Publicidad
Dom Feb 18 2018
21ºC
Actualizado 07:59 pm
Miércoles 07 de Febrero de 2018 - 09:30 AM

La mamá de la estudiante que agredió a menor en Medellín, pidió perdón

A la familia Rodríguez* le cambió la vida desde la semana pasada, cuando su única hija mujer agredió físicamente a dos de sus compañeras del Inem José Félix de Restrepo y fue imputada por la Fiscalía por el delito de intento de homicidio.
Colprensa /VANGUARDIA LIBERAL
La mamá de la estudiante que agredió a menor en Medellín, pidió perdón
(Foto: Colprensa /VANGUARDIA LIBERAL )

El drama para toda la familia comenzó el mismo día de la pelea. Ese miércoles en la noche la niña llamó por teléfono a su mamá y le contó que había tenido una pelea en el colegio, pero no dio más detalles. “Ella no me dijo en ningún momento cómo había sido. Al rato me llamaron y me comentaron todo lo sucedido”.

Lea también: Rechazo a brutal ataque entre estudiantes en Medellín

La madre de la estudiante no quiso ni quiere ver los videos de la pelea que se difundieron como un virus hipercontagioso en las redes sociales. La mujer reconoce que su hija cometió un error y que debe pagar por él, pero cree que los ciudadanos están destruyendo la vida de una niña y la de su familia con los insultos, las amenazas y los chistes que circulan de Whatsapp en Whatsapp.

Le puede interesar: Juez ordena internar a estudiantes que hirieron a compañera en Medellín

Al día siguiente, a las 7 de la mañana, la agresión en las afueras del colegio era la noticia más importante de Colombia: el Inem fue tendencia nacional en Twitter durante todo el día y en la radio, los comentaristas se referían a la menor de 15 años en términos que no bajaban de “delincuente”.

“Somos una familia humilde, mi esposo trabaja en una empresa común y corriente y se gana un mínimo; yo también trabajo. Le hemos dado buenos valores a la niña, buena educación”, dice la madre.

Además, la mamá de la estudiante del Inem asegura que su esposo “no es ningún sicario ni pertenece a ningún combo”, como dijeron en las redes. “A nosotros nos tienen perjudicados. Acabaron con nosotros, y sobre todo con mi niña”.

La familia no ha podido volver a su casa desde el día de la agresión. Han recibido amenazas, que ya denunciaron en la Fiscalía, y para poder sacar la ropa del trabajo, el papá tuvo que ir acompañado de una unidad de protección.

La mamá dice que nunca se imaginó que su hija pudiera hacer algo así, porque según ella es sensible y preocupada por la gente, buena estudiante y deportista (practica taekwondo). Por eso quiere pedir perdón a las estudiantes agredidas y a la comunidad en general.

“Quiero pedir perdón por mi hija y por todos. Quiero que la perdonen, que se pongan en los zapatos míos, en mi lugar, en nosotros como padres; eso le puede pasar a cualquiera, nadie está libre de eso”, dice.

La madre de la menor de edad agresora sabe que el daño ya está hecho y lo único que quiere es que la gente no cometa más errores y no haga comentarios que no son ciertos: “que por favor no digan cosas que no son. Nos están haciendo un daño muy grande a todos con esos comentarios”.

Desde que ella y su esposo decidieron llevar a su hija ante las autoridades, “porque ese era su deber, dar la cara”, solo la han visto una vez: en la audiencia de imputación de cargos. Ese día, la adolescente rompió en llanto cuando anunciaron la medida de aseguramiento preventivo mientras se desarrolla el juicio. De acuerdo con la mamá, la joven todavía no asimila lo que hizo.

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, pidió celeridad para castigar a las menores de edad, y la Fiscalía acusó a la niña y a la otra joven que aparece en los videos por tentativa de homicidio.

Sobre las palabras del mandatario, la madre opina: “Estamos consternados. Nosotros inclusive queremos hablar con él (Federico Gutiérrez). Para mí es un buen alcalde, lo estimo, pero con lo de mi hija se ha excedido demasiado. Ha hablado de una forma como si ella fuera una delincuente, y ella no es una delincuente. Él está fallando ahí en eso. Él no entiende que es una niña”.

Las dos menores imputadas están bajo custodia de las autoridades en un centro de reclusión para adolescentes. Las niñas agredidas, que fueron homenajeadas ayer martes por el alcalde, se encuentran fuera de peligro.

*El apellido fue cambiado para proteger la identidad de la menor de edad.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad