Publicidad
Jue Nov 23 2017
24ºC
Actualizado 03:31 pm
Eliminatorias Sudamérica - Copa del mundo
Copa del Mundo - Eliminatorias - Sudamérica
Sábado 12 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

Argentina tiene su ‘lamento boliviano’

Un golpe más a la Selección, que jugó mal, empató por el gol de Lavezzi y empujó en el final con mucho nervio. Fue un triste 1-1 contra Bolivia, el más flojo del continente, como en la Copa América. Messi no anduvo, como todo el equipo.

Un golpe más. Otro. Se venía de la paliza en Venezuela y ahora contra Bolivia. Una paliza. ¿Que no se perdió?
Conceptualmente sí, porque se empató en casa contra el equipo más débil del continente. Porque no se jugó nada bien. Porque Messi fue el prototipo del que no queremos que sea con la celeste y blanca, caído, apagado. Porque no hubo línea de juego. Porque no hubo frescura aunque jugaran Pastore y Ricky Álvarez, dos de buen pie. Porque la Selección sigue sin aparecer, sin entusiasmar, generando decepciones.

Desde el vamos se dio el partido que se esperaba, con un rival que se metió atrás como en la Copa América, que se cerró bien, que no generó espacios. El libreto de todo equipo que llega de punto. Y no hubo antídoto contra ese planteo: la Selección tuvo la pelota pero sin profundidad ni claridad, sin desnivel individual. Ni Messi podía dar el salto de calidad, aunque estuvo participativo en los primeros 45’. En el primer tiempo, más allá del pobre nivel, hubo chances de gol: le anularon mal el 1-0 a Higuaín, Pastore pegó un tiro en el palo y Leo tuvo el gol en su zurda, pero le pegó lejos.

El segundo tiempo tuvo más adrenalina. Más nervio también. Porque Bolivia se puso arriba con el gol de Martins, que aprovechó un error de Demichelis y después se divirtió con Micho y Burdisso, haciéndolos quedar en ridículo. Conclusión, al pasar: no hay respeto por Argentina, saben que en cualquier momento le pueden hacer daño porque la defensa no da seguridad, porque en cualquier momento pueda pasar lo que pasó.

Sabella sacó a Ricky y entró Lavezzi. Y, suerte para la desgracia, el ‘Pocho’ la metió en la primera que tocó, definiendo de zurda. Pero ese gol fue sólo eso, el del empate.

Hubo ansiedad, nervio, poco fútbol. Ni con otros pies finos como los de Pastore, Gago y Ricky, Messi se pudo iluminar. No se armaron sociedades para crear, fue ese empuje de equipo grande contra un rival que aguantaba. Pero ni la calidad individual apareció, Higuaín estuvo absolutamente desenchufado, aislado de todo.

Decepción de Argentina. Una más. La Selección sigue sin dar pie con bola. En este caso, no dio pie con Bolivia.

Publicada por
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Tabla de posiciones
Publicidad
Publicidad