Publicidad
Mié Dic 13 2017
22ºC
Actualizado 05:55 pm
Jueves 07 de Diciembre de 2017 - 03:38 PM

Ciudadano ejemplar, un niño de 10 años pagó una deuda de un desconocido

Por curiosidad, Daniel Stiven Duque, de 10 años, levantó del piso lo que parecía ser una factura que pensó podría ser de algún vecino.
Colprensa /VANGUARDIA LIBERAL
Ciudadano ejemplar, un niño de 10 años pagó una deuda de un desconocido
(Foto: Colprensa /VANGUARDIA LIBERAL)

Leyó el papel y comprendió que no era del barrio San Martín, donde vive, pues el nombre no le era familiar. La dirección le confirmó que no era de por allí...

Sin embargo, fue mayor fue su sorpresa  al darle vuelta al documento y descubrir que tenía grapados $70 mil, que debían ser pagados ese día, o habría un corte en el servicio de agua potable.

Cruzó la calle y le entregó a su mamá, Leidy Ramos, lo que había encontrado.

Ramos le dijo a su hijo, quien venía de su graduación de quinto grado en el colegio León De Greiff, que había hecho bien al llevarlo a casa y que había que pagarlo.

“Mi mamá siempre me ha dicho que la cosas tienen dueño y que uno no sabe lo que hizo la señora para conseguir el dinero para pagar”, dijo el niño, quien sueña con ser futbolista.

Pagó, y buscó la manera de contactar a Kellys Pinto, quien aparece como titular de la factura, pero fue imposible. Ella vive al otro extremo de la ciudad, en el barrio Sabana Verde, por el anillo vial.

Ni Daniel ni su madre se explican cómo el papel y el dinero llegaron hasta San Martín, pero creen que si a ellos les pasara lo mismo, esperarían un gesto de solidaridad de parte de quien lo encuentre.

Una red social difundió el caso, anunciando que la cuenta había sido pagada a tiempo.

“Estoy muy orgullosa de que mi hijo haya decidido así, comentó Ramos. “Desde casa siempre les hemos inculcado la honestidad”.

Sufrimiento y felicidad

Sin tener idea de nada, Kellys Pinto, quien había tenido un día bastante agitado, se percató de la pérdida. Había estado por varios sectores de la ciudad y no tenía certeza de donde fue el extravío.

En la mañana, había organizado las ideas de lo que tenía que hacer, y una de ellas era pagar la cuenta del agua, atrasada dos meses. Para poner orden, anexó el dinero al cobro, y salió...

Pero olvidó su tarea, y al volver a casa, en la noche, revisó y notó que ya no tenía ni cobro ni dinero. Hubo desesperación. Aun así, se fue a descansar mientras pensaba en cómo conseguir el dinero del pago.

Al día siguiente, un amigo le contó lo que había visto en Facebook, y se sintió feliz.

“Agradezco mucho el gesto de este niño. La honestidad es algo que se ha ido perdiendo. También quiero felicitar a esa mamá que ha hecho de su hijo una persona de bien. Hubiese querido que el momento fuera diferente, pero estoy muy afectada por la situación familiar”, aseguró.

Dijo que tal vez, en algunos días, le gustaría reunirse con Daniel, para agradecerle personalmente lo que hizo y felicitarlo por sus convicciones, e  invitó a todos los niños a seguir el ejemplo.

Esta no es la primera vez que Daniel hace este tipo de gestos. La mamá contó que ya han ocurrido otras veces con artículos escolares que se ha encontrado.

“Él tiene ese don de la honestidad, pero también los fortalece con el ejemplo familiar que ve”, aseguró Ramos.

A cambio de este gesto, dijo el niño que no espera nada. “Creo que es algo que haría cualquiera”. Daniel sigue su vida normal, como si nada hubiera ocurrido. Si la mujer va, él la está esperando con $450 que sobraron del pago.

Publicada por
Su voto: Ninguno (7 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad