Domingo 27 de Mayo de 2018 - 06:02 PM

El australiano Will Power nuevo campeón de Indianápolis, el colombiano Muñoz acabó séptimo

El australiano Will Power, del equipo Penske, se proclamó este domingo como campeón de la 102 edición de las 500 Millas de Indianápolis, de marcada accidentalidad.
EFE /VANGUARDIA LIBERAL
El australiano Will Power nuevo campeón de Indianápolis, el colombiano Muñoz acabó séptimo
(Foto: EFE /VANGUARDIA LIBERAL)

Power, de 37 años, salió airoso de los siete accidentes que se dieron durante la prueba, que se corrió en medio de una alta temperatura y que de definió gracias a las decisiones acertadas que tomó el equipo del piloto australiano.

"Estaba tan decidido a conseguir el triunfo que al final lo logró", declaró Liz, la esposa de Power.

El equipo Penske ganó el campeonato de la serie 2014, y comenzó en la primera fila el domingo por tercera vez en cinco años.

"Simplemente no puedo creerlo", dijo después de la carrera. "No puedo describirlo. Tengo ganas de colapsar. No pude dejar de gritar", dijo el flamante campeón.

Power se puso al frente de la carrera cuando quedaban cuatro vueltas después que el español Oriol Servia y el británico Jack Harvey tuvieron que pasar por boxes al quedarse sin combustible.

El australiano aprovechó la oportunidad y dio al equipo de Roger Penske el decimoséptimo título en las 500 Millas de Indianápolis, mientras que para Power fue su segunda victoria consecutiva esta temporada.

Power había ganado también la prueba previa que se corrió a principio de mes en el mismo circuito de Indianápolis.

El estadounidense Ed Carpenter fue segundo, seguido por el neozelandés Scott Disxon. Otros dos pilotos locales, Alexander Rossi y Ryan Hunter-Reay ocuparon el cuarto y el quinto puesto.

El francés Simon Pagenaud entró sexto y el joven piloto colombiano Carlos Muñoz llegó séptimo, el de los latinoamericanos.

Al Servia, que falló por la falta de cálculo para dosificar el combustible, terminó en el decimoséptimo puesto.

Algunos de los grandes favoritos al triunfo, entre ellos la piloto estadounidense Danica Patrick, que corría su última prueba como profesional, sufrió un choque y tuvo que abandonar la prueba en la vuelta número 68.

Patrick estaba en el puesto 17 cuando perdió el control en la curva 2 y salió de la pista.

La estadounidense se había mostrado nerviosa antes de su última carrera, no se sentía cómoda y luego reflejó la tristeza del abandono.

Patrick se estrelló en lo que era su primera carrera de IndyCar desde 2011 y la que había elegido para poner punto final a su trayectoria profesional que le permitió ser la mujer de más alto nivel en las 500 Millas de Indianápolis (tercera en 2009) y las 500 de Daytona (octava en 2013).

Dijo sentirse devastada por la manera tan poco positiva como había puesto final a su carrera tras haber competido ocho veces en las 500 Millas de Indianápolis.

Publicada por
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad