Lunes 24 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

La Línea dejó ver a los primeros favoritos al título

El ciclista José Tito Hernández, del equipo Orgullo Paisa, se impuso en la tercera etapa del Clásico RCN 2018, que se disputó entre Calarcá, Quindío, y Anapoima, en el departamento de Cundinamarca, con un recorrido de 200,8 kilómetros.
Suministrada Diego Sinisterra / VANGUARDIA LIBERAL
El pedalista antioqueño José Tito Hernández del Orgullo Paisa se impuso en la tercera etapa del Clásico RCN 2018, que se disputó entre Armenia y Anapoima, vistiéndose de líder de la prueba que hoy volverá a tener una fracción de alta montaña en suelo cundinamarqués.
(Foto: Suministrada Diego Sinisterra / VANGUARDIA LIBERAL)

José Tito Hernández, corredor del equipo Orgullo Paisa, ganó la tercera etapa del Clásico RCN, que se disputó entre Calarcá y Anapoima, conguiendo además el liderato de la competencia.

Lea además: Rodó el esférico en la categoría libre

Hernández empleó un tiempo de 5 horas, 12 minutos y 49 segundos en los 200,8 kilómetros de un exigente recorrido que incluyó el Alto de La Línea (premio fuera de categoría), además de dos premios de montaña, uno de tercera y otro de segunda (El Copial), ubicado a cinco kilómetros de la meta.

El Alto de La Línea significó el primer acercamiento con la alta montaña en la edición 2018 del Clásico RCN y se esperaba que los ‘grandes gallos mostraran sus espuelas’, pero conocedores del recorrido que aún les falta ascender (Salto del Tequendama, Páramo de Letras y Alto de Mina), no salieron con un ritmo arrollador.

La tercera etapa, la más larga de la actual edición de la competencia (200,8 kilómetros) dio tiempo para que algunos de los más jóvenes del pelotón nacional se probaran y soñaran con coronar primero en La Línea, pero antes de cruzar el premio fuera de categoría Edward Beltrán (EPM- Scott), Rafael Montiel (Orgullo Paisa) y Javier Gómez (Boyacá es para Vivirla), otros con más experiencia, aceleraron y pasaron de largo formando la fuga justo en el descenso hacia Cajamarca.

Los capos de escuadra no se exigieron al máximo, pero subieron a buen ritmo y cortaron el pelotón en varias secciones, dejando a más de uno flotando y sufriendo en los primeros 21 kilómetros de carrera.

Los tres fugados alcanzaron a tener más de cinco minutos de renta frente al lote principal, que aprovechó el descenso hacia Ibagué y después llegó el falso plano donde las estrategias se fraguaron. El español Óscar Sevilla, del Team Medellín, se retrasó hasta la cola del pelotón para hablar con su entrenador José Julián Velásquez y por la conclusión de la etapa la orden fue atacar en el Alto de El Copial.

Y mientras se concretaban los planes alcanzaron a llegar otros 20 corredores que se habían quedado cortados en La Línea y con todo hablado, decidieron acelerar para terminar con la fuga.

Un grupo de siete corredores, entre los que se encontraba el bumangués Jefferson Pérez, del equipo Strongman-Coldeportes, arrancó primero e intentó dar la sorpresa, pero antes de tomar la vía a Girardot, a unos 60 kilómetros de la meta, los alcanzaron y tuvieron más elementos para trabajar y dar cacería al trío puntero.

En los últimos kilómetros el ritmo subió considerablemente, la fuga fue absorvida por el grupo y a cinco kilómetros del final, justo a la salida de Apulo, apareció el Alto El Copial donde se ‘prendieron’ los aspirantes al título final.

Óscar Quiroz, del Strongman, quiso defender su camiseta de líder, pero una caída sobre el final de la fracción le impidió disputar el embalaje. Los que sí se exigieron al máximo para ganar la etapa fueron los ‘pesos pesados’ y al final José Tito Hernández fue el más rápido, aunque equipos como el GW - Shimano, Team Medellín, Manzana Postobón y EPM - Scott ya mostraron las ‘cartas’ con los que buscarán el título.

Hoy el Clásico saldrá de Anapoima y terminará en Funza luego de 122,8 km. La montaña seguirá siendo protagonista pues los corredores tendrán que afrontar dos puertos de tercera categoría (el último a 11 km de meta), uno de primera y uno de Fuera de Categoría (Salto del Tequendama), también en el tramo final de la fracción.

Jefferson Pérez, el más destacado

Jefferson Eduardo Pérez, corredor del Strongman, fue el santandereano más activo de la fracción. “Fue una etapa bastante complicada, con el Alto de La Línea de salida, pero todo el equipo estuvo muy organizado y estaba motivado por el liderato que teníamos con (Óscar) Quiroz, aunque tuvo una enredón en el final de la etapa, por fortuna sin mayores problemas”.

El pedalista bumangués estuvo metido en la segunda fuga del día y en caso de haber encontrado apoyo en sus compañeros de aventura, se habría metido en la pelea por la etapa.

“Desde La Línea me tocó controlar, poner el paso en la subida, y luego el profesor me dijo que teníamos que estar pendiente a los ataques, y por eso en Ibagué me fui en la fuga con un grupo algo numeroso, pero ninguno colaboró y me tocaba poner paso pero nos cogieron y me quedé ayudando a nuestro líder”, expresó Pérez.

Publicada por
Contactar al periodista
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad