Publicidad
Vie Oct 20 2017
25ºC
Actualizado 11:02 am
Viernes 23 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

Un ‘tiburón’ muy santandereano

Un recorrido que puede durar minutos entre el aeropuerto Ernesto Cortissoz y el Hotel Country de Barranquilla se volvió eterno, y aunque la plantilla del Junior arribó en un vuelo chárter a la 1:30 de la madrugada de ayer, solo hasta las 5:30 de la mañana pudo llegar a su sitio de concentración.
Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL
Junior cumplió un gran segundo semestre en el que fue el mejor de la fase de todos contra todos y en los ‘play off’ dejó en el camino a Chicó, Millonarios y Once Caldas.
(Foto: Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL )

La razón una sola. Barranquilla estaba de fiesta por la séptima estrella que le bordó el equipo ‘Tiburón’ a su escudo gracias a la derrota que le propinó a Once Caldas, el mismo que les aguó las celebraciones en las finales de 2003 y 2009.   

El terminal aéreo estaba a reventar, parecía más bien el estadio Metropolitano en plena final, pero esa no fue la única sorpresa.

Un vehículo rojo, infaltable en las celebraciones de nuestro país, estaba aparcado esperando para convertirse en el carruaje de los artífices de esta alegría.

En el carro de bomberos había un lugar reservado para Sherman Andrés Cárdenas Estupiñán, el pequeño santandereano que se ha hecho grande por la calidad y exquisitez de su fútbol.

El jugador, quien anotó el tercer penal para el once currambero, le contó a Vanguardia Liberal la experiencia de coronarse campeón del Fútbol Profesional Colombiano.

Preguntas y respuestas

¿Qué fue lo primero que hablaron cuando ganaron el título?
Este equipo es muy creyente y muy unido, entonces lo primero fue darle gracias a Dios, oramos e incluso todos nos vestimos con una camiseta que decía ‘La gloria es para Cristo’.

¿Cuál fue la clave para lograr la séptima estrella?
El sacrificio y la fe que tuvimos todos. Además, la afición nos apoyó en las buenas y en las malas y en los momentos difíciles sacamos la jerarquía y nos demostramos que estábamos para grandes cosas y así fue.

¿Y usted qué pensó cuando se coronaron campeones?
Me sentí muy contento y orgulloso de haber ayudado a conseguir el título. Siempre tuve fe en el equipo, al igual que todos mis compañeros y eso nos sirvió.

¿Por qué no tuvo la posibilidad de ser titular en los partidos de la final?
En las semifinales de la Copa Postobón ante Millonarios sufrí un esguince de tobillo y tuve que recuperarme. Al final trabajé muy duro para poder estar en estos juegos y lo importante es que el profesor siempre me tuvo en cuenta.

Y le tuvo la confianza de ponerlo a cerrar el partido y de patear en los penales…
Sí. Jugar una final es muy emocionante así sean 10 minutos. Con La Equidad tuve la posibilidad de jugar el año pasado los dos partidos completos, y curiosamente perdimos contra Junior, pero reitero, así sea poco tiempo la emoción es inmensa.

Cuando se va a patear un penalti en una final, ¿qué se le pasa a un jugador por la mente?
Lo único que uno piensa es en tener tranquilidad. Uno no puede de-sesperarse, ni se puede dejar llevar por la presión. Desde que me dijeron que iba a cobrar decidí a donde patear y así lo hice, seguro de lo que iba a hacer.  

La locura en ‘La Arenosa’

¿Cómo fue el recibimiento?
Nosotros viajamos de Manizales a Pereira por tierra y allí nos esperaba un vuelo chárter para llevarnos a Barranquilla. Cuando llegamos la gente estaba esperándonos y era una locura total.

¿Qué les decían los seguidores?
Que gracias, que ese era el mejor regalo del año. La hinchada costeña tiene mucho sentimiento, se mueren por Junior y esa fue la excusa perfecta para adelantar el Carnaval.

¿Cómo es la hinchada juniorista?
El costeño es alegre, rumbero, y así nos esperaron… con música, con felicidad. Barranquilla se veía alegre y lo mejor es que miles de personas salieron a esperarnos.   

Y no podía faltar el carro de bomberos…
Sí, por todas las calles que transitamos había gente celebrando y felices por el título. Los hinchas se montaban encima de los carros y nos felicitaban, nos aplaudían. Es algo que yo no había vivido… es muy emocionante porque esta ciudad vive por Junior y es importante aportar un granito de arena y más cuando la afición nos apoyó en todo momento.

¿Sigue en el Junior?
Por ahora voy a descansar. Mañana (hoy) viajo a Bucaramanga para compartir con mi familia y en enero se aclarará el panorama. Acá me dijeron que siguiera, pero eso se analizará más adelante, pues también tengo ofertas de otros clubes.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (4 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Resultados deportivos
Liga
Torneo
Partidos
Tabla de posiciones
Publicidad
Publicidad