Publicidad
Sáb Ene 20 2018
20ºC
Actualizado 06:06 pm
Domingo 17 de Diciembre de 2017 - 01:03 PM

"El de Santos es un gobierno gastador": presidente de Fenalco

El comercio colombiano declaró el 2017 como un año para olvidar, debido a la desaceleración económica, las altas tasas de interés y el desplome del consumo en los hogares colombianos, en especial por culpa del alza del IVA del 16 % al 19 %.
Archivo/VANGUARDIALIBERAL
El 2017 para el comercio ha sido uno de los más malos, dijo el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes.
(Foto: Archivo/VANGUARDIALIBERAL)

Y lo peor, recalca el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Guillermo Botero Nieto, es que ya están listas las bases para una nueva reforma tributaria en 2018, pues el próximo Gobierno recibirá muy menguadas las arcas de la Nación.

En concepto del dirigente, la administración Santos no se caracterizó por la austeridad, a pesar de que el recaudo de impuestos se duplicó en los últimos siete años, y no hay una explicación sobre en qué se invirtieron esos mayores recursos.

Frente a la actividad mercantil, Botero Nieto estima que el crecimiento del sector apenas bordeará el 0,5% al cierre del año. Y se espera que haya algo de recuperación con motivo de las fiestas navideñas y de fin de año, ya que renglones como el de vestuario y calzado, han sido de los más afectados por el descenso del consumo este año.

¿Qué impresión le dejó el 2017 en materia económica?
Para el comercio fue un año para olvidar. Ha sido uno de los más malos que nos hayan tocado. Es cierto que hubo uno peor, que fue el 2009, pero cabe recordar que no obedeció a un problema colombiano sino a la coyuntura de los bonos basura en Estados Unidos, las hipotecas impagadas y la quiebra del banco Lehman Brothers. 

Otros años negativos fueron 1998 y 1999 por el ‘tequilazo’ mexicano y la crisis rusa. Pero en esta ocasión nos tocó exclusivamente un año malo por las circunstancias del país. Y para el comercio minorista la caída en las ventas al detal entre enero y octubre fue de -0,6 %. 

El comercio en general está en 0,7% en términos del Producto Interno Bruto, PIB, por debajo de un promedio nacional que es del orden del 1,7 %. Pensamos que el crecimiento del sector oscilará entre 0,5 % y 1 %.

Con base en esos datos, se puede decir que el Gobierno también perdió el año faltándole pocos meses para terminar...
La baja de la calificación a la deuda soberana por parte de Standard & Poors es una prueba de eso. 

El Gobierno no puede decir que es por falta de ingresos y tendrá que explicar por qué la plata no le alcanza. Creo que hay una razón y es el excesivo gasto. 

La Ley 1819, que fue la última reforma tributaria creó una Comisión del Gasto, precisamente para evaluar en qué se están invirtiendo los dineros de la Nación. Infortunadamente, once meses después no hay ninguna conclusión o informe sobre el particular a los medios y los ciudadanos.

En otras palabras, la creación de esa comisión fue un saludo a la bandera...
No diría eso hasta tanto el Gobierno no entregue un informe sobre lo que ha pasado en materia de gasto público. La administración Santos debe explicar qué ocurrió en este campo. 

El ministro Cárdenas afirma que la rebaja de la calificación por parte de Standard & Poors es una alerta para el próximo Gobierno, aunque los analistas piensan que se trata de una excusa por que este Gobierno ahorró poco...
Este Gobierno hizo varias reformas tributarias, e insisto en que no puede decir que le faltaron recursos. 

Lo que se deben mirar son los gastos y lo claro ahí es que mientras la administración Uribe entregó a la Nación un recaudo de $70 billones, este año la meta es de $140 billones. O sea, que en siete años se le duplicaron los impuestos a los colombianos. Eso merece una explicación. De allí que nos rebajaran la calificación. 

En otras palabras, hubo derroche de recursos públicos...
Diría que este fue un gobierno gastador, pues no conoce el concepto de lo que es la austeridad. Ser austero no es enviar al Ministro de Hacienda con pasaje en clase económica al foro mundial en Davos, Suiza.

Funcionó mucha mermelada, como se dice entre la gente...
Creo que por allí hay muchos 'diabéticos'. Y sobre todo allá en la 7a con Calle 10 en Bogotá (donde queda la sede del Congreso de la República). 

¿Por qué algunos analistas señalan que el impacto del alza del IVA del 16 % al 19 % ya se superó, mientras otros recalcan que todavía hay una afectación, cuál es la verdad?
El impacto para el país fue una confluencia de dos políticas. Una monetaria contraccionista con unas tasas de interés altísimas para que los hogares no consumieran. Y la otra, una política fiscal con un incremento del IVA, la cual produjo una depresión en la demanda de bienes y servicios. En ese sentido, veo un panorama muy preocupante. 

Esperamos una recuperación en el bimestre noviembre-diciembre y que sea a la mayor brevedad posible, para tratar de salvar el año.

Pero, ¿sirvió o no la última reforma tributaria?
En la práctica la recaudación en renta ha crecido entre enero y octubre en $2,54 billones. Y por IVA se han recaudado $7,28 billones de más, y por impoconsumo —que es el niño pequeño del IVA—, lo obtenido son $227.000 millones. Entonces, cuando sumamos esos mayores recaudos, los colombianos le hemos pagado al Gobierno $7,5 billones de más. Uno esperaría que el Gobierno Nacional hiciera el mejor uso de esos recursos.

Pese a esos mayores recaudos, ¿qué explica que el Ministro de Hacienda descarte una rebaja de impuestos como parte de la reactivación que se espera para el 2018?
Según los ortodoxos nunca se puede hacer nada. Es simplemente cruzarnos de brazos y ver cómo nos van llevando al precipicio. Y contra eso es precisamente en lo que debemos reaccionar, pues hay que buscar medidas económicas audaces. 

Fenalco hizo una propuesta de diez medidas, entre ellas una que no tenía costo fiscal, y era que por cada regulación o norma se eliminaran dos trámites inútiles. Eso hasta cierto punto lo acogió la Ministra de Comercio, Industria y Turismo, pero falta avanzar más en ese campo, pues la tramitología le quita mucha productividad a las empresas, pues se han expedido 94.700 normas, muchas de ellas inútiles desde el año 2000.

¿Ve viable otra reforma de impuestos, una vez se instale el próximo Gobierno?
Estoy absolutamente seguro de que viene otra reforma tributaria después de agosto del 2018. Habrá que cambiar unas rentas por otras. 
El sector empresarial no resiste un impuesto más, y de seguro a las personas naturales les van a cargar la mano en materia de renta e igual pasará con los pensionados. Y creo, además, que cuando llegue agosto del año próximo las arcas de la Nación van a estar bastante menguadas.

Los empresarios mejoraron su propuesta inicial de reajuste del salario mínimo al 5 % para el año próximo. ¿Por qué no se hizo antes?
Fenalco y la Andi propusieron de entrada un reajuste del 4,7 %, mientras Asobancaria planteó 4,5 %. 

Estamos propugnando por el 5,1 % para que sea un aumento justo y que se reconozca el impacto del IVA sobre la clase trabajadora. Ese es un factor a tener cuenta y así lo he planteado en la mesa de negociaciones y en la última reunión ante el propio Ministro de Hacienda.

¿Qué dejaron de comprar las familias colombianos este año por culpa del frenazo económico?

Sobre todo vestuario, que es uno de los sectores más golpeados, lo mismo que calzado y marroquinería. Y nos preocupa mucho el renglón de ferretería y de materiales de construcción que ha tenido unas caídas enormes.

Se habla de crisis y menor consumo, ¿pero qué explica que los centros comerciales en las ciudades siempre estén abarrotados, sobre todo durante los fines de semana?
Hay algo de ‘familia miranda’. A eso hay que añadir que han crecido las ventas ‘online’, ya que muchas personas van primero al centro comercial miran el artículo, y luego lo compran por internet. 
Sin embargo, lo cierto es que los centros comerciales se han convertido en sitios estupendos para socializar y compartir con la familia y los amigos.

Con base en lo que viene, ¿cuál cree que debe ser esa primera tarea prioritaria del próximo Presidente de la República?
Fenalco hizo un estudio muy completo, que aún no lo hemos publicado porque estamos esperando cómo se comportaba el asunto de las jurisdicciones especiales para la paz, lo mismo que las circunscripciones para las víctimas. 

Ante todo debe mantenerse la independencia de los poderes públicos, es decir, cada loro en su estaca. 

El Ejecutivo, el Legislativo y el Poder Judicial deben ejercer sus funciones de esa manera y sin interferencia alguna. Un ejemplo de ello es que los proyectos del Gobierno se aprueban a gran velocidad, mientras los de iniciativa parlamentaria demoran mucho más.

Además, la justicia y los órganos de control deben estar dirigidos por personas no vinculadas al Gobierno. Hay que frenar, asimismo, las reformas constitucionales, las cuales ya suman 50 desde 1991. En otras palabras, se deben acabar esas reformas que se proponen cada seis meses.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad