incumplimientos y más de 5.000 solicitudes de información, relacionadas con traslados.
Colprensa /VANGUARDIA LIBERAL
¿Por qué la crisis de Medimás, tras 82 días de iniciar operaciones?
(Foto: Colprensa /VANGUARDIA LIBERAL)

Con 82 días de funcionamiento, Medimás aún no logra atender a sus usuarios. La Entidad Promotora de Salud (EPS), que recibió a los 4,9 millones de afiliados de Cafesalud, ya suma más de 15.000 quejas por incumplimientos y más de 5.000 solicitudes de información, relacionadas con traslados. Una situación que alertó a la Procuraduría General de la Nación, que solicitó intervención inmediata a la entidad por parte de la Superintendencia de Salud.

Sin embargo, el organismo de control no tomó acciones al respecto. Una omisión que le habría costado la suspensión del cargo al superintendente de Salud, Norman Julio Muñoz, quien según la Procuraduría, podría haber realizado una intervención forzosa administrativa de la entidad, o suspendido el certificado de funcionamiento de la EPS, con el fin de dar pronta solución a las demandas de millones de usuarios.

Lo cierto es que aunque la novela de Medimás EPS parece comenzar con el incumplimiento de las funciones de la Superintendencia, y la carencia de una red de prestación de servicios para los 611 municipios donde hay usuarios de la entidad, su historia se remonta a los líos de sus antecesoras. Para José Roberto Acosta, abogado y profesor del Cesa, todo arranca con los problemas de Saludcoop.

Para el académico, Cafesalud, entidad que absorbió los pacientes de la liquidada Saludcoop, también cargó con la deudas provenientes de la integración vertical con la que los dueños de la EPS lograron trasladar dineros públicos para la construcción de clínicas y laboratorios, que a su vez, eran contratados por la entidad. Un modelo que derivó en corrupción y malversación de recursos, agravando la millonaria deuda de las dos entidades con los hospitales.

Y aunque el Ministerio de Salud conocía la mala situación financiera de Cafesalud, que además había heredado los problemas de Saludcoop, le otorgó a la EPS una especie de ‘bocanada financiera’ en 2015 mediante un préstamo por $200.000 millones provenientes del Fosyga de bonos convertibles en acciones, según comenta Acosta.

Inyección de capital proveniente de recursos públicos, que no sirvió para salvar de la quiebra a la entidad, ni para saldar los pasivos que tenía con múltiples hospitales e instituciones prestadoras de servicios de salud. Según Germán Fernández, presidente del Colegio Médico de Cundinamarca – Bogotá, “Medimás pertenece a una sociedad conformada por varias instituciones de salud y hospitales a las que Cafesalud les debía cerca de $400.000 millones”.

Con la compra de la entidad, el grupo logró compensar la deuda de la EPS aportando los $400.000 millones al valor total de Cafesalud y su red de clínicas Esimed, que alcanzó los $1,4 billones. Acción que también fue denunciada por Acosta y el senador Jorge Robledo, porque violaba la Ley del Estatuto Orgánico Financiero.

“La compensación viola la Ley porque un pago con compensaciones vulnera la cadena de acreencias de un proceso liquidatorio”, aseguró Acosta. Situación que para el analista, demostró desde un inicio la incapacidad del grupo para asumir la salud de casi cinco millones de usuarios.

Adicionalmente, la entidad no habría aportado dinero del $1 billón restante porque, según Fernández, a la empresa se le dio un plazo de cinco años para pagar el resto de la deuda. Pero para Acosta, estos recursos saldrán del manejo administrativo y financiero de las Unidades de Pago por Capitación (UPC).

“Si tenemos en cuenta que la UPC para 2017 está en más de $746.000 y la multiplicamos por el número de usuarios, pueden llegar a ser más de $4 billones al año”, asegura el académico.

De este monto, es probable que la entidad ya haya recibido cerca de $1 billón desde que entró en funcionamiento. Sin embargo, los pacientes no ven retribuido el ingreso. Denis Silva, vocero de Pacientes de Colombia, manifestó que uno de los principales problemas ha sido la red de atención. “Al 1 de agosto, la EPS solo tenía contrato con Nuestra IPS”. Condición que ha impedido la prestación de los servicios.

Pero el problema para los usuarios ha recaído sobre los entes de control. Silva añade que aunque incluso la Defensoría del Pueblo le dio menos de dos meses a Medimás para mejorar las condiciones del servicio, aún cuando no estaba dentro de su competencia, la Superintendencia de Salud le dio varias prórrogas a la EPS y no le impuso ninguna sanción.

¿Cuál es el balance de la Supersalud?

Durante el tiempo que lleva en operación Medimás, la Supersalud señaló que ha venido haciendo visitas integrales para tener un claro panorama de la operación de la EPS. Además, la entidad informó a través de una nota de prensa que “el 13 de octubre de 2017 la Superintendencia Nacional de Salud emitió la Resolución 5121, mediante la cual ordenó medida cautelar a Medimás para que en el término de cinco días sean resueltos 3.238 casos que implican riesgo para la vida de los usuarios”.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad