Martes 25 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Carlos Quintero fue el más rápido en la llegada a Funza

El Clásico RCN tendrá hoy una etapa determinante de cara a la lucha por el título, una contrarreloj individual de 28,5 km., entre Guasca y Sesquilé. Los favoritos son Óscar Sevilla, Juan Pablo Suárez, Fabio Duarte y Alex Cano.
Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL
El pedalista caldense Carlos Julián Quintero se impuso ayer en la cuarta fracción del Clásico RCN y asumió el liderato de la prueba, condición que deberá defender hoy en la contrarreloj individual de 28,5 kilómetros entre Gusca y Sesquilé, en terreno de columpios.
(Foto: Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL)

El corredor caldense Carlos Julián Quintero, integrante del equipo Orgullo Paisa, se impuso en la cuarta etapa del Clásico RCN 2018 que salió de Anapoima y terminó en Funza.

Quintero, sobre la línea de meta, superó a Miguel Ángel Rubiano (Coldeportes- Zenú) y a César Nicolás Paredes (Team Medellín).

Quintero reemplaza en el liderato a su compañero de equipo José Tito Hernández, quien se había vestido de amarillo en Anapoima.

“Es una felicidad inmensa, porque la verdad el trabajo en equipo ha dado los frutos, otra vez etapa y liderato, en una jornada que tuvo el ataque de Beltrán, quien es muy peligroso, salí a marcarlo y cuando llegó Rubiano pensé que él era el hombre para la etapa, pero lo logré pasar en los últimos 20 metros”, aseguró Quintero.

El nuevo líder reconoció que el triunfo de etapa y la camiseta amarilla es “una moñona, otro día de victoria y liderato para el Orgullo Paisa. Esta etapa me gustaba mucho porque es dura, con recorrido exigente, pero no puedo pedir más, siento mucha felicidad”, acotó.

La salida fue muy rápida pues había cerca de 27 kilómetros en descenso con dos metas volantes previas.

De ahí en adelante comenzó el ascenso, primero con el puerto del Alto de Capote, de tercera categoría, para luego ir a buscar el Salto del Tequendama, premio fuera de categoría. En ese trayecto, de más de 50 kilómetros, se fraguaron los primeros ataques.

Weimar Roldán, Jairo Cano Salas, Jaime Castañeda, Cristian Talero, Juan Villada, Javier González, Javier Gómez, el sabanero Eduardo Estrada y Robigzon Oyola fueron los primeros en atacar y la fuga alcanzó a registrar 4’:23’’ antes del primer puerto de montaña. Después se les unió Edward Beltrán, quien pasó de largo y les ganó el premio de primera categoría.

En el desvío hacia el municipio de Mesitas del Colegio los corredores se enfrentaron a una ‘pared’ de 4 kilómetros y el grupo se seleccionó aún más. Carlos Julián Quintero, el santandereano Jeferson Pérez, Edward Beltrán, Cristian Talero y Javier Gómez se fueron en punta y cuando faltaban 55 kilómetros para la meta le llevaban 2’:30’’ al lote principal en donde los equipos que más trabajaban fueron Orgullo Paisa, EPM-Scott y el Team Medellín.

El lote seguía con buen paso, pero Wilson Cardona, del GW Shimano que dirige Víctor Hugo Peña, atacó y a su rueda se le fueron César Cardona, Miguel Ángel Rubiano, Stiven Calderón, Aldemar Reyes y Rubén Darío Acosta.

Los dos grupitos se juntaron y Rubiano, Quintero, Pérez y Beltrán tomaron la punta y empezaron a trabajar en el terreno plano. A falta de 28 kilómetros le llevaban 2’ al lote principal.

En los metros siguientes los corredores del Coldeportes- Zenú, GW Shimano y Manzana Postobon se pudieron adelante del lote y empezaron a trabajar a tal punto que en la pancarta de los 20 kilómetros para el final se había bajado la diferencia en 20’’.

Los fugados mantuvieron el paso y el santandereano Jeferson Pérez se fue quedando en el último ascenso a Mondoñedo, dejando a sus cuatro compañeros en punta.

Al final los cuatro fugados disputaron la etapa y el lote, con Los principales aspirantes al título, arribó a cuarenta segundos y sin contratiempos.

Hoy se cumplirá la contrarreloj individual de 28,5 kilómetros entre Guasca y Sesquilé.

La voz del santandereano

Remberto Jaramillo, natural de Barrancabermeja y quien corre para el equipo Deprisa, fue el santandereano más destacado en la cuarta etapa del Clásico RCN, que terminó en Funza. Remberto hizo su balance después de la exigente jornada: “fue una etapa muy rápida y corta, pero con alta montaña... lo bueno fue que llenó la expectativa de la gente porque ya era una etapa decisiva y creo que el equipo la superó muy bien. Estuvimos atento a todos los ataques, al final se nos fue una fuga pero no cogió tanta diferencia y no había gente tan importante con relación a la general y todavía seguimos en la disputa del Clásico”, dijo.

Respecto a su actuación, que le permitió ser uno de los mejores del día, el corredor expresó: “al final estuve marcando los ataques antes del Salto del Tequendama y vi que no podía, entonces seguí en el grupo y guardé fuerza para el embalaje y al final me fue muy bien.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad