Viernes 25 de Mayo de 2018 - 05:17 PM

Las cinco retos que tiene EPM para recuperar control de Hidroituango

En la primera semana de junio concluirían cuatro de los cinco frentes de trabajo prioritarios en el proyecto Hidroituango. Solo hasta que estos culminen, EPM podrá determinar el grado de afectación en la casa de máquinas y definir el cronograma que sigue en la central hidroeléctrica.
Tomada de Twitter EPM/ VANGUARDIA LIBERAL
EPM concentra sus esfuerzos en recuperar el control del proyecto.
(Foto: Tomada de Twitter EPM/ VANGUARDIA LIBERAL)

Jorge Londoño De la Cuesta, gerente de la empresa, informó este viernes que las obras avanzan “lento pero continuo”, después de alcanzar un hito en la construcción: llevar la presa a la cota de 410 metros sobre el nivel del mar.

Estos son los nuevos obstáculos que deben sortear contratistas y operarios de EPM para retomar las riendas del megaproyecto que supliría el 17 % de la demanda energética nacional.

Le puede interesar: Guía para entender la emergencia de HidroItuango

Reto uno: llegar a la cota 415 de la presa

El jueves pasado la presa alcanzó la cota de 410 metros sobre el nivel del mar, en los 480 metros de longitud del lleno. Cuando comenzó la contingencia en el proyecto hidroeléctrico, el pasado 28 de abril, el muro estaba en la cota 387 metros, lo que quiere decir que se construyeron 23 metros en 26 días.

La próxima meta en la obra es alcanzar los 415 metros para seguir robusteciendo la estructura. Este objetivo se lograría en la primera semana de junio.

Reto dos: terminar el vertedero

Con las cuatro compuertas operativas, las labores en el vertedero de Hidroituango se centran en culminar siete losas que faltan en los desagües de la estructura. Estos trabajos culminarían en dos semanas, justo cuando se presupuesta que el nivel del embalse, hoy en 381 metros, llegue a los 401 metros y pueda empezar a fluir por las compuertas.

Vea también: Creciente del río Cauca genera emergencia en Puerto Valdivia en Antioquia 

Con la media actual de evacuación del río Cauca, de 1.090 metros cúbicos por segundo, el agua represada está subiendo entre uno y dos metros por día, por lo que se necesitarían entre 15 y 20 días para que el agua fluya por el vertedero.

Reto tres: compuertas de la casa de máquinas

Otro de los frentes de trabajo actuales es la instalación de compuertas que permitan cerrar el paso de agua hacia la casa de máquinas, medida de urgencia tomada el pasado 10 de mayo para evacuar el cauce del río Cauca.

La última de las cuatro compuertas se terminará de instalar en la primera semana de junio.

Según explicó Londoño De la Cuesta, aún es prematuro hablar de sobrecostos hasta que se desinunde la casa de máquinas y se determine el grado de afectación. “Evidentemente es una cifra que no es pequeña, el proyecto sufrió una afectación importante que se está atendiendo. Ha sufrido alteraciones en estas tres semanas”, reconoció el funcionario.

Reto cuatro: sellar los túneles auxiliares

El asunto prioritario en el proyecto, para recuperar el control de las descargas aguas abajo del río, es el sellamiento del túnel derecho, el mismo que se ha tapado y destapado involuntariamente y que generó las afectaciones en Puerto Valdivia el sábado 12 de mayo.

“Es el tema más relevante en este momento para asegurarnos de que no se produzca una creciente súbita. Sellarlo es una labor compleja”, indicó Londoño.

¿Qué se hará? En camino, desde Barrancabermeja, está un megataladro que se instalará en la plazoleta de compuertas para hacer una perforación de más de 200 metros hasta llegar al túnel. Una vez realizada la perforación, se lanzará un tipo de concreto que se irá secando rápidamente hasta que quede sellado completamente.

El procedimiento con el taladro, que se utiliza usualmente por la industria petrolera, tomará al menos un mes; es decir, que solo quedaría taponado a finales de junio o a principios de julio.

Una vez clausurado, seguirá el taponamiento del túnel auxiliar. Este, según el gerente de EPM, tiene menos urgencia porque no ha presentado actividad desde el pasado 30 de abril.

Reto cinco: desembalsar el río Cauca

Evacuar el agua acumulada desde el pasado 28 de abril, arriba del proyecto, tomará varios meses, confirmó el gerente Jorge Londoño De la Cuesta.

EPM estudia dos alternativas para lograr la evacuación del afluente: construir un poso vertical con brazos laterales que permita desembalsar de forma controlada; o reforzar dos galerías de tránsito, para que, con blindaje apropiado, se puedan utilizar para evacuar grandes cantidades de agua.

“Se están evaluando ambas alternativas para determinar cuál es más eficiente en tiempos y en ejecución”, concluyó el funcionario.

 

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad