Publicidad
Vie Ago 18 2017
22ºC
Actualizado 06:44 am
Domingo 04 de Diciembre de 2011 - 10:11 AM

El América se blanqueó

Anoche quedó ratificado que América es más corazón que fútbol, pero se encontró con un Once Caldas que tiene memoria futbolística y se llevó un valioso empate del Pascual Guerrero en el primer partido de los cuartos de final de la Liga Postobón.
Colprensa/ Vanguardia Liberal
El América se blanqueó
(Foto: Colprensa/ Vanguardia Liberal)

A pesar de jugar 91 minutos sin su goleador, John Freddy Pajoy —expulsado en el comienzo del choque por tocar la cara de Rubén Bustos—, los visitantes hicieron una propuesta inteligente, sin arriesgar demasiado, y conquistaron una paridad que los deja con la primera opción de ser semifinalistas el próximo jueves en su estadio.

El técnico Wilson Piedrahíta les dio la confianza a dos jugadores que tuvieron buen suceso en la fecha pasada en Ibagué, Leivin Balanta y Fernando Cárdenas, pero en esta ocasión no funcionaron en la mitad de la cancha, y América nunca supo aprovechar la superioridad numérica.

Al contrario, en muchos pasajes el local parecía el Once, que tocó el balón con mucha claridad, aunque sin crear mayor riesgo en el pórtico de Diego Restrepo, reemplazante de Julián Viáfara.

La primera parte desnudó las limitaciones de la plantilla escarlata, su salida es demasiado calcada, con Bustos o Paulo César Arango por la derecha, y por el centro intenta poco. Además, fue errático en la entrega del balón y el nerviosismo les cobró factura a varios jugadores. Los centros también fueron equivocados, siempre tuvieron como destino las manos del guardameta Juan Carlos Henao, que anoche no cometió ninguna equivocación.

Por ello, sin tener demasiada alimentación desde el medio, Jefferson Cuero fue constante dolor de cabeza para una defensa que sólo pudo contenerlo con faltas que fueron amonestadas por el quindiano Ramiro Suárez, de floja actuación. Incluso, Edwin del Castillo debió salir expulsado, pero el juez hizo caso omiso. En resumen, futbolísticamente el Once demostró su superioridad, con muy poco tiempo en la cancha de una de sus principales figuras, que tampoco estará en el Palogrande en el choque de vuelta.

Por su parte, América se aferrará a la posibilidad de un nuevo milagro para seguir con vida.

 

Lo primero es la promción

El técnico Wilson Piedrahíta ha dicho una y otra vez que jugar la Promoción es una vergüenza para el América y que para él lo más importante es garantizar la continuidad del equipo en la primera división.

Sin embargo, después de que la Dimayor resolvió dar espera a la confrontación con el equipo que resulte segundo en la B hasta tanto los rojos estén eliminados o concluyan la Liga Postobón, los objetivos parecen haber cambiado.

Hoy, el estratega santandereano y sus jugadores están ilusionados con llegar a las semifinales, pero al frente tienen a uno de los favoritos para adjudicarse el título: el Once Caldas, duelo que demandará un gran esfuerzo físico de parte de la plantilla escarlata. El sábado se jugó el partido de ida (0-0) y el jueves será el de vuelta, en Manizales.

Es allí donde se ha generado una gran incertidumbre entre directivos y aficionados: ¿la nómina alcanza para afrontar los dos retos?, sobre todo el que marcará su inmediato futuro deportivo.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Resultados deportivos
Liga
Torneo
Partidos
Tabla de posiciones
Publicidad
Publicidad